in

Open Energy: Sistemas eléctricos inteligentes y populares


Fran Castillo lidera un proyecto que no pretende crear nuevas tecnologías para la obtención de energía fotovoltaica. Tampoco está detrás de la idea de desarrollar y construir cualquier otro sistema capaz de generar energía renovable. Muy lejos de todo eso, persigue una particular idea que puede alcanzar al ciudadano común, como tú o como yo, llegando a abarcar ciudades enteras con el desafío que se ha planteado y nos presenta con Open Energy: Crear conciencia ciudadana, aprender de lo que hacemos mal (energéticamente hablando) y facilitar herramientas de uso libre para que todos podamos comprender que hacemos con la energía en nuestra vida. Esto incluye descubrir cómo podemos empezar, desde nosotros mismos, a transformar de manera inteligente, nuestro concepto sobre la energía y la importancia de su uso racional. ¿Un soñador? Descúbrelo en éste artículo.

La idea es sencilla: se trata de conocer el comportamiento, en tiempo real, del uso que le damos a la energía eléctrica y su visualización en los sistemas informáticos que usamos a diario y nos rodean volcando toneladas de información, que nunca nos saciamos de consumir. Es decir, los mismos dispositivos que nos bombardean con información que, en oportunidades no  deseamos ver, leer o tener, pueden ser utilizados para aplicaciones útiles como el monitoreo del consumo eléctrico de nuestro hogar. A partir de esta idea, Fran Castillo propone el uso de plataformas abiertas (Arduino) para controlar el consumo de energía que tenemos a diario con un dispositivo llamado Energy Monitoring Device y a su vez, utilizar un software llamado Open Energy Visualization, también basado en plataformas libres (Processing) los que, unidos en un trabajo común, pueden demostrarnos cuál es la forma en que utilizamos (aprovechamos o derrochamos) la energía en nuestra casa, incluso de nuestra ciudad.

Estos sistemas de monitoreo y visualización, pueden ayudarnos a tomar conciencia de lo que estamos haciendo con la energía en cada momento de nuestra vida y pretende evolucionar hacia un escenario en que la generación y distribución de la energía, no sean patrimonios exclusivos de determinados sectores privilegiados, sino que sea una actividad descentralizada, donde todos podamos ser partícipes. Esta toma de conciencia puede ayudar al ciudadano común a adoptar (o abandonar) determinados patrones de conducta en la búsqueda de un mejor aprovechamiento de la energía. OEV (Open Energy Visualization) pretende ser un sistema informático encargado de controlar, a cada momento del día, los dispositivos encargados de registrar el consumo (kWh) y los niveles de gas CO2 emitidos en la ciudad, pretendiendo llegar a implementar el sistema Smart Grid (Redes de distribución energética inteligentes).

Así como existen en muchos lugares, determinados puntos críticos donde el consumo es excesivo, al mismo tiempo, en otros sitios, se producen excedentes en la generación de energía que termina siendo liberada y no aprovechada. Ejemplo de esto puede ser la liberación de grandes cantidades de agua en las represas hidroeléctricas, la quema de gas excedente, la liberación en forma de calor de la energía fotovoltaica, que los sistemas no pueden absorber en tiempo real y podríamos encontrar muchos otros ejemplos más. De este modo, con sistemas de monitoreo y visualización en tiempo real del estado de equilibrio, que puede una sociedad evolucionada alcanzar, en el futuro se podría aprovechar más energía, en forma más inteligente y con una sociedad beneficiada en forma directa e inmediata.

Trabajando para generar conciencia social, Fran Castillo intenta demostrarnos que la misma tecnología que nos absorbe y consume la energía, pueda servirnos para utilizarla de manera más inteligente con el objeto de ayudar a brindarle a la sociedad una distribución más equitativa, con un consumo más consciente y eficiente. Cualquiera podrá construir los dispositivos de hardware y todo será bajo licencia Creative Commons. Todos estos sistemas y estas experiencias se están desarrollando en los Laboratorios Kibu, en Budapest y es probable que desde allí nazcan los modelos soñados por muchas personas que, como Fran Castillo, aspiran cada día, a vivir en mundo mejor.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Mario

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Misora: biplano supersónico conceptual

Iluminación LED controlada con Android