in

Lugares comunes en los comentarios


Hubo tiempos donde la palabra escrita por un periodista o un escritor quedaba marcada a fuego sobre un tabloide y los lectores debían leer las noticias de forma pasiva, sin derecho a réplica inmediata. Hoy día, a través de los comentarios, la historia es otra. Algunos divertidos, otros educativos y otros absolutamente suprimibles, los comentarios también reproducen lugares comunes que es muy interesante de ver a lo largo de varios años escribiendo sobre temas similares. En Neoteo hicimos este ejercicio, y en forma de homenaje (con algo de  sorna) a los lectores, les demostramos que leemos y mucho los lugares comunes en los comentarios.

Debido a que no tenemos una estructura corporativa ni empresarial en nuestra forma de trabajar, Neoteo es un sitio que alimenta y se alimenta de sus lectores. El intercambio y la cercanía no están solamente en los foros, sino también en cada artículo, cuando los redactores interactuamos con los lectores. Esta interacción no se da únicamente cuando respondemos, sino particularmente cuando leemos, en silencio y con las uñas entre los dientes, los comentarios que hacen de lo que escribimos con mucho esfuerzo y dedicación. Los comentarios son un mundo interesantísimo, un lugar desde donde los redactores demuestran su agradecimiento, su enojo y su aprendizaje pero también un lugar desde el cual nos hacen reír, nos hacen aprender y nos ayudan a mejorar día a día. Claro que entre los comentarios más comunes están los trolls, pero siguiendo la regla nº1 de internet, no les vamos a prestar atención. Eso sí, hay lugares comunes en los que todos caen alguna vez, y luego de seguirlos durante años, hoy hicimos un compendio en tono humorístico de los lugares comunes en los comentarios de Neoteo.

La idea es intentar, espero, divertirnos un rato y repensar con una sonrisa en la cara lo lindo (y a veces también lo fastidioso) que es pertenecer a este pequeño rinconcito de la web donde tanta gente de tantos países y con ideas, ya lo verán, muy diferentes entre sí, se juntan a compartir el ejercicio para no perder nunca la capacidad de asombro. Así que a modo de homenaje, aquí van los lugares comunes en los comentarios de Neoteo según el tópico de los artículos.

Notas sobre ciencia

Las notas sobre ciencia son el ámbito favorito por muchos comentaristas para dar su aporte más firme a Neoteo y a la comunidad. Por ejemplo, el redactor hace toda una investigación superficial sobre el tema para poder brindar un puntapié inicial y el comentarista, que no entendió nada de lo expuesto, dice con total arrojo: “Te faltó un punto y coma luego de ‘las energías caleidosinéticas se componen de…’” Violencia pura. Pero también están los que ayudan y aportan: “recuerden mencionar que…” o los que nos retan por ser osados redactores que escriben sin ser expertos: “¡No! ¿Qué dices? Está claro que √(62-4×√a54×2w32x). 32.q3 – √18(2w + 32x) significa aire. Ignorante” Imprescindible es el “esto no sirve para nada, sólo quieren cobrar”; “otra causa del fin del mundo”; “Esto ya estaba en un pie de página de unos apuntes apócrifos de Einstein”. También son infaltables las discusiones que comienzan con un “Y si la iglesia no molestara, X podría ser Y…”

Notas sobre coches

Los fierros son pasión de multitudes, y las multitudes se expresan con la misma aerodinámica y adrenalina con la que lo hacen en sus coches. Así es que vemos comentarios como: “300 kmh no son nada” y “300km/h es demasiado”. Un lugar común es “tienen que preocuparse más por el medio ambiente y menos por las velocidades”, pero en cuanto mostramos un coche eléctrico eficiente alguno declara: “ah, pero a esa velocidad prefiero ir en bici” La diversidad hecha comentario, oh sí, surge con la discusión entre “los híbridos son el camino” y “sí, hasta que los eléctricos los pasen por encima”. Las comparaciones con Need For Speed y otros juegos son obligadas, y si por casualidad el redactor dice que el coche le ha parecido una obra de arte, siempre estará el chistosito que dirá que es una obra de arte, pero de Pablo Picasso.

Notas de super computadoras o Hardware pesado

Cada tanto le dedicamos espacio (con lo dificultoso que es) a algún super ordenador que abra los ojos en alguna parte de la tierra. 21391023821 procesadores, 28937218931 de RAM  y 3298321083912803 personas pensando que el fin del mundo llegará a través de sus cálculos. Otros, claro, repiten lo que es la preocupación humana por antonomasia cada vez que surge una computadora gigante: “¿Correrá el Crysis?” Probablemente no sólo lo correrá, sino que debido a su procesamiento podría llegar a recrearlo en una de esas simulaciones de catástrofes mundiales que hacen. Sobre esto, infaltable el comentario: “¿Vieron? A los superordenadores les ponen Linux” Las respuestas son del tipo: Por supuesto, ¿te imaginas un virus con 3912832190 procesadores para reproducirse?

Notas sobre Juegos y entretenimiento

Si se trata de cine, los críticos se juegan la vida para resaltar como expertos. Si se trata de juegos, los expertos desearían que se los filme opinando sobre ellos. Los más comunes desde siempre en este tipo de tópicos son las comparaciones. Por supuesto van desde la más simples y polémicas: “Star Trek es Star Wars para vírgenes” a las más concienzudas (e igual de polémicas) “yo creo que el rendering del vertexligh simboliza la comunión entre el catolicismo y C++” Hablando en serio, no faltan aquellos que rememoran  las precuelas y forman comuniones destructivas ante las secuelas. El año pasado entregamos el premio Twilight a, obvio, la película Twilight y a Duke Nukem Forever, que fueron más vilipendiados que una cita entre Rebecca Black y Justin Bieber en los cuarteles del FBI.

Notas de IA y robots

Decir que la inteligencia artificial tiene vida propia es ser  redundante, pero no tan redundante como leer en cada artículo sobre inteligencia artificial: “…y así es como nace Skynet. Hagan sus plegarias” Sumada a la de las supercomputadoras, cualquier atisbo de robótica mezclada con inteligencia artificial supone pensar en distopias con T-1000s, Hal-9000, Zordons (?) y cualquier cosa que se manifieste como una inteligencia desapegada del control humano. No teman muchachos, recuerden que Cyberdine S.C. todavía no se construyó y nos quedan muchos días de júbilo junto a la libertad y libre albedrío dados por el pasional yugo del Capitalism… Oh.

Notas sobre electrónica

Mario Sacco es apodado, entre bastidores, como la anguila de Neoteo. No porque sepamos de alguna característica fisiológica ejemplar, sino porque tiene la electricidad y la electrónica a flor de piel. Los comentarios típicos en sus notas son agradecimientos y pedidos de tutoriales de todo tipo de cosas: “Hazme un tutorial de cómo construir tostadoras resistentes al agua, Mario!”. Otros le insisten que le pasen el contacto de quien le provee los componentes, como si alguien se los trajera del futuro. Pero claro, si bien tiene un público muy extenso, la mayoría de los que leen las notas de Mario terminan comentando: “Y… ¿Esto para qué es? ¿Para qué sirve?” o “Yo no entiendo nada, pero muy buena nota”. Sin vergüenza, muchachos, yo estoy con ustedes.

Notas sobre Artilugios y novedades tecnológicas

Impregnados de una victimización del tipo “por qué #@%$·! no se me ocurrió a mi?”, los comentarios en los artículos sobre artilugios novedosos son de lo más entretenidos. Está desde aquél al que cualquier cosa le parece que será el Grial con el cual resolveremos los problemas del futuro: “Wow! Con este dispositivo detecta pirañas para el iPhone ahora el mundo tendrá menos preocupaciones”. Y por supuesto está el que, subido a una montaña creada con sus propias fantasías, cree que lo ha visto todo: “Pfff. Esto lo inventaron en 1543, los hermanos What.” Luego están las referencias póstumas a la inventiva de Steve Jobs, está quien no lo cree y dice que es un fake. El comentario sobre lo caros que son los gadgets está siempre, tanto como el de lo imposible de su comercialización y del miedo al cambio. Pero fundamentalmente el de que si las predicciones del comentarista no se dieran, él no lo compraría porque le es inútil. Deliciosos. Lo que sí sé es que mi comentario, luego de cada invención de turno sería: “Lindo el futuro, eh. Mientras tanto nos seguimos limpiando el ano con un bollo de papel higiénico.” Bah. Ustedes. Yo uso los tres caracolitos.

