in

La memoria RAM de la Nintendo NES, convertida en arte

La NES original tenía apenas 2 kilobytes de memoria RAM. 2.048 bytes que hoy podrían ser saturados incluso por un simple correo electrónico. Los límites en el hardware eran importantes, pero los desarrolladores concentraron todos sus esfuerzos en implementar formas mucho más creativas y eficientes para utilizarlo. El ingeniero Michael Fogleman escribió un emulador de NES con el objetivo de conocer mejor a la consola, y descubrió que el contenido de la memoria RAM convertido a sparklines puede crear dibujos únicos, que merecen estar colgados en una pared.

Fogleman explica que su emulador tiene la capacidad de realizar capturas de la memoria RAM en cada uno de los 60 cuadros por segundo. Las direcciones específicas de la memoria fueron transformadas en líneas (léase «sparklines»), pero sólo registra aquellas que han cambiado por lo menos una vez, lo cual explica la menor cantidad de patrones en los dibujos (de lo contrario, todos serían de 2.048 sparklines). La diferencia natural entre los juegos, las técnicas utilizadas por los desarrolladores y una variable de tiempo (cinco o diez segundos es lo más común) prácticamente garantizan que cada dibujo sea único. Si quieres uno, sólo tienes que indicarle a Fogleman el juego, y pagar la módica suma de 199 dólares.

#1 Castlevania

#2 Commando

#3 Galaga

#4 Mega Man

#5 Pac-Man

#6 R.C. Pro-Am

#7 Balloon Fight

#8 Bubble Bobble

#9 Donkey Kong

#10 Super Mario Bros.

#11 Super Mario Bros. 3

Tú puedes crear un post como este ¡Crea un post ahora!

Reportar

¿Qué te pareció?

Mentor

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Leave a Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

La réplica en miniatura de un videoclub de 1993: ¡No te olvides de rebobinar!

La película de «El Señor de los Anillos» que no fue: Iba a ser protagonizada por los Beatles pero fue cancelada por el mismísimo Tolkien