in

La Máquina que Escribe el Tiempo

La robótica, aunque muchos no lo sepan, es una ciencia muy anterior a la electrónica. Desde hace siglos se construyen autómatas realmente asombrosos, y el relojero francés Pierre Jaquet Droz (1721-1790)  ha sido el creador de algunos de los más llamativos. En el siglo XVIII inventó un reloj compuesto por 6 mil piezas que podía escribir la hora en un papel usando un lápiz. Esta máquina acaba de ser recreada para que las actuales generaciones puedan disfrutar de ella.

Formas de mostrar el paso del tiempo hay muchas. Se puede utilizar un sencillo y económico reloj de sol, un ligeramente más caro y elaborado reloj de arena, una máquina llena de engranajes que mediante un par de agujas indique la hora y los minutos, o un pequeño chip electrónico que muestre la hora sobre un display LCD. Sin embargo, siempre es posible complicar hasta el sistema más simple.

Hace unos 150 años, un maestro relojero francés llamado Pierre Jaquet Droz asombraba al mundo con sus autómatas. Creador de varios mecanismos capaces de hacer cosas realmente extraordinarias, entre los que se destacan los tres autómatas más complejos y famosos del siglo XVIII (La Pianista, El Dibujante y El Escritor), también fabricó uno de los relojes mecánicos mas complejos de la historia: La Machine a Ecrire le Temps, o La Máquina que Escribe el Tiempo. Como su nombre indica, se trata de un reloj que en lugar de utilizar alguna clase de pantalla o agujas para mostrar la hora actual, la escribe de “puño y letra” sobre una hoja de papel.

El mecanismo ha sido recreado por la industria relojera, como un homenaje al maestro, y aunque no tiene la complejidad de la original –solo cuenta con 1200 piezas – basta y sobra para dejarnos con la mandíbula colgando cuando se pone a trabajar. Hay que recordar que el complejo cacharro, que ha costado unos 260.000 euros, no tiene componentes electrónicos o eléctricos (ni chips, ni motores, ni baterías) y basa su funcionamiento en pernos, engranajes y rodamientos.

Cuando uno se entera de la existencia de estas cosas, no puede menos que pensar qué habrían sido capaces de construir esos viejos maestros relojeros si hubiesen tenido a su alcance las herramientas, técnicas y componentes existentes en la actualidad.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ariel Palazzesi

15 Comments

Leave a Reply
    • Tu comentario definitivamente merece un menos uno de mi perte. si pudiera marcarte mas puntos negativos, te los marcaria. Creo que tu comentario no fue sabio.

    • "es todo lo que hace?!…. de perdis un dibujo no?"

      Se ve que no comprendes de què trata HAVOCK, me gustarìa que tù mismo crearas un robot que tan siquiera escribiera una lìnea con làpiz, "De perdis".
      Ademàs, este mismo relojero hizo otros autoòmatas, entre ellos uno que dibujaba.
      Te pido que por favor te informes màs antes de hacerle caso a tus entrañas y poner ese tipo de comentarios tan pueriles.
      ciao!

  1. realmente increible, la imaginacion y la capacidad de abstraccion que tubo para hacer eso, realmente increible -.-
    y al que dijo " es todo lo que hace?!…. de perdis un dibujo no? " , realmente espero que se guarde comentarios como esos, ya que apuesto todo a que el no es capaz ni de construir la mitad de eso

  2. Cuando cursaba la materia de dibujo tecnico en la facu me rompia la bolas tener que trazar elipces con un compas y plantillas de curvas y trazando un nonton de lineas de construccion, y se me ocurrio algo "sera que se puede construir un compas con algun mecanismo de relojeria que las trace?" este video responde totalmente mi pregunta y me hace sentir como un mono que le quiere dar otro uso a su palito para hormigas.

  3. Esto es algo asi como un plotter prehistorico, si a ese señor le enseñan a escribir en C posiblemente la informatica y la automatica fueran ahora de otro color

  4. Increible realmente, no puedo llegar ni a imaginar la construccion de esta máquina, es increiblemente compleja, una total obra de arte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mancha cósmica desconcierta a los astrónomos

El escándalo del juicio contra The Pirate Bay