To bit or not to bit: ¡Prueban que la astrología funciona… si creemos en ella!

To bit or not to bit: ¡Prueban que la astrología funciona… si creemos en ella!

52 Flares Twitter 49 Facebook 0 Google+ 3 Pin It Share 0 Email -- 52 Flares ×

La semana pasada hablábamos acerca de por qué en nuestra sociedad tecnificada las supersticiones están más vigentes que nunca. Pues bien, cuando nos internamos en la astrología nos encontramos con muchos investigadores odiados por el mundo astrológico. Y no es para menos. Descubrieron, entre otras cosas, que creer en los astros puede influenciar tan fuertemente nuestra personalidad que puede convertirnos en personas muy diferentes a las que en realidad queremos ser. ¡Todos los detalles en esta nota!

Hans Eysenck fue un sicólogo que nunca se contentó con que las cosas se dieran por sentadas. Entre otras cosas, se metió con la astrología. Básicamente la astrología predice cómo se ve afectada la personalidad de alguien en función de su signo . Decidió entonces pasar a la accion: ¿por qué no formalizar estudios de campo acerca de la validez o no de este arte milenario? ¿Hasta dónde las personas se desarrollan como su signo astrológico lo indica? Heysenck desarrolló estonces un estudio junto con Jeff Mayo, un astrólogo británico, director de la Mayo School of Astrology.

To bit or not to bit: ¡Prueban que la astrología funciona… si creemos en ella!

En esa época, Eysenck era famoso por su categorización orientativa de los tipos de personalidad, que era referencia obligada en los estudios. Un sistema complejo que maneja un rango entre dos extremos: desde los personas más extrovertidas a las más introvertidas. Fue entonces que se dio cuenta que la astrología hace algo similar: divide los signos en seis “signos extrovertidos” y seis “introvertidos”. A su vez, cada grupo de seis signos se divide en dos grupos de tres, en donde cada subgrupo comparte en mayor o menor medida la característica del grupo general.

Las condiciones estaban dadas: se juntarían los universos sicológicos y astrológico para abordar un tema espinoso. ¿Resistiría la astrología esta prueba científica?

Tiempo antes, Geoffrey Dean, un astrólogo devenido en científico, había hecho algunas pruebas analizando la vida de diferentes grupos personas que habían nacido al mismo tiempo. Según la astrología, su destino debería ser cuanto menos similar. Sin embargo, estos estudios no arrojaron similitudes significativas. Aunque siempre se podía argumentar que nacieron al mismo tiempo pero no en el mismo lugar (ni provenían de la misma condición social ni etc., etc.).

El caso de Eysenck era diferente. No se trataba de comparar personas entre sí sino ver hasta dónde sus personalidades coincidían con las predicciones.

Se pusieron entonces manos a la obra: el universo analizado durante el estudio “astrológico” consistió en encuestar a más de dos mil clientes y estudiantes de la escuela de Jeff Mayo. Por un lado, se les hizo completar un cuestionario desarrollado por Eysenck para determinar el tipo de personalidad según su modelo, y por otro, se establecía su “personalidad astrológica” a partir de la fecha de nacimiento.

¿El resultado?: Las personalidades Eysenckianas coincidían con lo predicho por el signo astrológico. Los de signos considerados más introvertidos obtuvieron puntajes más elevados en las áreas de introversión de la encuesta de Eysenck. Lo mismo sucedió para el caso de los extrovertidos. El revuelo fue grande. Los periódicos de la época se hicieron eco de semejante resultado. Los defensores de la astrología consideraron al estudio como la prueba definitiva de la validez de sus teorías y se aprestaron a recibir un aluvión de nuevos clientes.

Pero Eysenck no se quedó conforme. Había un detalle importante: todos los encuestados creían en la astrología. Se preguntó entonces qué pasaría si el mismo estudio se realizaba con personas que no creyeran.

Los nuevos estudios se centraron por un lado en un grupo de niños, quiénes “difícilmente hubieran oído acerca de las características de la personalidad relacionadas con los diferentes signos celestes”, y por el otro en adultos a quiénes, entre otras preguntas de la escuesta, se los evaluaba para saber hasta dónde creían o tenían conocimientos astrológicos.

Esta vez los resultados fueron mucho más impresionantes: tanto para el grupo de niños como para quienes no creían en la astrología, los resultados no mostraron ninguna correlación entre el tipo de personalidad y cómo esta supuestamente debía ser en función del signo.

La conclusión de todos estos estudios fue clara: quienes creen en la astrología se convirtieron con el correr del tiempo en personas cuya personalidad coincide con lo que su signo determina que deben ser.

¿Por qué la gente sigue creyendo? Por un lado, está nuestro deseo por tener siempre todo bajo control. Por otro, en general todos los vaticinios son positivos y dicen una serie de generalidades que le suelen quedar bien a todo el mundo. No imagino un horóscopo como el que se puede leer aquí a la derecha en el destacado…

Creer en la astrología es sólo uno de tantos elementos que puede influenciar nuestra personalidad. ¿Es mejor no creer en nada? Atención, porque no creer en nada ya es creer en algo.

¿Cuántas personas son de una forma determinada porque así se los condiciona? Por caso, si a alguien le dicen “gordito” desde chico (o “estúpido”, como habitualmente escucho que mi vecina le dice a su hijo), la personalidad ya se está moldeando. Cada información va dejando una huella en nuestro cerebro, ciertamente difícil de borrar después de muchos años.

¿Cuánto de lo que somos es porque así lo deseamos y cuánto es lo que se nos dice que tenemos que ser?

Hasta el próximo To bit or not to bit.

