in

EEUU busca regular las transacciones de BitCoin


Bitcoin es una moneda virtual descentralizada y como tal tiene la potencialidad de convertirse en una vía rápida y segura para lavar dinero, pagar encargos criminales y evadir cargas impositivas. Sí, igual que el dinero convencional. Por estas razones, el gobierno de EEUU busca regular las transacciones de Bitcoin que sean mayores a 10.000 dólares. Todavía no se sabe qué métodos usarán, pero claramente esto es una señal de que la moneda virtual llegó para quedarse, con sus pro y sus contras.

En la sociedad del registro, esa que guarda historiales, sumarios y todo tipo de información sobre quienes la componen para sostener un tipo de control y regulación política, económica y social durable en el tiempo, todo lo que es irrastreable, anónimo y alejado de la sujeción a las normas establecidas es perseguido con una devoción dotada de una lógica de paranoia, cargando de culpa a priori y actuando en consecuencia. El Bitcoin, la moneda virtual descentralizada creada por Satoshi Nakamoto en 2009 es actualmente la perseguida por el sistema monetario mundial, especialmente en Estados Unidos. Hasta ahora, la moneda venía subiendo su valor y teniendo escaladas importantes que asustaban a las directrices de las casas bancarias, como si la moneda significase una fuga de dinero más grande que el propio lavado que se producía sin ella antes del 2009. Esta actividad fue la elegida por el gobierno de los EEUU, que busca regular las transacciones de Bitcoin para evitar el lavado de dinero.

EEUU, el tesoro y todos los bancos asociados están bajo la pista de Bitcoin y de ahora en más buscarán utilizar el concepto de guerra preventiva contra Bitcoin, teniendo en cuenta que “así como hay dólares que se usan para pagar a ladrones y criminales, también pueden existir delincuentes utilizando un moneda virtual”. Las normas de control estarán protagonizadas por la limitación a 10.000 dólares de las transferencias anónimas. Luego de sobrepasar ese monto, los negocios serán investigados a través de la solicitación de información. De todas formas aclaran que, en primera instancia, las limitaciones no se aplicarán a las personas que utilicen Bitcoins para comprar y vender bienes simples. Obviamente, la abstracción de “simple” hay que seguirla de cerca.

Puede parecer una persecución, pero la medida no sólo afectará a Bitcoin, que ha pasado de ser una forma alternativa para comprar y vender bienes de bajo costo a ser también una vía desregulada para las transacciones de dinero en cantidades monstruosas, sino que la moneda de Amazon y hasta ciertos envíos de dinero a través de Western Union también serán controlados de cerca por el Tesoro de los Estados Unidos y el FBI. La caza que se le quiere dar al lavado de dinero es comprensible porque todas las monedas son propensas a esta actividad. Sin embargo –según mi punto de vista personal-, el problema  de siempre reside en quién controla al controlador y por qué una economía con fuerte amor por la especulación financiera, las burbujas inmobiliarias y la deuda eterna es la que tiene la potestad de vigilar, limitar y castigar.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Nico Varonas

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

El ordenador más pequeño del mundo (vídeo)

VPN Gate: Acceso libre a docenas de VPNs anónimas