in

El vuelo del ornitóptero robótico (vídeo)

D-Shape: Una enorme impresora 3D

Un equipo en la Universidad de Cornell creó un ornitóptero robótico que pesa 3.89 gramos y es capaz de mantener su vuelo por 85 segundos. Este pequeño insecto está hecho de un delgado film de poliéster, sobre un marco de fibra de carbono y fue construido utilizando una impresora 3D, lo que acortó el tiempo de experimentación por varios meses. El resultado es bastante impresionante y puede verse en vídeo a continuación.

Aunque como siempre mencionamos, la robótica ha avanzado mucho en los últimos años, recrear la gracia de muchas de las criaturas voladoras de la naturaleza es un verdadero desafío. Pero no es uno al que los ingenieros de Cornell le escapen. Un equipo en aquella Universidad decidió utilizar una impresora 3D para crear las delicadas alas de su último proyecto, un ornitóptero robótico que vuela con mucha gracia.

Desde el concepto, la creación de un ornitóptero robótico es toda una hazaña, ya que necesita alas similares a las de un picaflor, delicadas, livianas, delgadas y que puedan soportar el aleteo a gran velocidad. Y desde un principio dejan en claro que gran parte del proyecto fue estudiar diferentes animales y determinar de qué estarían hechas estas alas. Pero lo que nunca estuvo en duda, fue cómo las crearían. Gracias a la utilización de la impresora 3D, la etapa de experimentación duró mucho menos de lo que esperaban, porque la creación de los prototipos solo tomaban unos minutos.

Finalmente decidieron hacer las alas de un delgado film de poliéster, sobre un marco de fibra de carbono. El resultado es un pequeño insecto robótico de 3.89 gramos, capaz de volar con gracia durante 85 segundos. Y se trata de un bichito bastante inteligente, ya que si comienza a volar boca abajo, puede recuperar su posición correcta sin estrellarse contra el piso. Lo mismo ocurre luego de los 85 segundos. En vez de caer en picada, baja lenta y delicadamente hacia la superficie. Puedes ver el vídeo ubicado arriba para más detalles.

El equipo compuesto por Charles Richter y Hod Lipson ha confirmado la utilidad de la impresora 3D para este tipo de proyectos. Lo que generalmente les hubiera tomado meses de experimentación, pudieron cortarlo a tan solo unos días, gracias a la rápida construcción de prototipos. Y como sirvió para crear un ornitóptero robótico, puede aplicarse en casi cualquier otra materia que requiera la construcción de cualquier elemento.

Las alas son de un delgado film de poliéster sobre un marco de fibra de carbono.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Tomás Garcia

3 Comments

Leave a Reply
  1. Sólo quería comentar que muy interesante el artículo, pero no encuentro el video al que se menciona. Lo he podido ver eso si, en la página de PopSci que se menciona al final del artículo.

    Saludos

    • Este prototipo ha sido consevido solo para velocidades urbanas, 60 a 70 km/h.Es interesante por el espacio minimo que ocuparia…OK #1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Shogun 2: Total War

Fu-Finder: ¿Qué tan bueno eres buscando?