in

Project Christine: El ordenador modular de Razer


Instalar nuevos componentes puede ser una actividad gratificante, pero lo cierto es que no todos la disfrutan. Actualizar el hardware equivale a reemplazar el sistema entero para aquellos usuarios que no quieren pelear con detalles de compatibilidad o configuración, sin embargo, la gente de Razer busca simplificar el proceso con Project Christine, un ordenador modular.

Aunque entiendo a la perfección las ventajas que otorga un ordenador nuevo, no puedo estar en contra de alguien que prefiere actualizar el hardware en su sistema actual. Después de todo, he pasado por ese ritual docenas de veces, y en la gran mayoría de los casos, agregar un nuevo componente es cuestión de minutos. Claro que, lo ideal es evitar cualquier conflicto de compatibilidad antes de que se manifieste, y este punto requiere mucha información. A pesar de todos los estándares y protocolos existentes, nunca falta esa situación en la que conectar la tarjeta gráfica “X” en la placa base “Y” con una fuente de alimentación “Z” se vuelve un caos de hardware. La mayoría de usuarios no quiere ni siquiera leer sobre este tipo de conflictos, y para ellos, Razer tiene una alternativa.

 

Una vez más, el CES 2014 fue el lugar escogido para presentar a Project Christine, un concepto de ordenador modular. Parece difícil que un ordenador pueda ser más modular de lo que ya es, pero Razer ha desarrollado una serie de unidades selladas, sin cables, con refrigeración líquida y cancelación de ruido para el hardware principal. Todo lo que tiene que hacer el usuario a la hora de actualizar es quitar una unidad y conectar una nueva, y el propio sistema se encargará de sincronizar y configurar los nuevos componentes. Razer destacó con cierto énfasis el soporte para múltiples sistemas operativos, por lo tanto, aquellos jinetes que prefieren Linux deberían llevarse bien con Project Christine. Para cerrar el combo, la carcasa trae una pantalla LED táctil en la parte frontal.

El CEO de Razer Min-Liang Tan explicó que el objetivo de Project Christine se reduce a “presentarlo a los gamers y ver si les gusta”. No habrá ninguna clase de Kickstarter o iniciativa de crowdfunding paralela para llevar a este ordenador al mercado. Existe la posibilidad de que otros fabricantes además de Razer comercialicen los módulos, pero no hay nada planeado aún. En lo personal, creo que el perfil extremadamente propietario de Project Christine es un precio demasiado alto para simplificar la actualización de hardware… pero llevo más de una década ensamblando ordenadores. Todo aquel que no tenga ni la menor idea sobre cómo instalar nuevos componentes, seguramente recibirá a Project Christine con los brazos abiertos.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

PlayStation Now: Streaming de videojuegos, con la visión de Sony

Sony Core: Nuevo sensor “wearable” para tu actividad diaria