in

Thug lifeThug life No me gustaNo me gusta GeekyGeeky ¡Pero qué c...!¡Pero qué c...! Una moneríaUna monería

Los archivos Creepypasta de la SCP: SCP-162

«Bola Afilada»


«Mira, pero no toques». ¿Cuántas veces has recibido semejante advertencia? ¿Cuántas veces la has ignorado? Hay algo irresistible en esa desobediencia, ¿verdad? Podemos hablar de arrogancia, soberbia o incluso libertad, y es probable que en más de una ocasión logres salirte con la tuya sin sobresaltos… pero en estos pasillos, las consecuencias son brutales. Podrías apostar cuerpo y mente en un acto de rebeldía sin saberlo, con una muerte rápida convertida en bendición. La alternativa… es dolor.

En un principio, sus víctimas piensan que no parece gran cosa. Ese es el primer y el último error que cometen, aunque no puedo culparlos demasiado. A cierta distancia, su apariencia es la de una simple bola de metal retorcido. Sólo cuando te acercas lo suficiente comprendes su naturaleza, y puede que sea demasiado tarde. No me preguntes de dónde salió: Nadie tiene la menor idea, y el archivo original ni siquiera menciona un origen. Por suerte, su contención no es tan complicada. Si esa cosa tuviera voluntad propia, sería una catástrofe.


54 4f 43 41 4d 45

SCP-162. Casi dos metros y medio de diámetro, y poco más de dos metros de alto. Una bola enfermiza de anzuelos, sedal, agujas, tijeras, clavos, alambre de púas, y básicamente cada cosa metálica imaginable con punta o filo. Cualquiera pensaría en fundir a esa pesadilla y transformarla en clips para oficina… pero hay algo más detrás del metal. Todo aquel que se acerca demasiado siente un impulso irresistible de tocar a SCP-162. El efecto puede durar semanas enteras, con algunos casos de obsesión violenta muy bien documentados. Los chicos de Seguridad actuaron rápido.


4d 41 53 20 43 45 52 43 41

Por lo general no hay cambios en el tamaño de SCP-162, a menos que se lo «alimente» con objetos adicionales de características similares. Se vuelven parte de la maraña metálica a una velocidad perturbadora, casi como si los absorbiera. La Fundación ya experimentó con esto… y por supuesto, dejó que algunos clase D saciaran su sed de contacto. El más pequeño roce provoca que varios ganchos se claven en la piel de la víctima. Cualquier intento por escapar multiplica el efecto, con un número mayor de ganchos, clavos, agujas y anzuelos atravesando la carne. La experiencia es una tortura absoluta, con un dolor que excede por mucho al que causan anzuelos y agujas normales.


47 52 49 54 41 20 50 41 52 41 20 4d 49

Cualquiera que trate de rescatar a la víctima de SCP-162 terminará gravemente herido en el mejor de los casos… o se sumará a la sesión de dolor en el peor. Como si eso fuera poco, las víctimas entran en una especie de ciclo. Primero gritan y piden ayuda con desesperación, y después… sus rostros tienen una expresión de placer. A veces piden que los dejen en paz, o tratan de atrapar a alguien más para «compartir la experiencia».



Todos aquellos atrapados en SCP-162 morirán debido a la pérdida de sangre. Pero no es imposible escapar. La Fundación tiene recursos aquí… otros SCP que son inmunes a SCP-162, o que pueden transferir el daño corporal de las víctimas a sus propios cuerpos. Los experimentos cruzados están muy regulados, y se llevan a cabo sólo con aprobación del Consejo. Recuerda: Si sientes el impulso, házlo saber. Imagino que no quieres terminar perforado en miles de lugares, gritando de dolor, terror y placer a la vez…


CLASIFICACIÓN: EUCLID


Reportar

¿Qué te pareció?

Héroe

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

USB2FIR: Termómetro infrarrojo USB en tu ordenador

«Embalaje extremo»: Exageración y desperdicio en envíos y productos (galería)