Descarga cacofonía (ruidos) de recreativas

¿Recuerdas cuando, a comienzo de los años 80 y promediando el fin de la década, entrar en un salón de recreativas era como cruzar un umbral hacia otro mundo? Beeps por todos lados, el sonido característico de algunos juegos por el otro, los bonus de los pinballs más allá y un Pac-Man muriendo más acá. Era todo un concierto desconcertante, caótico y molesto, pero que nos predisponía para la acción. Era abandonar el mundo real, para sumergirnos en uno virtual y pixelado. Hoy puedes revivir ese sentir, solo con descargar los MP3 de Arcade Ambience Project.

Sí, Donkey Kong también se escucha en el fondo

El Arcade Ambience Project (Proyecto de Ambiente de Recreativas) es un intento de simular el ambiente sonoro de un salón de recreativas durante la era dorada de los arcades en los años 80.”, reza el manifiesto de la página. “Este es un sonido que creo ha quedado perdido en el transcurso de los años y no existe en los lastimosos salones actuales.” Y con toda esa declaración de principios, Andy Hofle se lanzó a crear MP3 con cacofonías que recrean (y muy bien) lo que uno escuchaba al traspasar el umbral de lo real a lo pixelado.

Los salones modernos no hacen tantos ruiditos, es cierto

Las grabaciones fueron realizadas jugando cada juego, separando el sonido y luego mezclando todas las sesiones con un programa secuenciador, que bajada y subía al azar el volumen de los diferentes juegos, agregaba cosas como sonidos de pinballs, caídas de monedas, etc. El resultado: una ambientación como nunca has escuchado. Solo falta el humo de tabaco, mezclado con la humedad del ambiente y un poco de aroma a sudor humano y ya estamos.

Para hacer honor al rigor histórico, Andy Hofle ha separado en cuatro años distintivos las cacofonías (cada una con un promedio de 60 minutos de duración): 1981 (65 minutos), 1983 (66 minutos), 1986 (71 minutos) y 1992 (65 minutos). ¡Casi 4 horas y media de sonidos ambientales!

¿Quieres revivir aquellos años dorados? Pásate por Arcade Ambience Project y descarga a placer.  MAME  de por medio, nada puede fallar.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

3 Comments

Deja una respuesta
    • Sí, señor. Y haga la prueba de jugar al MAME mientras suena eso de fondo, y se sentirá transportado. Lo único que faltaría sería un gabinete.

  1. La guinda del pastel es esto. Ya existen tutoriales sobre como crearse una auténtica máquina recreativa en casa añadiéndole MAME. Ahora dejas un pequeño hueco para un reproductor y le metes estos sonidos…
    La verdad es que en un chalet de esos que en su sótano lucen auténticas salas de juegos y fiesta, esto tiene que quedar tremendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *