in

La NASA reconsidera sus planes para la Luna


La NASA está reconsiderando sus planes para la Luna. El proyecto Constellation, que originalmente incluía cohetes Ares y módulos Orion, podría ser repensado para utilizar vectores más económicos. La conquista del espacio en la era post-transbordador parece estar signada por la falta de fondos y la reducción de costos. ¿Será posible mantener los niveles de seguridad actuales en ese escenario?

El año próximo, al cumplirse los treinta y tres años de su primer vuelo, el transbordador espacial será retirado de servicio. Esto tendrá consecuencias muy importantes en nuestros planes por conquistar el espacio, ya que esta familia de vehículos "casi reutilizables" ha sido el caballo que ha tirado del carro durante más de tres décadas. Su reemplazante será el proyecto Constellation, que a pesar de sus ambiciosos alcances, es visto por algunos analistas como un retroceso. Parte de esta visión se debe a que Constellation emplea -según los planes originales- cohetes Ares como vehículos de transporte, los cuales son desechables.

El transbordador, cuyo cuerpo principal puede volver a enviarse una y otra vez al espacio, es adecuado para trabajos en las cercanías de la Tierra, pero completamente inservible para viajar a Marte o descender sobre la Luna. Además, el costo de mantener en marcha una flota de estos cacharros es absolutamente incompatible con la crisis mundial, que parece haber hecho desaparecer una buena parte del dinero disponible para estos proyectos. Así las cosas, parece que la NASA ha comenzado a buscar alternativas más económicas para ir al espacio, que cuesten menos incluso que los cohetes Ares previstos originalmente como reemplazo del transbordador. Una forma de ahorrar dinero es -cómo no- reutilizar todo lo que se pueda.

Los nuevos cohetes ya no serán capaces de superar la órbita baja terrestre.

Cada lanzamiento de un Ares cuesta miles de millones de dólares. La NASA cree que puede ahorrarse una buena parte de su dinero si continúa utilizando los impulsores de combustible sólido y el depósito de combustible utilizado en los lanzamientos del transbordador espacial. Habría que someter a un rediseño al Ares (o como sea denominado el nuevo engendro) para convertirlo en un vehículo de carga capaz de aprovechar no solo gran parte de la tecnología del transbordador sino también sus plataformas de lanzamiento actuales. Un primer análisis de los beneficios demuestra que podrían ahorrarse unos 28,400 millones de dólares, cifra nada despreciable. Sin embargo, hay algunos aspectos negativos a tener en cuenta.

En primer lugar, los nuevos cohetes ya no serán capaces de llegar a sitios que se encuentren más allá de la órbita baja terrestre. Esto significa que la NASA aún debe contar con (y eventualmente desarrollar) cohetes más potentes que sean capaces de ir más lejos que la Estación Espacial Internacional, como por ejemplo Marte o la misma Luna. Esto puede significar que el ahorro que se haga ahora termine convirtiéndose en un costo de desarrollo mayor dentro de unos años.

En segundo lugar está el tema de la seguridad. Uno podría pensar que pocas cosas pueden ser menos seguras que un transbordador, sobre todo luego de ver qué tan eficaces son para explotar en los primeros minutos de vuelo o al reingresar a la atmosfera, pero lo cierto es que a pesar de los dos accidentes graves que la NASA tuvo con esos vehículos, en general son seguros. Para lograr que un cacharro de ese tamaño y complejidad vaya y vuelva al espacio cientos de veces se necesitaron décadas de estudios, análisis y ensayos. Y nada de eso fue gratis o rápido. Si la NASA decide finalmente reconvertir sus Ares para hacerlos reutilizables, lo más probable es que no lo consiga para el año próximo, salvo que se salteen muchas de estas pruebas.

Ares: una forma de ahorrar dinero es reutilizar todo lo que se pueda.

