Philips explora sistemas de bio-luz

Generar luz sin consumir energía eléctrica puede parecer una utopía, pero la biología tiene una respuesta a ese desafío a través de la bioluminiscencia. El truco está en aprovecharla de forma tal que se convierta en una alternativa viable y amigable con el medioambiente, y es Philips quien se encuentra explorando un concepto de bio-luz basado en bacterias alimentadas con metano. Sus aplicaciones podrían alcanzar a muchos entornos de baja luz, desde cines y discotecas hasta sistemas de señalización y salidas de emergencia.

Se dice que lo esencial es invisible a los ojos, y esto es particularmente cierto a la hora de consumir energía. Encender una luz puede ser lo más natural del mundo para nosotros, ¿pero cuánta energía estamos desperdiciando que no vemos? Desde los cargadores de los móviles hasta aquellos equipos de audio que reportan la hora incluso estando “apagados”, el desperdicio de energía puede ser muy importante, aunque ya se han activado diferentes regulaciones que buscan reducir esta pérdida. Una simple señal que ilumina la palabra “salida” o las flechas indicatorias de las salas de cine necesitan de energía eléctrica a pesar de emitir una luz muy baja, por lo tanto, si los resultados son tan humildes, y el consumo está allí de todas formas, ¿no se podría hacer algo al respecto?

De acuerdo a la gente de Philips, sería posible implementar un sistema de bio-luz, basándose en la bioluminiscencia de algunas bacterias. Su concepto tiene la apariencia de células montadas en la pared utilizando un marco de acero, interconectadas entre sí por tubos de silicio que alimentan a las bacterias con metano. El resultado es la emisión de una luz verde, pero puede ser alterado con la introducción de proteínas fluorescentes. El metano es obtenido del digestor instalado como parte del concepto “Microbial Home” de Philips, un hogar en el cual lo que normalmente es considerado como desperdicio puede ser reutilizado para el funcionamiento de otros dispositivos.

Señalización en caminos, luces de emergencia, salidas para cines, luz ambiental y hasta indicadores para sistemas de diagnóstico (como monitores de diabetes) serían algunas de las aplicaciones teóricas para este tipo de iluminación. Una bio-luz no sería adecuada para iluminar un hogar entero, pero también contribuye a que la “iluminación estética” pueda volverse mucho más verde y eficiente de lo que es ahora. Apenas se trata de un concepto, y sería algo apresurado hablar de una aplicación comercial, sin mencionar el hecho de que estas luces necesitan metano para “trabajar”. Sin embargo, si la generación de metano a partir de material de desperdicio se convierte en una opción para los hogares del futuro, ¿entonces por qué no?

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Lisandro Pardo

10 Comments

Deja una respuesta
  1. Habría que conocer los detalles, pero si estas bacterias son consumidoras de metano, el sistema podría ayudar mucho con el efecto invernadero. Este efecto de absorción del metano podría ser incluso más importante que la energía ahorrada.

    • #1 la verdad que el metano no es el único problema pero dejando eso de lado tenes que tener en cuenta la sociedad en la que vivimos donde todo se lle va a lo excesivo por lo que tal vez comenzaríamos a obtener metano de otras formas bajando así el nivel de metano y el metano en un nivel muy bajo también es malo

  2. Tengo una consulta, según leí por la tabla de ondas electromagneticas, la luz verde es la más visible para el ojo humano. ¿Por qué entonces se usan luces azules en iluminaciones? ¿Por qué los autos no tienen luces verdes? ¿el verde se ve más que el blanco?

    • #2 Hola. es verdad que el ojo es más sensible al verde amarillento(555nm). pero el proceso de la visión es más complejo. para poder ver bien colores se necesita en general luz que contenga la mayor cantidad de ellos( luz blanca). Por otro lado cuando la intensidad de la luz es baja, se activa en el ojo la visión escotópica, donde se es más sensible al azul. saludos

  3. Pues no se ustedes pero…. ese marco, quitandole las mangueras y el banquillo, solo atornillado en la pared, se veria MUY bien en mi habitacion.

  4. Es verdad que el ojo es más sensible a la luz verde amarillenta(555nm). pero el proceso de la visión es más complejo. para distinguir colores necesitas de una luz que tenga la mayor parte del espectro(luz blanca). por otro lado cuando la intensidad de la luz es baja el ojo se activa la visión escotópica, en la cual somos más sensibles al azul

  5. Hola. es verdad que el ojo es más sensible al verde amarillento(555nm). pero el proceso de la visión es más complejo. para poder ver bien colores se necesita en general luz que contenga la mayor cantidad de ellos( luz blanca). Por otro lado cuando la intensidad de la luz es baja, se activa en el ojo la visión escotópica, donde se es más sensible al azul. saludos

  6. Hola. es verdad que el ojo es más sensible al verde amarillento(555nm). pero el proceso de la visión es más complejo. para poder ver bien colores se necesita en general luz que contenga la mayor cantidad de ellos( luz blanca). Por otro lado cuando la intensidad de la luz es baja, se activa en el ojo la visión escotópica, donde se es más sensible al azul. saludos

  7. Hola. es verdad que el ojo es más sensible al verde amarillento(555nm). pero el proceso de la visión es más complejo. para poder ver bien colores se necesita en general luz que contenga la mayor cantidad de ellos( luz blanca). Por otro lado cuando la intensidad de la luz es baja, se activa en el ojo la visión escotópica, donde se es más sensible al azul. saludos

  8. Hola. es verdad que el ojo es más sensible al verde amarillento(555nm). pero el proceso de la visión es más complejo. para poder ver bien colores se necesita en general luz que contenga la mayor cantidad de ellos( luz blanca). Por otro lado cuando la intensidad de la luz es baja, se activa en el ojo la visión escotópica, donde se es más sensible al azul. saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.