in

Star Trek: TNG – Los mejores episodios de Jean-Luc Picard


Si lo pudimos imaginar, entonces no es imposible“. Tan simple como eso. Es esa idea, constante en mi mente, la que me hace regresar, una y otra vez, al universo de Star Trek. Y no me refiero al viaje interestelar a velocidad warp o a los contactos con civilizaciones extraterrestres, ¡por favor!, sino a la idea de una sociedad verdaderamente justa, bajo una economía de recursos, donde todas las necesidades básicas del individuo están colmadas, y en donde la humanidad es guiada por una insaciable sed por expandir sus conocimientos y por encontrar, SIEMPRE, una salida ética a sus problemas más acuciantes. “Si lo pudimos imaginar, entonces no es imposible“. ¡Realmente lo creo!

Pensé, de más niño y con todo el futuro por delante, que tal vez podría ser testigo de esa transformación. Hoy, ya con los huevos al plato, lo dudo bastante. Por eso me enojé tanto con Star Trek: Discovery, que pone el foco en lo peor de nosotros, y no en lo que podríamos ser, traicionando todo lo que la serie pretendió ser alguna vez. Por eso, también, es que estoy tan contento con la vuelta de Jean-Luc, ese tipo que fue la creación colectiva de unas cuantas mentes utópicas, que se pusieron a pensar cómo podría ser la mejor encarnación de nosotros mismos.

Creo que es exactamente lo que muchos de nosotros necesitamos. Un modelo al que aspirar, alguien que nos inspire, desde la ficción especulativa, a no renunciar a un futuro mejor, aunque no lleguemos a verlo. Porque, en serio que lo creo, “si lo pudimos imaginar, entonces no es imposible“. Tan simple como eso.

Por eso está bueno ver que el actor que fue la personificación de esos ideales, finalmente entendió su rol en el esquema de las cosas, como queda bien claro en el siguiente video, en el que anuncia el regreso de Jean-Luc Picard.

¿Por qué Jean-Luc Picard?

Porque Jean-Luc es la encarnación de todo lo virtuoso que el ser humano puede llegar a ser. Un intelectual con el corazón de oro, un filósofo con el alma de un león, un tipo que cree (y cito) que “las cosas son imposibles hasta que dejan de serlo“. Un humano con una brújula ética inalienable, cuyas decisiones siempre son tomadas pensando en el bien mayor. Un personaje tan pero tan bien construido que, con el tiempo, llegó a influenciar al mismísimo actor que lo interpretaba, como bien dejó en claro Patrick Stewart en una entrevista:

Me encuentro hablando un montón acerca de Picard, y una de las cosas que he llegado a entender es que cuando hablo de Picard, también hablo acerca de mi. (…) En un sentido, Picard se fue expandiendo así y al mismo tiempo fue creciendo cada vez más cerca de mi, e incluso ha tenido alguna influencia en mi mismo. Me convertí en un mejor oyente de lo que nunca fui como resultado de interpretar a Jean-Luc Picard, porque esa es una de las cosas que él hace terriblemente bien.

Por eso Picard. Porque es el modelo ideal, porque es fuente de inspiración para convertirnos en mejores personas, porque es el héroe que necesitamos (aunque no sea, necesariamente, el que merecemos). Motivo de todo ello, y celebrando su regreso, veamos aquí los que yo considero sus mejores momentos.

Los mejores episodios de Jean-Luc Picard

“Encounter at Farpoint” (Temp. 1, Ep. 1 y 2)

Q, juzgando a la humanidad

El episodio piloto de Star Trek: TNG fue, como debió ser, la perfecta tarjeta de presentación de Jean-Luc Picard y de toda su tripulación. Es un capítulo doble, en donde la humanidad es enjuiciada por Q por todos sus pecados del pasado, por el salvajismo demostrado en el transcurso de nuestra historia. Aquí es cuando conocemos la era del “horror post-atómico”, aquello que sucedió entre la Tercera Guerra Mundial de 2053 y el primer contacto de Zefram Cochrane con los vulcanos (que luego quedaría mejor explorado en la película “Star Trek: First Contact”). Jean-Luc hace de abogado de la humanidad, demostrando que es un hombre de lógica y un experto en ética y en historia. Lo dicho: la mejor tarjeta de presentación del personaje.

Frase destacada: “Si vamos a ser condenados, seamos condenados por lo que realmente somos.”