Puede que, finalmente, el precio a pagar por ahorrar algún dinero sea un nuevo estancamiento en la carrera espacial. Si se tienen en cuenta todos los protocolos de seguridad, los primeros lanzamientos seguramente no van a ser en el 2010. Y, si no se los respeta, las posibilidades de que algo salga muy mal y haya que "congelar” el proyecto para revisar dónde se ha cometido un error puede ser peor todavía. En este momento es muy pronto para saber cuál será la dirección que finalmente tomará la NASA, pero seguramente habrá abundantes noticias sobre el tema en los próximos meses.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ariel Palazzesi

Comentarios

Leave a Reply
  1. No creo que envien dentro de unos 25 años un solo hombre a la luna, por el coste que conlleva, es mas varato enviar una sonda robotica que un ser humano, aparte apoyo la opinion de spigui
    Pa que coños quieren ir a la luna aparte la situacion economica mundial no lo permite.

  2. Que triste sería ver que la exploración espacial, nuestra última frontera, se haga a un lado por problemas puntuales. Debería existir una agencia mundial o un fondo mundial para estos fines. Lamentablemente como USA es el foco de la actual crisis era inevitable pensar que la nasa no se viera afectada.
    Siempre debemos mantener los esfuerzos mirando los cielos, ya que es allá donde está el destino de la humanidad.

  3. Bueno el reutilizaje es un tema delicado. Al parecer la línea que divide el beneficio/perdida de reutilizar piezas es muy delgado, como quedo demostrado con el transbordador.

    "Cada lanzamiento de un Ares cuesta miles de millones de dólares."

    Jee creo que deberías revisar ese dato. Ni el transbordador cuesta eso.

    "La NASA cree que puede ahorrarse una buena parte de su dinero si continúa utilizando los impulsores de combustible sólido y el depósito de combustible utilizado en los lanzamientos del transbordador espacial."

    De hecho eso es el corazon de los Ares actuales. La primera fase del Ares I es una readaptación de los SRB del Shuttle. Al igual que los del Ares V.

    "Uno podría pensar que pocas cosas pueden ser menos seguras que un transbordador, sobre todo luego de ver qué tan eficaces son para explotar en los primeros minutos de vuelo o al reingresar a la atmosfera, pero lo cierto es que a pesar de los dos accidentes graves que la NASA tuvo con esos vehículos, en general son seguros."

    Nada mas lejos de la realidad, la misma NASA acepta que la posibilidad de perder un Shuttle es de 1/125 (y luego de todas las medidas de seguridad implementadas luego de la catastrofe del columbia en 2003). En teoría el Ares I alcanzará 1/2000.

    "Puede que, finalmente, el precio a pagar por ahorrar algún dinero sea un nuevo estancamiento en la carrera espacial. "

    Totalmente cierto, si se cancela el Ares I nos olvidamos del V. Y sin él adiós nuevamente a la Luna.

    "Y yo me pregunto pa q leches quieren volver a la la luna si alli no hay nada de nada, en fin"

    Y que hay en la órbita baja?? La idea (desde mi punto de vista) es llegar cada día un poquito mas lejos, hasta algún día llegar a un sitio con algo.

    Saludos!!!

  4. La reutilizacion (por llamarlo de alguna manera) del transbordador era realmente cara: Desmontaban el transbordador, las pieazas iban a los responsables que las fabricaron, y luego estos daban el visto bueno para volverlas a usar.

    pero a lo que vamos…Aun no saben como decir que nadie fué a la Luna

  5. En vez de dedicar ese dinero a una tecnologia obsoleta como los cohetes deberian invertirlos en promover la tecnologia para fabricar en serie los nanotubos de carbono para el ascensor espacial. No tiene sentido dedicarle mas dinero a un sistema tan caro como el de los cohetes cuando con un poco de investigacion extra tenemos un sistema mucho mejor, aun a costa de estar unos años por detras de otros paises, el avance que se obtiene a continuacion es muchisimo mas elevado…aunque otra cosa es el precio de construir 36000 km de cable de nanotubo de carbono de 10 metros de ancho…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

IBM y su descifrador ciego (criptografía)

Enlaces Recomendados de la Semana