in

Juegos Online de la Semana (03/05/12)

Dos cosas anhela el hombre de verdad: el peligro y el juego. Por eso quiere la mujer, que es el juguete más peligroso.”, diría alguna vez Friedrich Nietzsche. Aquí mujeres no hay, eso te lo consigues tú, que en NeoTeo no somos proxenetas de nadie. Pero sí tenemos algún que otro juego, por si te alcanza. En esta edición: ácaros enamorados, plataformas de los 90s, super héroes incompletos, mundos dentro de mundos y cursores ocupados. Solo te falta el peligro y tienes el equivalente a una mujer.

Acari Love: Odio a los ácaros. La idea de que hay algo minúsculo acechando en mi almohada, esperando el desprendimiento de mi piel, defecando en el mismo lugar en el que duermo, me repugna. El mundo microscópico es un mundo espantoso y lleno de horrores, pero esta es una historia de amor. La historia de amor de un ácaro enamorado. Un ácaro que todas las noches deberá luchar por su supervivencia contra bichos igual de repulsivos, esperando alguna vez ganarse el corazón de su amada. El argumento es ese, pero el juego no es muy diferente a cualquier juego de disparos que hayas jugado. Disparos, mejoras entre nivel, y más disparos. Divertido, repugnante y corto.

Krash Adventure: El pasado abundó en juegos de plataformas. El género fue a 8 y los 16 bits, lo que los FPS son a los sistemas actuales. Allá, décadas en el pasado, es cuando los juegos de saltos alcanzaron el súmmum de su gloria. Krash Adventure rescata la esencia prototípica de esos videojuegos, y realiza un calco bienintencionado tanto de sus mejores características, como de todos sus lugares comunes. Tu misión es recolectar todas las partes de tu avión estrellado, pasando por niveles de todo tipo y luchando contra jefes finales bien clásicos. ¿Más plataformas? Gem Cave Adventure, algo más moderno, pero igual de divertido y a lo Indiana Jones.

Johnny Upgrade: Los juegos de mejoras son un vicio, apelan a un lugar primitivo del ser humano, a ese lugar en el cerebro que ama el progreso. Johnny Upgrade es lo mismo que Upgrade Completer, pero sin tantas vueltas. Aquí comienzas con un super héroe sin poderes, que muere apenas comenzar el juego. ¡Y no será la única vez! ¡Morirás todo el tiempo! Porque en los intentos sucesivos, deberás ir recogiendo monedas para comprar nuevas habilidades y extender el tiempo del nivel que, cuando se acaba, es game over. Cada intento llegarás un poco más lejos, hasta un jefe final que te quiere bien muerto. Super adictivo y no demasiado largo.

Fracuum: Un mundo, dentro de un mundo, dentro de un mundo, dentro de otro mundo. De la miniatura, a lo atómico, y a la miniatura de nuevo, doblando a la derecha hacia lo pequeñísimo. Fracuum es un juego con diferentes capas,  como una cebolla. Tu misión es recoger todas las estrellas y llegar hasta el medio del laberinto. Hacerlo, claro, no es tan fácil como decirlo. Primero deberás encontrar el camino en un mundo que se achica y se agranda, se agranda y se achica, desenrollando el ovillo y sorteando todos los peligros que bloquean el camino hacia el éxito. Original y desafiante.

Battle Panic: ¿Cansado de tanto tower defense? ¿Hastiado de esos RTS flash baratos? ¿Fastidiado con los tactics por turnos? ¡La solución ha llegado! Battle Panic es un juego de estrategia diferente, porque aquí el cursor toma un protagonismo impensado. Con el cursor minas recursos (oro de las minas, madera de los árboles), construyes y mejoras edificios, reclutas soldados de todo tipo, curas a tus unidades y dañas las del enemigo. Pero el cursor solo puede hacer una cosa a la vez, y reclutar una unidad (por ejemplo) lleva algunos pocos segundos durante los cuales no podrás utilizarlo para nada más. Así, el juego demanda tu atención todo el tiempo, yendo de una actividad a otra, y todo para garantizar la seguridad de tu reino. Un juegazo con todas las letras. Super recomendado.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ferzzola

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Científicos consiguen cambiar un evento del pasado

Cómo montar un estudio de grabación casero (parte 3)