ASMR, y el furor de cortar jabones en YouTube

El placer llega a través de estímulos inesperados

Gente cortando jabones, escribiendo en papel con una pluma antigua, tallando madera, abriendo paquetes… no parecen ser actividades particularmente interesantes, pero una extraña combinación visual y sonora les ha permitido tomar por asalto a YouTube, Instagram, y el resto de las redes sociales. Bienvenido al ASMR, siglas para «Autonomous Sensory Meridian Response», una experiencia cuya descripción cambia en gran medida de una persona a la otra.

Si uno dedica algunos minutos a recorrer perfiles en Instagram, lo más probable es que se cruce con cosas muy extrañas, incluyendo a pequeños cortos con gente cortando y picando jabón. Lo primero que nos viene a la mente es «para qué», pero en realidad se busca registrar todo el aspecto visual y sonoro del proceso. El color del jabón, el ruido de su paquete al abrirlo, los pequeños golpes del cuchillo sobre la tabla de madera, y más. Ahora, el jabón no es algo obligatorio. Otros usuarios y youtubers están haciendo lo mismo con comida, madera, tela, cepillos, tijeras… la lista sigue. Al mismo tiempo, también encontramos podcasts de gente hablando con una voz muy suave, y digo «podcasts» porque algunos vídeos duran más de 40 minutos con facilidad. ¿Qué está pasando?

El término oficial es ASMR, Autonomous Sensory Meridian Response. Ese título no nos dice mucho, y cuando buscamos una explicación entre aquellos que lo experimentan, todo se complica un poco más. Algunos hablan de un cosquilleo en la cabeza, que a veces se manifiesta en el cuello y los hombros, baja por la espalda y llega a las extremidades. Una especie de «corriente» muy leve, que relaja y causa placer. Un amplio número de vídeos ASMR ha sido preparado con el objetivo de ayudar a otras personas a dormir. ¿Recuerdas nuestra recomendación de sonidos para dormir? El ruido de lluvia y los truenos de fondo son una forma de ASMR muy popular.

Desde un punto de vista técnico, el contenido ASMR aparece dividido en dos categorías: Intencional e involuntario. Los instagrammers cortando cosas pertenecen a la primera categoría, mientras que algo tan simple como una persona cocinando sin decir palabra de por medio puede transformarse en un ASMR involuntario. Sin embargo, el jabón picado es apenas la punta del iceberg. Los vídeos más elaborados reproducen juegos de rol enfocados en la atención personal, de modo tal que simulan acciones como lavar y cortar el cabello, o pintar las uñas. En lo personal… el ASMR no funciona para mí, y a la hora de dormir necesito silencio y oscuridad, pero no dejes de probarlo. Podría sorprenderte.

Deja tu voto

2 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 10

Upvotes: 6

Upvotes percentage: 60.000000%

Downvotes: 4

Downvotes percentage: 40.000000%

2 Comments

Deja una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.