in

D-Dalus: Un nuevo tipo de aeronave

Ayer comenzó  el Paris Air Show 2011, que año tras año presenta recoge los avances más relevantes en la industria aeronáutica, así sean nuevas mesas desplegables para los asientos de los vuelos comerciales o ya sean turbinas de última generación que hacen llorar de emoción a los amantes de los pájaros de metal. En esta edición se ha presentado D-Dalus, que será la plataforma para la llegada de un nuevo tipo de aeronave que podría romper algunos modelos existentes al no utilizar ni rotores convencionales ni alas fijas para volar.

Cuando era pequeño y junto a mis abuelos conversábamos en las largas noches de invierno, ellos siempre me decían que yo iba a tener suerte, pues iba a conocer el futuro y las naves individuales y masivas que en ese momento volaban sobre las 14 pulgadas de nuestro televisor serían mi medio de locomoción diario cuando yo tuviera 25 años. Bueno. No sé ustedes, pero yo todavía ando en bicicleta. En lo que hace a los aviones, los grandes avances se han mantenido en el plano militar y en un celoso secreto, pero ni siquiera en este ámbito ha surgido una tecnología que realmente produzca una ruptura en el tipo de aviones que estamos acostumbrados a ver. Sí ha habido intentos, ensayos y prototipos, pero el nuevo tipo de aeronave que acaba de ser presentado con el nombre de D-Dalus lo tiene todo, si es verdad su existencia, para irrumpir seriamente a la industria de pequeñas aeronaves.

D-Dalus se caracteriza, y justifica la optimista introducción, por ser un motor que utiliza cuatro turbinas cilíndricas (en formas de discos según la presentación) de contra-rotación que están asociadas mecánicamente, pero que para lograr la propulsión pueden, individualmente y en promedio, alcanzar velocidades de giro de 2200 rpm. Utilizando un sistema de regulación de la fricción y manteniendo su propulsión en un equilibrio dinámico, la estabilidad del avión será una cuestión asegurada. Cada uno de los discos está rodeado por hojas  a las que se le puede variar el ángulo, permitiendo movilidad y propulsión de hasta 360º sobre cualquier eje. La sorpresa es evidente y recuerda a los helicópteros hovers, pudiéndose despegar el avión de manera vertical, volar en cualquier otro tipo de posición y girar en cualquier sentido sin las complicaciones que pueden resultar del uso de drones y de la dificultad que suponen los helicópteros.

Según lo que se desprende de la descripción que ha hecho la compañía IAT21, quien lo presentó como un paso fundamental para un nuevo tipo de aeronave, el sistema podría fabricarse en diferentes dimensiones, pero estaría orientado a ser un dispositivo pequeño que podría utilizarse en una primera etapa en condiciones extremas de clima y ambientes desde un mando de control por el usuario. También se ha mencionado que en su aplicación puede levantar grandes pesos, aunque en los test mencionados sólo haya podido con 70kg. El mantenimiento tampoco parece ser un obstáculo, ya que construido en fibra de carbono, el D-Dalus resulta muy afecto al cuidado de baja demanda. A pesar de que el D-Dalus se encuentra en desarrollo, algunos dicen que es demasiado bueno para ser verdad,  aunque a nivel personal me parece que tendrían que encontrar una manera de utilizar un poco más la aerodinámica para ahorrar dinero en combustible para alimentar las turbinas, algo que bien sabemos no nos sobra.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Nico Varonas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ford CoCarx: Sistema de comunicación colaborativo y automático entre vehículos

Crónica de un ordenador raro