in

El día que un grupo de legisladores trató de redondear Pi a 4 (vídeo)

Sí… esto pasó


Redondear Pi

El astrofísico John Quincy Stewart comparó a la búsqueda de la proyección cartográfica perfecta con tratar de redondear Pi. Suena absurdo… pero el punto es que alguien efectivamente trató de redondear Pi en el pasado. Y cuando digo redondear, me refiero a arruinar su valor por completo. Después de escuchar a un matemático amateur, la legislatura del estado de Indiana estuvo a punto de cambiar Pi con una ley en 1897, y semejante locura sólo fue detenida cuando llegó al Senado…

Relación entre la longitud de una circunferencia y su diámetro. La descripción formal de Pi es contundente, pero eso no nos ha impedido transformar al número en algo más. Pi puede ser un ejercicio de memoria con competencias formales y récords, una prueba de estrés en ordenadores, un día especial que incluye celebraciones alrededor del globo, o por qué no, un número de emergencia en el metro de Buenos Aires. Sin embargo, la historia demuestra que nunca ha sido suficiente calcular Pi o utilizarlo en entornos diferentes. En más de una oportunidad, tratamos de cambiar su valor. Algunos interpretaron que era 3.2, y otros que era 4… pero existe un caso especial, que se aleja drásticamente del resto. ¿Por qué? Porque el plan original era redondear Pi con una ley.



Todo sucedió entre 1888 y principios de 1897. Un matemático amateur, identificado como Edward Goodwin, creyó que había descubierto la solución definitiva para el problema de la cuadratura del círculo… el cual ya había sido declarado imposible de resolver en 1882. Dependiendo de cómo se interprete al texto original, el lector puede llegar a la conclusión de que Pi tenía para Goodwin un valor de 4, aunque se encargó de destacar en más de una ocasión que era 3.2. Independientemente del error, el punto es que logró convencer al representante de Indiana, Taylor I. Record, para que su nueva «verdad fundamental» de la matemática fuera convertida en ley, con un pequeño asterisco: Las escuelas y otras instituciones educativas del estado de Indiana podrían usarla de forma gratuita, mientras que el resto pagaría derechos de autor. El trabajo de Goodwin llegó a la Cámara de Representantes de Indiana, que después fue derivada al Comité de Finanzas… al Comité de Pantanos… y el Comité de Educación… sólo para ser aprobada con un contundente 67 a 0.



Afortunadamente, el espanto de Goodwin quedó en la nada gracias a la intervención de Clarence Abiathar Waldo, matemático y profesor de la Universidad Purdue que se encontraba en la zona durante la aprobación preliminar. Después de haber escuchado semejante horror y de negarse a conocer a Goodwin, la decisión de Waldo fue preparar y advertir al Senado de Indiana. Los periódicos ya se habían enterado de todo el caso, las primeras burlas se volvieron públicas, y cuando la ley llegó a la cámara, los senadores se hicieron un festín con media hora de bromas matemáticas encadenadas una tras otra, antes de descartarla por completo. Si quieres saber más de Pi, no dudes en ver la trilogía de Numberphile que compartimos más arriba (activa los subs en español), y su propia historia.

Reportar

¿Qué te pareció?

Héroe

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Fold ‘N Fly: Base de datos de avioncitos de papel

La Máquina Analítica de Babbage