“Starship Mine” (Temp. 6, Ep. 18)

“Die Hard” en la Enterprise

Durante un chequeo de rutina, donde toda la tripulación es evacuada, unos terroristas se infiltran a la Enterprise para robar los residuos tóxicos del nucleo warp. Los quieren para comerciar, para vender al mejor postor. De caer en las manos equivocadas, esos residuos seguramente serían usados con fines bélicos. Ah, pero no si Jean-Luc puede hacer algo para evitarlo. “Starship Mine” es como “Die Hard” dentro de la Enterprise, donde Picard demuestra que también puede ser un tipo rudo cuando la situación lo amerita. Él solo se carga a todos los terroristas, usando tanto su fuerza como su astucia, y evita lo que seguramente hubiese sido una catástrofe.

Frase destacada: “Mi nombre es Mott. Soy, er… soy el peluquero.”

“The Measure Of A Man” (Temp. 2, Ep. 9)

Picard, defendiendo la humanidad de Data

¿Qué constituye ser una persona portadora de derechos? ¿Puede un androide ejercer su libre albedrío por sobre el deseo de los demás o es meramente una propiedad? Sin dudas, “The Measure Of A Man” es el ejemplo perfecto de lo que “Star Trek: TNG” es en su núcleo: la búsqueda por encontrar aquello que nos hace humanos. Todo comienza el Comandante Maddox obtiene permiso de la Flota Estelar para desarmar a Data para ver qué lo hace funcionar. El androide, no muy seguro de las habilidades de Maddox, decide renunciar a su cargo, y allí estalla el conflicto. Jean-Luc, nuevamente, se pone en el papel de abogado defensor y deberá demostrar, más allá de toda duda, que Data es un ser consciente que tiene derecho a tomar sus propias decisiones y no una máquina que puede ser poseída.

Frase destacada: “Es posible no cometer ningún error y aún así perder. Eso no es debilidad; eso es la vida.”

“Best of Both Worlds” (Temp. 3, Ep.26 y Temp. 4, Ep. 1)

Locutus of Borg

Uno de los mayores “cliffhangers” en la historia de las series de TV. Punto. Un capítulo doble que pone los pelos de punta, aún cuando han pasado 28 años desde sus estreno. Jean-Luc Picard es asimilado por los Borg y utilizado contra la Federación. Todos sus conocimientos puestos en contra de lo que más ama. Una historia demoledora, que dejará terribles cicatrices psicológicas en el personaje.

Frase destacada: “Soy Locutus of Borg. La resistencia es fútil. Vuestras vidas, como lo han sido, se han acabado. Desde este momento en adelante, nos servirán a nosotros.”

“Family” (Temp. 4, Ep. 2)

Jean-Luc junto a su hermano Robert

Luego de ser convertido en Locutus of Borg, Jean-Luc se toma un merecido descanso y va a visitar a su familia en Francia, luego de 20 años de ausencia. Allí se encuentra con su hermano Robert, quien siempre resintió vivir en la sombra del gran capitán Picard. La tensión entre ellos es evidente y la mayor parte del episodio gira en torno a la dinámica de esta relación. Hasta que, como decía mi abuela, se “destapa la olla” y Picard llega a una importante conclusión, que le ayudará a sanar sus heridas psicológicas: que él, también, es solamente humano.

Frase destacada: “Tomaron todo lo que yo era. Me usaron para matar y destruir y no pude detenerlos. Debería haber podido detenerlos. Lo intenté… lo intenté con todas mis fuerzas. ¡Pero no fui lo suficientemente fuerte! ¡No fui lo suficientemente bueno! ¡Debería haber podido detenerlos!”

“Star Trek: First Contact” (Película, 1996)

La Reina Borg, intentando tentar a Picard

Un episodio en forma de película. Hora y media con lo mejor de “Star Trek: The Next Generation”. La tripulación de la Enterprise debe viajar al pasado, al descubrir que los borgs alteraron la línea de tiempo impidiendo que Zefram Cochrane hiciera el primer vuelo a velocidad warp, por tanto evitando el primer contacto entre humanos y vulcanos (el puntapié inicial para la nueva era de iluminación y prosperidad de nuestra especie). Aquí podemos ver a un Picard un poco fuera de tono, resentido todavía por su experiencia con los borgs (aún cuando en la serie habría demostrado estar por encima de sus miserias). A mi, en lo particular, me gustó mucho ver cómo, en el transcurso de la película, Jean-Luc hace las paces con su pasado y decide tomar la decisión correcta, a pesar de sus peores instintos. Con un poquito de ayuda, claro. Como Ahab y su ballena, pero con un final digno de nuestro héroe.

Frase destacada: “No voy a sacrificar la Enterprise. Hemos hecho demasiados compromisos, demasiadas retiradas. No lo haremos otra vez. ¡La linea debe ser dibujada aquí! Hasta aquí, no más. ¡Y “YO” los haré pagar por lo que han hecho!”

