Gentoo en un 486: Linux moderno sobre un ordenador antiguo

¿Qué tan difícil puede ser…?

Ejecutar Linux en un dispositivo suele ser el primer paso hacia cualquier objetivo que el usuario tenga en mente, pero si hay algo a lo que el pingüino no escapa, es a su propia evolución. Eso significa que Linux ha terminado su soporte para mucho hardware en los últimos años, favoreciendo a plataformas más robustas, veloces y seguras. Sin embargo, esto no nos impide hacer una simple pregunta: ¿Cuál es el ordenador más antiguo que puede recibir a una versión moderna de Linux? El ingeniero Yeo Kheng Meng decidió averiguarlo…

Hemos visto a Linux funcionando en los lugares más extraños. Los routers modificados y los smartphones apenas son la punta del iceberg. Los entusiastas no descansan, y la mejor parte es que todo el esfuerzo termina publicado para que otros lo reproduzcan. Al mismo tiempo, una expresión bastante común es que Linux puede revitalizar a un ordenador antiguo y darle algunos años extra de vida por fuera del universo Windows. Ahora, nuestra duda es… ¿qué tan antiguo podría ser ese ordenador? La respuesta depende del número y la clase de compromisos que estemos dispuestos a hacer, pero si el plan es limitarse a una «versión nueva» de Linux, el ingeniero Yeo Kheng Meng ya hizo la prueba.

Su resultado final es un ordenador 486 con Gentoo Linux. Previamente había instalado Damn Small Linux en ese hardware, pero su último build estable es del año 2008, y su kernel es antediluviano. El kernel Linux abandonó el soporte 386 con la versión 3.8 en 2013, seis años después de que Intel finalizara su producción oficial. El problema es que aquello establecido a nivel kernel no aparece necesariamente reflejado a nivel distro y paquetes. Por ejemplo, Debian le bajó el pulgar a los chips «586» en 2016, marcando como nueva base mínima a los Pentium Pro. Ahí es cuando interviene Gentoo: Como el código es compilado localmente con los parámetros especificados por el usuario, Yeo Kheng Meng llevó a cabo el proceso de compilación en un portátil Thinkpad T430, habilitó el flag 486, y luego de luchar durante un largo tiempo, obtuvo un entorno estable…

… el cual no deja de ser una pesadilla, porque este Gentoo hiper-personalizado tarda casi 11 minutos en iniciarse. ¡11 minutos! Aún con un clon 486 de AMD funcionando a 133 MHz y 64 megabytes de RAM (una locura para cualquier ordenador a principios de los ‘90), lo cierto es que podríamos ver un mini documental mientras la «carreta» llega a destino. Aún así, apreciamos el experimento.

Deja tu voto

2 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 2

Upvotes: 2

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

2 Comments

Deja una respuesta
  1. “Ejecutar Linux en un dispositivo suele ser el primer paso hacia cualquier objetivo que el usuario tenga en mente.”

    He logrado asearme y desayunar resistiendo el instalar Linux, pero no sé si aguantaré mucho más, ya os iré contando.

    Te quedaste ancho, Lisandro 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *