La película de “El Señor de los Anillos” que no fue: Iba a ser protagonizada por los Beatles pero fue cancelada por el mismísimo Tolkien

Peter Jackson revela uno de los secretos más inesperados

Seguimos con las curiosidades en torno a la obra de Tolkien. Ayer te contamos de Bored of the Rings, la parodia de 1969 de “El Señor de los Anillos”, y para hoy nos centramos en una historia que Peter Jackson reveló: La película de “El Señor de los Anillos” que no fue y que iba a ser protagonizada por los Beatles pero fue cancelada por el mismísimo Tolkien.

¿Te imaginas una versión cinematográfica de “El Señor de los Anillos” protagonizada por los Beatles? Aunque no lo creas, esta idea estuvo en mente pero fue descartada durante la década de los 60. La historia fue revelada por Peter Jackson en una Comic-Con de San Diego al momento del rodaje de la trilogía The Hobbit. El director neozelandés cuenta que en una charla que tuvo con Paul McCartney, el músico le reveló que tras el estreno de Help! (1965) los Beatles se acercaron a Stanley Kubrick para dirigir su próxima película que sería ni más ni menos que una adaptación de El Señor de los Anillos. Esto fue antes de que Tolkien vendiera los derechos a United Artists.

Stanley Kubrick fue el elegido por los Beatles para dirigir El Señor de los Anillos

Para esa versión Paul iba a ser Frodo, George Harrison iba a interpretar a Gandalf, Ringo Starr como Sam y para el final John Lennon nos sorprendería en el rol de Gollum. Tanto el cuarteto de Liverpool como el director estadounidense son fanáticos de la obra de Tolkien, pero Kubrick se negó a colaborar ya que pensó que era demasiado compleja para adaptarla adecuadamente a la pantalla grande. De hecho hasta el propio J.R.R. Tolkien rechazó la idea, aunque por otros motivos.

Mientras tanto, en un universo paralelo…

Tolkien era bastante tradicionalista y abiertamente no le gustaba la nueva tendencia musical provocada por los Beatles. En ese momento, el Profesor vivía en Sandfield Road (Oxford) donde a tan sólo tres casas de la suya había una banda de música que utilizaba con frecuencia el garaje para practicar. En una carta enviada a un amigo suyo le confiesa que cuando la banda tiene una sesión de práctica, “el ruido es indescriptible”.

El resto es historia: los Beatles tuvieron su tercera película con el documental Let It Be (1970), Stanley Kubrick dirigió 2001: A Space Odyssey (1968) y Tolkien finalmente vendió los derechos a United Artists, que en 1978 sacó su versión animada. Aun así, habría sido interesante ver cómo hubiese sido esta adaptación a cargo de Kubrick junto con los Beatles y sus canciones (o no, mejor no).

Fuente: Gizmodo

Deja tu voto

9 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 11

Upvotes: 10

Upvotes percentage: 90.909091%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 9.090909%

Written by Matias Benítez

Especialista en juegos, películas y series.

4 Comments

Deja una respuesta
    • Muchos se quejaban de que era muy quisquilloso en lo referente a su obra, pero si vieras las ideas que le presentaban en su momento alterando por completo el guión (desde escenas de sexo hasta suicidios, entre otras cosas), ahí lo comprendés mucho mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *