Una nueva celda solar supera el 26 por ciento de eficiencia

Casi al límite de lo que puede ofrecer el silicio

Varios experimentos con tecnología solar han disparado la eficiencia de las celdas más allá del 40 por ciento, sin embargo, en lo que se refiere a diseños de silicio convencionales se calcula que el techo teórico es de un 29 por ciento. Cualquier opción que supere el 20 por ciento es ideal para aplicaciones comerciales, pero la compañía japonesa Kaneka acaba de presentar una nueva celda solar capaz de alcanzar una eficiencia del 26.6 por ciento, estableciendo así un nuevo récord.

Uno de los aspectos más delicados y complicados en la adopción de energía solar para consumo personal es el costo, en especial cuando hablamos del proceso de instalación. Los usuarios necesitan saber con precisión cuánto tiempo les tomará recuperar la inversión total, y un buen punto de partida en la reducción de ese factor es obtener paneles con la mejor eficiencia. Los expertos sugieren un límite superior para las celdas de silicio en el orden del 29 por ciento (29.1-29.4). Técnicamente ya fue cruzado, pero esos prototipos requieren diseños y materiales mucho más exóticos, lo que vuelve a quebrar la relación costo-beneficio. El mercado buscará exprimir al máximo todas las opciones en silicio, y las últimas novedades nos llevan a Japón, donde la Corporación Kaneka acaba de romper un nuevo récord.

Cada punto de eficiencia ganado ayuda a reducir los costos de la energía solar

Su nueva celda solar de 180.4 centímetros cuadrados registra una eficiencia del 26.6 por ciento, ubicándose un punto por arriba de la marca previa (que estaba en manos de Panasonic). En un principio, la celda había alcanzado un 26.3 por ciento, pero una serie de optimizaciones permitieron a los desarrolladores extraer ese 0.3 por ciento adicional. La clave detrás de esta celda es una técnica propietaria de heterojunción que minimiza las bandas energéticas, y a esto se suma una serie de electrodos de baja resistencia ubicados en la parte trasera de la celda, que ayudan a recolectar una mayor cantidad de fotones. La fabricación de la celda es compatible con los métodos industriales disponibles, por lo tanto, sus mejoras no deberían perderse en un laboratorio.

Aún así, hay que tener paciencia. Se necesita más trabajo y pruebas adicionales antes de que las celdas puedan dar forma a un panel solar listo para ser instalado. La investigación de Kaneka fue financiada por el gobierno japonés a través de su agencia NEDO, y el próximo objetivo es seguir bajando costos.

Deja tu voto

6 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 26

Upvotes: 16

Upvotes percentage: 61.538462%

Downvotes: 10

Downvotes percentage: 38.461538%