in

Pentax K-S2: Súper compacta, fácil de usar, y resistente al clima

Repasando a uno de los «nuevos clásicos» de Ricoh

Comienza otra ronda de aventuras fotográficas aquí en NeoTeo, y eso nos lleva a conocer el excelente trabajo de Ricoh. Este fabricante ataca a todo el espectro con sus cámaras, y en su serie réflex encontramos algunos modelos muy interesantes. Hoy nos inclinamos en favor de una cámara «semi clásica» como la Pentax K-S2, que trae especificaciones no tan comunes para lo que denominamos cámaras entry.

No hay dudas de que la competencia en el espacio de las cámaras réflex explotó. Canon nos permite el ingreso por apenas 310 euros con su EOS 4000D, y la Canon EOS 1300D sigue siendo extremadamente tentadora a 355 euros. Sin embargo, la intensidad también se siente a medida que subimos escalones. Una de las jugadoras que más nos llamó la atención es la Pentax K-S2. En esencia, el fabricante japonés decidió sacrificar un poco de sensor para favorecer a otros elementos dentro de sus especificaciones. Eso significa que estamos ante una cámara entry «cara», que vence en varios aspectos a sus rivales directas. ¿Te gustaría saber más?


Pentax K-S2: Porque los megapíxeles no lo son todo

Pentax K-S2
Compacta, sellada, y buenas funciones por su precio

Anunciada oficialmente en febrero del año 2015, la Pentax K-S2 utiliza un sensor de 20.1 megapíxeles efectivos. Su sensibilidad ISO se extiende de 100 a 51.200 sin modo Boost, y su velocidad de apertura oscila entre 1/6000 y 30 segundos, tanto en automático como manual. Su pantalla principal es de 3 pulgadas con una resolución de 921.000 puntos, un conjunto relativamente estándar. Carece de soporte táctil, pero es abatible (la primera réflex Pentax en incorporar esto), y trae un recubrimiento anti-reflejos. El viewfinder se basa en un pentaprisma, algo sorprendente para un modelo entry. Como si eso fuera poco, su cobertura es del 100 por ciento, cuando lo normal es encontrar un 95 por ciento. Lo que Ricoh quitó por un lado, lo compensó por otro.


Pentax K-S2
Pantalla abatible, modo Live View, y cobertura de 100 por ciento en el viewfinder. Nada mal.

Al analizar el sistema de autoenfoque encontramos un módulo Safox X con 11 puntos seleccionables, 9 de tipo cruz. El modo Burst alcanza los 5.4 FPS en su opción más rápida, con un búfer de 20 imágenes en JPEG y 5 en RAW. Todo el almacenamiento queda a cargo de tarjetas SD, SDHC, y SDXC (UHS-1), y Ricoh también confirmó la compatibilidad de la Pentax K-S2 con tarjetas EyeFi. La conectividad de la cámara es WiFi y NFC, pero siguiendo la línea de otras marcas, los reviews de la app oficial Image Sync son abismales, y requiere un poco de paciencia.


Pentax K-S2
Los controles son casi como los de una cámara mid-end

Si damos un paso atrás, no podemos negar que la apariencia de la Pentax K-S2 es muy superior a la de su predecesora. Ricoh no sólo regresó a un perfil más tradicional, sino que se las arregló para crear a una de las réflex más compactas del mercado a pesar de su peso (678 gramos con tarjeta) y al mismo tiempo resiste la hostilidad de los elementos con un buen sellado. A la hora de asimilar sus controles, el dial de modo en la Pentax KS-2 es mucho más completo de lo que esperábamos. Tenemos Full Auto, Exposición Automática «P», Prioridad de sensibilidad «Sv», Prioridad de obturador «Tv», Prioridad de apertura «Av», Prioridad de obturador y apertura «TAv», Exposición a lámpara «B», y Manual.


Pentax K-S2
0.4s, f/11, ISO 100

Pentax K-S2
1/2500, f/5, ISO 800

Tal y como lo sugiere su nombre, «A-HDR» toma tres fotos consecutivas para crear una imagen compuesta en HDR, y «SCR» guarda un total de 19 modos de escena (Retrato, Paisaje, Macro, Objeto en movimiento, Retrato Nocturno, Puesta de Sol, Azul cielo, Bosque, Escena nocturna, Escena nocturna HDR, Instantánea noche, Alimentos, Mascotas, Niños, Surf y Nieve, Silueteado, Luz de vela, Iluminación de estudio y Museo). «U1» y «U2» son programables, y los detalles al respecto se encuentran en el manual. Para cerrar esta sección, nos queda hablar del vídeo: La Pentax KS-2 graba 1080p30 o 720p60, con un tiempo máximo de 25 minutos o 4 GB de archivo. Un leve paso atrás ya que sus oponentes principales (digamos, la Nikon D5600) ofrecen 1080p60, pero más que suficiente para mojarse los pies en YouTube.


