in

SYNEK: Una “máquina espresso” de cerveza en tu casa


Una botella puede ser conveniente para la comercialización de la cerveza, pero no tiene nada de conveniente para quien la consume. Una vez abierta comienza a perder sus propiedades, y quien desee evitarlo necesita como mínimo comprarla en barril. Ahora, ¿qué tal si pudieras romper con eso? El café en cápsula cambió la vida de muchas personas, y la máquina SYNEK espera causar el mismo efecto entre los amantes de la cerveza.

Supongamos que la noche pasada fuiste a un bar y bebiste un poco de cerveza. Nada de botellas individuales, sino una buena jarra servida directamente del barril. Digamos que esa cerveza te gustó un poco más de lo usual. La temperatura, la consistencia, el sabor, todo se encontraba en el punto exacto. Hasta aquí, la idea de reproducir eso en el hogar parece imposible, a menos que fabriques tu propia cerveza (en ese caso no necesitarías ir a bares/pubs para beber) y cuentes con un sistema relativamente avanzado para almacenarla. Sin embargo, Steve Young creó una máquina que permite a cualquier aficionado a la cerveza tener acceso a ese sabor tan específico, directamente en sus casas. ¿Cómo? Seguro te has cruzado alguna vez con máquinas espresso como la Dolce Gusto de Nestlé, que prepara café a partir de pequeñas cápsulas. Bien, la máquina SYNEK hace algo similar con tu cerveza favorita.

 

El primer paso es llenar los “cartuchos”, que en realidad son bolsas especiales selladas al vacío y con protección UV. Para ello se utiliza un pequeño adaptador compuesto por dos válvulas, conectadas al grifo y a la bolsa (el segundo vídeo tiene más detalles). La presión máxima en estos cartuchos es de 30 PSI, y su capacidad asciende a un galón, o como preferimos de este lado, 3.78 litros. Aunque no lo recomienda del todo, el responsable de SYNEK confirmó que estos cartuchos pueden ser reutilizados, y el costo de cada cartucho nuevo no debería exceder el dólar. Una vez lleno, el cartucho se conecta a la máquina SYNEK, que mantiene la cerveza fría y presurizada, con ayuda de un tomacorriente y pequeñas dosis de dióxido de carbono. El usuario puede ajustar temperatura y presión, además de cambiar cartuchos sin que la cerveza en cada uno pierda calidad. De hecho, sus propiedades permanecen intactas por 30 días, o incluso más.

 

Con 21 días por delante, SYNEK ha recibido en Kickstarter más de 150 mil dólares, sobre un total de 250 mil. Aún queda por determinar el diseño final de la máquina, y la cantidad de cartuchos que se entregarán con cada una (se calcula entre cinco y diez), pero cualquier interesado puede reservar una de estas unidades al precio de 299 dólares, sin incluir envío. Todavía quedan poco más de cien SYNEK a ese precio, y después, dará un salto hasta llegar a los 349 dólares. Si todo sale bien, las primeras entregas se llevarán a cabo entre abril y mayo del año entrante.

Reportar

Escrito por Lisandro Pardo

¿Qué te pareció?

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

La búsqueda de Android, ahora con “OK Google” en español

MIT crea una membrana económica que separa al petróleo del agua