Notas sobre Software

En Neoteo conocemos las mil y un respuestas posibles a través de los comentarios a una recomendación de software. El típico: “Genial programa. ¿Pero tiene versión para Linux?” Incluso dicen esto cuando el software se encarga de ordenar las jumplist de Windows. Lo mismo sucedía en los tutoriales para Photoshop, donde el primer comentario no era “Soyez le premiere”, sino “Y para GIMP?”. Otro caso es la recomendación de un servicio web y el reclamo: “¿Pero de dónde lo descargo?”. Otro es el que dice tener una mejor versión y spamea sitios personales. Por supuesto no falta el que ve un programa de origen ruso escrito en inglés y exige que Lisandro o yo nos pongamos a traducirlo al español en nuestros ratos libres. Eso sí, en cuanto el signo $ o € aparecen en la redacción, el programa se vuelve descartable de inmediato. “no, por esa porquería yo no voy a andar pagando”

Comodines: Los comentarios globales

Cada sección de Neoteo tiene comentarios que desde el momento en el que nos ponemos a escribir, sabemos que estarán ahí. Pero hay comentarios que son tan comunes y repetidos, que no resisten las fronteras de los tópicos y se mueven a lo largo de todo lo que escribimos.

Las correcciones gramaticales , ortográficas y lingüísticas: Hay algunas que están muy puntualmente realizadas porque a veces no es fácil escribir 3000 palabras por día sin que se escape algo, pero hay otras que dan ganas de sacar la mano por la pantalla y ahorcar al comentarista: “Supongo que donde escribiste “Exceelente”, habrás querido decir Excelente”. Otra que siempre se da es la de la corrección idiomática “Hey! Por qué no escribes Juego del juego en vez de Gameplay?” Todavía estoy esperando que alguien conteste: “Por la misma razón que tu tienes Windows y no Ventanas.”

Odios y fanatismos: “Viva Linux, lo demás es m….”; “Muerte a Apple”; “Google es lo más”; “Facebook no sirve para nada”; “Anonymous vendrá por ustedes” Ah! Y si por casualidad se relacionan los términos “virus” y “Linux”, saltan chispas y se arman debates más largos que el código fuente del Universo. Entre estos seguro estará  “el mejor antivirus para Windows es Linux”, una frase que compite en cantidad de repeticiones con la del sabio que no sabía nada, Sócrates.

El escepticismo y la paranoia: “Esto seguro que luego me lo cobran”; “esto no me lo creo”; “otro invento del FBI”; “esto lo quieren para quedarse con mis datos”; “Google nos va a dominar”; “Si Mark Zuckerberg y Skynet se asocian, estamos más fritos que Megaupload”; etc.

Las referencias cinéfilas y de ciencia ficción: No sólo Matrix se lleva premios a la más mencionada, también hay para Star Wars con cosas como “más duro que Han Solo en carbonita”; “Dado vuelta como la saga de Star Wars” o “Ese teléfono inteligente me recuerda a un Ewok resfriado”

Spam y multienvío de comentarios: La etapa del comentarista que hacía pequeños aportes de dos palabras y luego nos recomendaba la visita a un hotel nos hizo reír durante un tiempo, pero también hay spam que ustedes no llegan a leer porque Max está esclavizado contra un ordenador quitándolos todo el día. Otro asunto son los comentarios duplicados, triplicados, millónplicados que algunos usuarios dejan porque aprietan mil veces el botón de enviar en vez de hacerlo una vez y esperar a que la página se actualice. Imagina hacer 20 veces doble clic sobre el icono de un juego antes de que se abra, esto funciona igual.

El anonimato: Las quejas sobre el sitio y las peleas suelen surgir de comentarios de anónimos, así que al no poder identificarlos, no les vamos a poder dar este jugoso premio en metálico que teníamos para ustedes por ayudar a hacer crecer la página.

Las quejas sobre el captcha “saquen este captcha!”; “prefiero leer sobre hoteles y pomadas de Herbalife que escribir el captcha” Contenido gratis, información gratis, posibilidad de comunicación gratis; sí. Pero escribir 10 caracteres locos nos cambia el humor. Sí. A todos nos pasa.

Estos, y otros tanto que se están gestando como regulares, son los lugares comunes en los comentarios, un repaso educativo de lo que es Neoteo en sus partes más bajas. Más bajas del template de nuestro diseño, por supuesto. Esperamos que se lo tomen a bien y que no cambien, que así como son, lectores, los queremos mucho (Bueno… A veces). Esperando que les haya gustado, insto a que el primero que comente no se olvide de escribir las tres palabras más comunes en los comentarios…

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Nico Varonas

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

R-78E ¿Adiós al Regulador de Tensión 7805?

Solve for X: Convirtiendo problemas en desafíos