in

GeekyGeeky

Instaló Doom en una cámara digital de 1998

¿Por qué no estamos sorprendidos…?


Doom

En otro fascinante episodio de «Aparatos extraños que pueden ejecutar Doom», hoy regresamos al terreno de las cámaras digitales con la ayuda de Clint, mente maestra del canal LGR. Gracias al increíble soporte para apps de terceros en la clásica Kodak DC260, no sólo es posible jugar al Doom en ella a través de una tarjeta CompactFlash, sino que también existe una versión compatible del emulador MAME…

¡Doom! No, no Thulsa, el otro Doom. Lamentablemente, su próxima entrega «Eternal» ha sido demorada hasta el próximo 20 de marzo, pero supongo que podemos esperar un poco más… sólo un poco. Nuestro refugio mental adopta la forma de demakes especiales, y por supuesto, los juegos clásicos con su particularidad de funcionar en (casi) cualquier pieza de hardware que se nos ocurra. Los diez ejemplos que exploramos a mediados de 2017 siguen siendo perfectamente válidos, pero hoy tenemos algo nuevo… o viejo.



Clint del canal LGR clavó sus garras sobre una clásica cámara digital Kodak DC260. Sus especificaciones eran relativamente normales para el año 1998, con un sensor de 1.6 megapíxeles y 1.000 dólares en su etiqueta, sin embargo, la DC260 se diferencia del resto debido a su sistema operativo, Digita OS. Además de editar y compartir fotografías desde la cámara, Digita OS le permite al usuario expandir las funciones de su cámara instalando apps externas, un concepto muy adelantado a su tiempo.

Inevitablemente, algunos de los entusiastas que lograron dominar a Digita OS comenzaron a desarrollar apps compatibles con la serie DC de Kodak, incluyendo reproductores MP3, y un port del Doom. La página con los archivos necesarios sólo existe en el caché del Internet Archive, pero Clint explica que el proceso de instalación es muy sencillo: Copiamos el archivo .cam de «DoomD» dentro de la subcarpeta SYSTEM en la tarjeta CompactFlash (previamente formateada con la cámara), y luego copiamos el archivo doom.wad en el directorio raíz de la tarjeta. Dentro de la cámara visitamos la sección de apps, iniciamos DoomD e inmediatamente presionamos el botón de encendido.



¿Cómo funciona? Para ser honestos, mucho mejor de lo que esperábamos. Su rendimiento está a la par de un Power Macintosh 6100, ya que posee un chip PowerPC a 66 MHz. El resto de las especificaciones de la DC260 nos hablan de 8 MB de RAM, y un sistema de audio a 11 kHz. También hay copias compatibles de MAME, pero la experiencia de Doom es mucho más agradable, siempre y cuando dejemos de lado a los controles. ¿El último truco? Conectar la DC260 a un televisor CRT. Más «retro-90» que eso, imposible.


Reportar

¿Qué te pareció?

Legenda

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Fotocopias

¿Es posible hacer fotocopias de fuego? (vídeo)

Las canciones más escuchadas de la década, según Spotify