El horóscopo NeoTeo de hoy: “Salud: una hernia lo hará gritar entre horribles estertores. Dinero: le embargarán la casa. Amor: encontrará a su pareja teniendo sexo con su mejor amigo. Sorpresa: lo morderá un rottweiler en diversas partes de su cuerpo.”


Avatar de Gianni Sabbione
Autor: Gianni Sabbione Gianni Sabbione es editor literario, científico y músico. Como editor trabajó y trabaja en editoriales y medios internacionales de EE.UU., España y Latinoamérica. Es asesor en reorganización y automatización de áreas de IT e investigó en IA y redes neuronales. Es cantante de su banda, Machaca, y aprovecha su perfil en Neoteo para promocionarla (www.machacapoprock.com). Al menos hasta que se de cuenta el Sr. Director del sitio.
  • mevalesverga

    Atención, porque no creer en nada ya es creer en algo

    Es la estupidez mas grande del universo!!!!!

    • Anónimo

      #1 Hay que ser muy consecuente para mantener un escepticismo constante. Uno cree al menos en su propia incredulidad. Como decía Chesterton, "para ser ateo, hay que tener mucha fe en que Dios no existe".

  • Nhemezis

    Eso quiere decir, a grosso modo, que la gente cree en Dios es porque fue "moldeada" por su religión desde niños? Entonces… no hay cuchara…

  • Ender

    Muy bueno, mi hizo acordar a esto:
    http://www.youtube.com/watch?v=ulrHZFnOnnY
    La homeopatía la otra gran mentira!

  • BestmanPi

    Ojo!, que creer en la ciencia "seria" a día de hoy tambien requiere de un acto de fé muy grande. Mucha de la ciencia moderna (astonomía, física cuántica, neurociencia, etc…) se basa y apoya en muchcos conceptos y principios que el común de los mortales, al no poder comprobar tiene que hacer un acto de fé para creerselos, con lo cual, la Ciencia , en estos casos, pasaría a equipararse a la pseudociencia. La diferencia de la Ciencia y la Pseudociencia es que la primera puede o creer poder demostrar ciertas cosas y la segunda, a pesar de que se observan los resultados, no se puede demostrar como se ha llegado a ellos, pero, en principio, no se debe de descartar algo por el dimple hecho de no conocerlo. Eso sería de ignorantes… y como dijo un sabio en una ocasión: "Cuanto más sé, más cuenta me doy de lo poco que sé"

    • Anónimo

      #5 Un acto de fe, es creer lo que estás diciendo.

  • Jorge

    Si crees y sientes que es cierto, lo será. ¿El "Secreto"?

    P.D: Tu vecina es una maldita xD

    • Anónimo

      #6 Siento y creo que eres un idiota.

  • Anónimo

    Hay un capitulo de REDES que trata el tema de las creencias se titula: "Programados para creer" muy bueno, lo recomiendo, aqui el link –> http://goo.gl/3AmvN

  • MaXimO

    personalmente no creo en eso. Creo qe la astrología es una ciencia en contrucción, tiene muchas cosas difíciles de demostrar no por ello los fenómenos no serán ciertos.

    Se qe una persona puede cambiar su personalidad, pero no lo lograría en absoluto la astrología sola…

    • Anónimo

      #8 ¿La astrología ciencia? Eso sí que es un extremo de la ignorancia.

  • German

    ¿En construcción? La astrología existe desde hace miles de años, desde antes que la mayoría de las ciencias, ¿pero está "en construcción"? Pues vaya que tardan en "construir".
    Sin contar con que se basa en principios y cosmovisiones demostradas falsas hace siglos en incluso milenios, y los sigue usando sin alterarlos, como si nada. "Construyendo" sobre esa base no creo que lleguen a nada.

    PD: para ser ciencia, aunque sea "en construcción", lo primero que hay que hacer es usar es el método científico, si no, no podemos hablar de ciencia. Cuando la astrología comience a usar el MC, podremos hablar de ciencia.

  • German

    ¿En construcción? La astrología existe desde hace miles de años, desde antes que la mayoría de las ciencias, ¿pero está "en construcción"? Pues vaya que tardan en "construir".
    Sin contar con que se basa en principios y cosmovisiones demostradas falsas hace siglos en incluso milenios, y los sigue usando sin alterarlos, como si nada. "Construyendo" sobre esa base no creo que lleguen a nada.

    PD: para ser ciencia, aunque sea "en construcción", lo primero que hay que hacer es usar es el método científico, si no, no podemos hablar de ciencia. Cuando la astrología comience a usar el MC, podremos hablar de ciencia.

  • German

    ¿En construcción? La astrología existe desde hace miles de años, desde antes que la mayoría de las ciencias, ¿pero está "en construcción"? Pues vaya que tardan en "construir".
    Sin contar con que se basa en principios y cosmovisiones demostradas falsas hace siglos en incluso milenios, y los sigue usando sin alterarlos, como si nada. "Construyendo" sobre esa base no creo que lleguen a nada.

    PD: para ser ciencia, aunque sea "en construcción", lo primero que hay que hacer es usar es el método científico, si no, no podemos hablar de ciencia. Cuando la astrología comience a usar el MC, podremos hablar de ciencia.

  • Anónimo

    Leyendo y analizando el artículo, he llegado a la conclusión de que no se ha probado que la astrología funcione, sino que se ha probado que lo que profesa la astrología es un condicionador de la conducta de las personas, pero no que la astrología funciona. Porque ésta dice que los astros influyen en la personalidad, y en realidad acá lo que está influyendo en la personalidad, es la creencia en esta y no los astros.