in

Retroinformática: Grundy NewBrain (1980)

https://www.neoteo.com/wp-content/uploads/2011/06/New_Brain.jpg

Sinclair Radionics, que más tarde se convertiría en Sinclair Research y sorprendería al mundo con sus ZX80, ZX81 y ZX Spectrum, comenzó en 1978 a desarrollar un ordenador económico destinado al mercado doméstico. Como no logró que su coste fuese inferior a las 100 libras, la administración británica -que poseía tres cuartas partes de las acciones de la empresa- decide que la empresa Newbury Labs continúe el proyecto, que luego de varias idas, venidas y nuevos traspasos de manos, se convertiría en el Grundy NewBrain, un ordenador con características técnicas sobresalientes para la época.

Sir Clive Sinclair había fundado Sinclair Radionics Ltd en 1961. En 1977 puso a la venta un kit -del que seguramente hablaremos en otro artículo- llamado MK-14 que resultó bastante exitoso. Así fue como Sinclair se fijo la meta de desarrollar un ordenador que pudiese venderse por menos de 100 libras, algo que en ese momento era prácticamente imposible. Sus ingenieros comenzaron a trabajar en el diseño de la máquina, pero no tardaron demasiado en darse cuenta que su proyecto no podría cumplir con la meta fijada por la dirección de Sinclair Radionics.

Un NewBrain AD, con teclado en francés.

Sinclair prefirió centrarse en un nuevo diseño, que terminaría conociéndose como “Sinclair ZX80” y descartar el trabajo previo. Pero administración británica, que poseía el 73% de las acciones de Sinclair Radionics, decide otorgar a la empresa Newbury Labs los diseños existentes y convertir el ordenador “desechado” por Sinclair en un producto comercial. En esa época, la BBC estaba trabajando en una serie de seis programas (“The Mighty Micro”) en los que el Dr Christopher Evans del UK National Physical Laboratory intentaba predecir el futuro de la revolución informática. La idea del programa tuvo tan buena acogida, que se decidió dictar las especificaciones para un ordenador, el “BBC Micro”, para que acompañase la serie de documentales. Dichas especificaciones se aproximaban bastante a lo que era el diseño original de Sinclair Radionics, de ahí el interés del gobierno en que el proyecto no se truncase.

El interior de Newbrain

Finalmente, una serie de retrasos por parte de Newbury Labs dejaron a este diseño fuera de carrera, y el gobierno eligió el Acorn Proton para convertirlo en el “BBC Micro”. Perder la oportunidad de que nada menos que la televisión pública del Reino  Unido popularizase su sistema provocó que Newbury Labs enfrentase serios problemas financieros, por lo que terminó vendiendo el proyecto a la compañía Grundy. Años después de haberse iniciado su diseño, el ordenador se puso a la venta con el nombre “NewBrain”.

Pantalla alfanumérica fluorescente

Existieron dos versiones del NewBrain,”A” y “AD”. El segundo de ellos incluye una pequeña pantalla alfanumérica fluorescente, de una sola linea de 16 caracteres, que permite utilizar el ordenador sin necesidad de un monitor. Existió la intención de comercializar también un modelo “M”, que alimentado con pilas sería una versión “Movil” del NewBrain, pero hasta donde sabemos nunca llegó a las tiendas. Ambos utilizaban un microprocesador Zilog Z80A de 8 bits corriendo a 4 MHz y disponían de una ROM de 24KB en la que se alojaba el interprete BASIC, un editor y las rutinas del sistema.

El diseño del NewBrain era muy innovador. Mientras que los demás ordenadores de la época proporcionaban una interfaz para grabar datos en cassettes, el NewBrain disponía de dos, que podían utilizarse a la vez, además de dos puertos seriales de propósito general. Tenía varios modos gráficos de vídeo (256×256, 320×256, 512×256 y 640×256 píxeles) y modos de texto (32×25, 32×30, 40×25, 40×30, 64×25, 64×30, 80×25×2 y 80×30 caracteres), todo en monocromo. El juego de caracteres contaba con 512 símbolos diferentes, y no tenía sonido. La memoria RAM, originalmente de 32KB, podía ampliarse a 64KB, 128KB, 256KB o 512KB, siendo el límite máximo del sistema de gestión de memoria 4MB, una cifra que en esa época era sencillamente increíble.

Anuncio destacando las características del ordenador.

La empresa puso también a la venta un módulo de expansión que proporcionaba al NewBrain salidas serie adicionales, salidas paralelo, puertos de joystick, y un conector para cartuchos de ROM. Hubo otros periféricos, de los que no se fabricaron demasiados, como una controladora de discos capaz de proporcional al sistema la posibilidad de correr el sistema operativo CP/M 2,2, y hasta un  módulo con interfaz V24 que posibilitaba montar una red conectando varios NewBrain entre si. Pero la falta de sonido y color, sumado a su precio de lanzamiento (unas 230 libras esterlinas) lo convirtieron en un ordenador poco atractivo para el usuario doméstico interesado principalmente en los juegos, dejando de comercializarse en 1983. Sin embargo, por su poca difusión e interesantes características, se ha convertido en una pieza bastante requerida por los coleccionistas.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ariel Palazzesi

2 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Debes cambiar tu contraseña?

Mitos de la informática cotidiana