in

Mir:ror y Ztamps: RFID para uso hogareño

Violet, el fabricante de los conejos Nabaztag capaces de conectarse a Internet e interactuar con los usuarios, ha puesto a punto un producto denominado Mir:ror. Se trata de un lector de tarjetas RFID llamadas Ztamps, que promete revolucionar el hogar digital.

Nabaztag, el conejo de Violet, ha tenido cría.

Ese conejo luminoso llamado Nabaztag, que hasta ahora resultaba algo más curioso que práctico, ha tenido cría. El nuevo integrante de la familia se llama Mir:ror y en esencia se trata de accesorio que, gracias a la tecnología RFID, permite enlazar el mundo real con el digital. Mir:ror es una base lectora de etiquetas RFID, a las que Violet ha bautizado Ztamps y que podemos pegar a los objetos de nuestra casa. Luego, cuando acercamos las etiquetas Ztamps a Mir:ror, este se encargara de llevar a cabo las acciones que hemos definir previamente.

Esto nos permite interactuar con el mundo virtual de una forma que hasta ahora estaba limitada a nuestra imaginación. Por ejemplo, si pegas una Ztamps a tu llavero, podrás hacer que el ordenador se bloquee cuando retiras las llaves del Mir:ror. O puedes poner una en tu vieja agenda de papel, que haga que el cliente de correo electrónico se ejecute cuando la acercas a la base. Las posibilidades, como puedes ver, son enormes.

Como ya habrás deducido, Mir:ror debe estar conectado al ordenador para poder hacer realidad su magia. Para ello utiliza una conexión USB y un software especial que es el que se encarga de que tu ordenador haga lo que quieras cuando arrimes tal o cual objeto a Mir:ror. A los encargados de marketing de Violet les gusta referirse a su producto como “el primer lector RFID para el gran público”, y realmente es una buena forma de expresar de qué se trata el invento.

Para disfrutar de Mir:ror deberás desembolsar solo 45 euros.

Además de las etiquetas Ztamp programables, Violet tiene otros planes para impulsar su concepto “Internet en las cosas”. De hecho, se encuentra negociando con otras compañías para integrar tarjetas RFID en productos tales como planchas, móviles y gadgets de todo tipo, que serviría para que el usuario, simplemente colocando el objeto sobre el Mir:ror, pueda acceder la página del servicio técnico del fabricante.

Para disfrutar de Mir:ror deberás desembolsar solo 45 euros. A cambio, Violet te proporciona el lector y cinco etiquetas RFID para que puedas comenzar a experimentar.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ariel Palazzesi

4 Comments

Leave a Reply
    • Tu cabronazo. eres el tipico tipo que se las da de muy sabiondo. porque diablo no opinas algo sobre el post en vez de andar corrigiendo sobre si se escribo mal alguna palabra, vete a comer cagarrutas :@

      por cierto muy buen post ^_^

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Predicciones de IBM para 2009-2014

VMWare Workstation: Haciendo una máquina virtual