in

Super Ball Bot: El extraño robot explorador plegable de la NASA

Super Ball Bot
Super Ball Bot

La agencia aeroespacial norteamericana nos tiene acostumbrados a la desorbitante creatividad que se desprende de sus proyectos, pero hay días en los que uno renueva su capacidad de asombro. El Super Ball Bot es un extraño robot explorador plegable que podría ser el próximo visitante de Titán, la luna de Saturno a la que tantas ganas le tenemos.

El proceso de descenso controlado en un terreno espacial es algo delicado y requiere de una coreografía estudiada a la perfección, sobre todo cuando estamos tratando con robots rovers o sondas que pueden llegar a costar cientos de millones de dólares en producirse y prepararse para la misión. NASA es experta en estos temas, pero también sabe de proyectos que han salido mal o se han cortado antes de su finalización por culpa de no poder dar con un sistema de descenso controlado que garantice que las cosas en el Espacio saldrán bien. Si queremos descender en Titan para explorarla en su totalidad, tendremos que contar con robots que puedan llegar hasta allí sin averiarse y descender cómoda e inocuamente, como lo hará el Super Ball Bot.

Según el artículo original provisto por Spectrum.ieee, que consiguieron una entrevista con los responsables del proyecto, su estructura y funcionamiento está basada en el concepto de Tensegridad, que surgió en algunas instalaciones artísticas modernas. La tensegridad (que viene de “tensional” e “integridad”) consiste en estructuras de componentes rígidos unidos por materiales flexibles. Por ejemplo, varas cilíndricas de acero unidas con cables elásticos. No hay ejes o bisagras que deben fortalecerse para soportar el esfuerzo del robot al descender a la superficie objetivo, sino que la propia estructura “rebota” y se contrae absorbiendo el impacto y protegiendo el núcleo del Super Ball Bot. Una vez a salvo en la superficie, el robot explorador comienza a avanzar sorteando obstáculos utilizando su sistema de tensegridad al máximo, deformándose y re armándose en cuestión de segundos.

Super Ball Bot
Super Ball Bot

Por ahora sólo cuenta con algunos motores pequeños, por lo que las pruebas son todavía muy primigenias y no dan cuenta de cuál será el aspecto final y funcionamiento del robot. De todas formas, el Super Ball Bot estará preparado para cuando llegue el momento de entrar en acción, pueda caer desde más de 100 kilómetros de altura sin sufrir daños y sin usar ningún tipo de paracaídas. La idea de la NASA es enviar varios de estos robots flexibles a Titán para soltarlos allí y comenzar una exploración múltiple barriendo más terreno y al mismo tiempo. Falta muchísimo, pero por lo menos ya vamos viendo en qué están pensando.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Nico Varonas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

La NASA busca controlar robots con Oculus Rift y Kinect 2

Enlaces Recomendados de la Semana (Nº235)