El coche volador TF-X tiene nuevo diseño

Han pasado más de dos años desde su anuncio original, y muchos creyeron que había mordido el polvo como otros tantos proyectos. Sin embargo, la gente de Terrafugia sigue firme con la idea de crear su propio coche volador, que lleva el nombre de TF-X. La novedad es que la compañía ha implementado un nuevo diseño, y evaluará un modelo a escala dentro de un túnel de viento para comprobar su estabilidad.

En estos últimos tiempos, las iniciativas privadas de vuelo más importantes sufrieron serios inconvenientes. El 31 de octubre de 2014, el SpaceShipTwo VSS Enterprise de Virgin Galactic sufrió un terrible accidente, provocando la muerte de uno de sus pilotos. La sensación es que el turismo espacial necesitará décadas para recuperarse de semejante golpe, aunque Virgin Galactic tiene una gran oportunidad a futuro con el lanzamiento de 39 satélites para la constelación OneWeb. Un poco más cercanos a la tierra aparecen los coches voladores, y aún recordamos muy bien el accidente del prototipo Aeromobil. Su piloto dejó el hospital prácticamente ileso, pero las imágenes nos enseñaron al coche volador transformado en un pretzel metálico.

 

Aún así, muchos creen que el fracaso es apenas un paso más en la larga escalera hacia el éxito, y con eso en mente nos volvemos a encontrar a la gente de Terrafugia, que presentó un nuevo diseño para su vehículo TF-X. Concedido: Los tiempos de Terrafugia han quedado completamente distorsionados, una clara demostración de lo difícil que es llevar un coche volador al mercado. Todavía debe colocar en el mercado al Transition, con su debut ahora proyectado para el año 2017, y un precio cercano a los 400 mil dólares. En 2013, Terrafugia dijo que el TF-X demandaría poco más de una década en investigación y desarrollo, lo cual derriba el entusiasmo de muchos, pero los avances se están acumulando, y una buena prueba de ello es el nuevo diseño en sí.

El siguiente paso es evaluar el rendimiento aerodinámico del TF-X en el túnel de viento Wright Brothers a cargo del MIT, aunque esto no se hará con un prototipo completo, sino con un modelo a escala (1:10, de acuerdo a la información disponible). Es exactamente el mismo túnel que se utilizó para estudiar los modelos del Transition, por lo tanto, es un proceso sin dudas familiar para Terrafugia. La espera será larga, sin embargo, podemos ser muy pacientes. Este siglo nos debe dar un coche volador de un modo u otro…

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

  • No veo puertas, por donde se entra a la cabina del “piloto/chofer”? o.O

    • MakoMod

      A mí me parece ver una puerta, pero da la impresión de que habrá que levantar un poco la pata para entrar.

  • Johan Villeras

    Exacto, prototipos como estos prometen, no aquella babosada de avioneta con forma de auto que necesita pista de despegue/aterrizaje, el verdadero auto volador debe poder despegar en vertical.

  • Oscar Vela

    Y aún existiendo la tecnología que nos permita volar en un vehículo similar, quedarían decenas y decenas de regulaciones para poder surcar los aires de forma segura, tanto para el conductor interno, como para el externo y un largo etc. Creo que para que esto sea una realidad aplicable falta, no mucho, sino lo que le sigue. Pero como concepto a nadie daña. Saludos.

  • abc

    Terrafugia Transition ya esta a la venta (el modelo anterior), me gusta la idea de el nuevo modelo TF-X, aunque me gustaria un modelo estilo harrier en el que no se ocupen rotores superiores, si no las turbinas esten apuntando hacia abajo de auto para poder despegar desde cualquier lugar, incluso desde la carretera, con la misma turbina anterior para el impulso hacia el frente y por que no, una turbina en frente para poder retroceder y rotar en circulos en plano horizontal, eso ya seria de lujo.