“Chain of Command” (Temp. 6, Ep. 10 y 11)

¡Hay cuatro luces!

Otro episodio doble con lo mejor de Picard. En esta ocasión, el capitán de la Enterprise es apresado cuando se infiltra en una instalación militar cardasiana al borde la frontera. Se creía que allí se guardaban armas biológicas para destruir un pequeño planeta en el espacio de la Federación, pero en realidad era una trampa. Torturado, humillado y despojado de toda su dignidad, Picard se niega, una y otra vez, a revelar información clasificada que pueda poner en peligro a los suyos. La actuación de Patrick Stewart es, simplemente, majestuosa.

Frase destacada: “¡Hay cuatro luces”

“Tapestry” (Temp. 6, Ep. 15)

Q, nuevamente, pone prueba la moral de Picard

Este es el episodio en el que Jean-Luc Picard muere. Muere por culpa de una terrible herida y por una falla en su corazón artificial. Y mientras la doctora Beverly Crusher lucha por devolverle la vida, la mente de Picard hace contacto con Q. El ofrecimiento de la entidad todopoderosa es simple: devolverá a Picard al pasado para que pueda evitar el incidente que lo llevó, en sus épocas de estudiante, a necesitar un corazón artificial. Si logra evitar aquel incidente, en el futuro podría sobrevivir a la herida. ¿El problema? El corazón de Jean-Luc quedó irreparable luego de salvar la vida de su mejor amigo, el cadete Corey. Ay, ay, ay, ¡esos dilemas éticos!

Frase destacada: “Hay muchas partes de mi juventud de las que no estoy orgulloso. Hubo… hilos sueltos, partes desordenadas que me gustaría quitar. Pero cuando arranco uno de esos hilos, se descose el tapiz de mi vida.”

“The Inner Light” (Temp. 5, Ep. 25)

Picard, viejo, en el planeta Kataan.

Sin dudas, el mejor capítulo no solo de Jean-Luc Picard, sino de toda la serie en su conjunto. Todo comienza cuando la Enterprise se aproxima a una boya espacial y Picard cae inconsciente en el medio del puente de mando, para despertarse en una aldea desconocida por él, sobre el planeta Kataan. Allí todos los conocen como Kamin, es considerado el excéntrico del lugar, tiene una esposa que lo ama y amigos que lo idolatran desde siempre. Y mientras su tripulación trata de despertarlo en el puente, para él transcurre toda una vida, donde tiene hijos, nietos y se vuelve viejo, amado por todos y habiendo aprendido a tocar la flauta. Una locura de episodio, con una vuelta de tuerca realmente tan tierna como trágica. Hermoso. Verdaderamente hermoso. Se me pone la piel de gallina.

Frase destacada: “Siempre creí que no necesitaba tener hijos para completar mi vida. Ahora no me puedo imaginar mi vida sin ellos.”

“All Good Things…” (Temp. 7, Ep. 25)

El Picard del futuro, intentando encontra la solución del confuso puzzle temporal

El episodio final de la serie de TV y el cierre perfecto de lo que fueron las aventuras televisivas de Jean-Luc y su tripulación. Una anomalía en el espacio-tiempo hace que la mente de Picard viaje, sin advertencia, por el pasado, presente y futuro de su vida. Los viajes dejarán a nuestro colosal héroe confundido, pero poco a poco comenzará a encontrar la lógica de lo que está sucediendo. Porque todas las cosas buenas tienen que llegar a su final…

Frase destacada: “Mr. Data, usted es un hombre muy listo, en cualquier período temporal.”

¿Qué podemos esperar de Jean-Luc en el Futuro?

Difícil decirlo. Ni los productores, ni los guionistas, ni siquiera el mismísimo Patrick Stewart lo saben. Sí adelantaron que puede que “ya no sea Capitán, ni el Picard que recordamos, pues han pasado 20 años” desde la última vez que lo vimos (que fue en Nemesis, la última película de Star Trek: TNG).

Solo el tiempo lo dirá. En lo personal, espero que su regreso nos vuelva a inspirar, que regrese para recordarnos que un futuro mejor es posible y deseable. Que regrese para demostrarnos que no debemos renunciar a todo lo que alguna vez creíamos posible y que, a pesar de las adversidades, siempre hay una forma ética de salir adelante. Porque “las cosas son imposibles hasta que dejan de serlo

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ferzzola

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0
Coches Tesla

El mecánico rebelde que revive coches Tesla

James Fridman, el mejor troll de Photoshop en Internet (Galería)