Pentax K-S2
1/60, f/2.8, ISO 400

Pentax K-S2+18-50WR - Cámara fotográfica digital, color negro
  • Pantalla LCD orientable TFT de 3 pulgadas y 921000 puntos
  • Con sensor de tipo CMOS y resolución de 20.12 Mp
  • Zoom óptico de 5x y zoom digital de 7x
  • Módulos incorporados WiFi y NFC con botón dedicado para la comunicación instantánea con smartphones o tabletas

Accesorios para Pentax K-S2

Con un precio promedio de 570 euros, la Pentax K-S2 tiende a ser un poco cara si se la compara con otras entry, pero lo cierto es que entrega más, y el siguiente salto de calidad demanda unos 100 euros como mínimo. Eso le da a esta réflex un equilibrio más amplio del que imaginamos al principio, y si la acompañamos con el paquete correcto de accesorios, la balanza se inclina indudablemente a nuestro favor.


Baterías y alimentación

El rendimiento de la batería en la Pentax K-S2 se extiende a 480 disparos cuando no usamos el flash. Un número aceptable, pero no necesariamente el ideal. Por suerte, cualquier déficit de energía puede ser corregido con apenas 40 euros. La batería Gloxy de litio compatible con D-LI109 tiene la misma capacidad que los módulos originales, mientras que el cargador Gloxy 2 en 1 sustituye al K-BC109 tanto en casa como en el coche, gracias a su conector de encendedor.

Pentax K-S2
Buen rendimiento, bajo costo

Flashes y luces continuas

El flash de la Pentax K-S2 cuenta con varios modos y se defiende bastante bien, pero al momento de pelear con la falta de luz, debemos ser contundentes. Nuestro primer aliado es el flash Metz Mecablitz 44 AF-2, con un diseño compacto, una sencilla interfaz, conexión USB que nos permite cargar con facilidad el último firmware disponible, y la ventaja de poder usar baterías AA. La otra mitad de la ecuación queda a cargo de la antorcha Rotolight NEO 2, con un 85 por ciento más de luz que el modelo anterior, temperatura de color ajustable, y una sólida sincronización a alta velocidad.

Pentax K-S2
El Metz Mecablitz 44 AF-2 es muy sencillo de usar

Trípodes y soportes

No tiene sentido negarlo: Más allá de su excelente diseño compacto, es probable que esta réflex se sienta un poco pesada para algunos usuarios, y si sumamos a sus modos HDR y nocturnos, la presencia de alguna clase de soporte en nuestro pack de accesorios es innegociable. Entonces, si el plan es adquirir un buen trípode para Pentax K-S2, es muy difícil equivocarse con el Gloxy GX-T6662A. 1.6 metros de altura, rosca universal, patas antideslizantes y una carga máxima de 10 kilogramos lo transforman en el compañero ideal para esta cámara. Y en situaciones más complejas, nada mejor que el Clampod Takeway T1. Las apariencias engañan: Esa pequeña bestia soporta 40 kilogramos, y se adapta a lo que sea.


Mochilas y bolsos

El sellado general que posee la Pentax K-S2 es una ventaja que nos gustaría ver en todas las cámaras entry de aquí en adelante, sin embargo, eso no la convierte en una especie de Highlander réflex. Las mochilas y los bolsos que la transporten deben estar a la altura de las circunstancias, y ahí es cuando intervienen opciones como la Gloxy Pro AW, de interior acolchado y personalizable, con funda impermeable y correas anchas para mayor comodidad. Por el lado de los bolsos, la mejor relación precio-rendimiento está en el Lowepro Toploader Zoom 55 AW II, que puede cargar objetivos instalados de hasta 400 milímetros, y la funda exterior impermeable le da una capa adicional de protección.

Pentax K-S2
Una de las mejores del mercado, sin vueltas

Objetivos

El objetivo 18-50 incluido en el kit básico de la Pentax K-S2 establece un buen punto de partida, pero ya sabes lo que opinamos sobre los objetivos. Todos y cada uno de ellos son una inversión a futuro, y más allá de sus virtudes o defectos, te harán un mejor fotógrafo. Nuestra recomendación arranca con dos clásicos. La gente de Irix tomó la excelente decisión de ofrecer a sus objetivos gran angular Firefly y Blackstone con montura Pentax, por lo tanto, a ese precio sería muy complicado encontrar ejemplares superiores. Ahora, si sólo vas a comprar el cuerpo de la cámara, el Tamron 17-50mm f/2.8 Di II es un gran comodín a un precio razonable, y para entrar al mundo de los teleobjetivos, el Gloxy f/6.3 de 500mm y 180 euros en su etiqueta es una alternativa fabulosa.


La bandera a cuadros cae, y llegamos al final por hoy. La Pentax K-S2 nos recuerda que hay vida más allá del duopolio Canon-Nikon, y por más que su precio final no sea tan amigable o haya quedado un par de pasos atrás en lo que se refiere a vídeo, es una muy sólida introducción para cualquier entusiasta que desee una cámara «entry+» compacta, resistente, y con funciones secundarias por arriba de la media. ¡Buena suerte!

Reportar

¿Qué te pareció?

Mentor

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

El algoritmo voraz

Muy fácil de utilizar

Cómo convertir fotos en Emoji animados