Turning The Place Over: el edificio con la pared que rota

Un escultor británico ha diseñado una obra de arte conceptual, abriendo una pared que ahora gira y ofrece a los transeúntes una vista del interior

Richard Wilson es un escultor inglés, de lo más conocidos y respetados en su país, que un día tuvo la extravagante idea de abrir un hueco en una pared exterior de un edificio.

Pero no un hueco cualquiera: es un hueco que al girar mueve consigo todo lo que en el se encuentra, sean ventanas o material de concreto. La obra se encuentra en Liverpool y se denomina Turning The Place Over. Fue construida en el edificio Wine Lodge, y la idea de Wilson fue lograr una suerte de voyeurismo encubierto, en el cual los transeúntes pueden espiar hacia el interior del edificio mientras pasan cerca de el.

Dado que el edificio se encuentra cerca de la estación de Moorfields y esta es una de las más concurridas, es un hecho que Turning The Place Over será visto por mucha gente. Desarrollar el concepto, o mejor dicho materializarlo, tuvo el nada insignificante precio de 680.000 euros, y luego de 8 meses de trabajo está listo para comenzar a girar a partir del 20 de Junio.

De 8 metros de diámetro, Turning The Place Over girará hasta mediados de 2008, y es considerado por artistas británicos como la obra de arte público más atrevida en la historia inglesa.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%