in

Sony Alpha A77 II: Deportes y naturaleza con una réflex inagotable

12 FPS de Burst bajo autoenfoque continuo definen su potencial


La semana pasada estudiamos de cerca a la Sony Alpha A6000, un ejemplo contundente de equilibrio técnico y enorme popularidad en el formato mirrorless. Sin embargo, esa no es la única cámara «clásica» del gigante japonés que resiste al paso del tiempo. Una opción muy interesante en el territorio réflex es la Sony Alpha A77 II. Si bien ya carga seis años sobre los hombros, esta cámara aún tiene espalda para responder a muchas exigencias modernas, incluyendo acción, deportes, y naturaleza.

Continuando nuestra exploración de modelos a los que muchos llamarían erróneamente «obsoletos», hoy decidimos extender nuestra estadía en el espacio Sony, y buscar pequeñas joyas entre sus cámaras réflex. Obviamente, nada de esto sería posible si esas cámaras no se encuentran disponibles a buen precio, o demuestran cierto déficit en materia de accesorios. Después de todo, la idea es ofrecer una alternativa, y no un rompecabezas.

Por suerte, la Sony Alpha A77 II logra escapar de esas dificultades. Se trata de una cámara que nunca llegó a instalarse como «opción profesional», pero que hoy definitivamente llama la atención de algunos entusiastas que desean dejar atrás a ciertos modelos «low-end», y acceder a otro tipo de rendimiento sin incendiar el presupuesto. Ese detalle también se extiende a sus accesorios compatible, con precios muy razonables.


Sony Alpha A77 II: «Acción vintage»

El kit básico incluye un 16-50

Anunciada originalmente en mayo de 2014 y con disponibilidad total un mes más tarde, la Sony Alpha A77 II presenta un sensor CMOS APS-C de 24.3 megapíxeles efectivos, acompañado por el procesador de imágenes Bionz X. Su sensibilidad ISO posee un rango de 100 a 25.600, con un Boost en ambas direcciones de 50-51.200, mientras que su velocidad de obturación oscila entre 1/8.000 y 30 segundos. Su pantalla principal de tres pulgadas es abatible pero no táctil, con una definición de 1.22 millones de puntos. Por el lado del viewfinder electrónico, su tamaño es de 0.5 pulgadas y 2.35 millones de puntos de resolución, con una cobertura del 100 por ciento.


Abatible, pero no táctil

El autoenfoque de la Sony Alpha A77 II se perfila como uno de sus puntos más sobresalientes (al menos, para la época), con un total de 79 puntos basados en detección de fase. Toda su estructura grita «deportes». Si el plan es registrar eventos como un partido de básquet o al más pequeño de la casa dominando el balón un sábado a la tarde, esta réflex hará ese trabajo a la perfección.

De hecho, la única actualización de firmware disponible en la A77 II optimizó el rendimiento del autoenfoque, especialmente en niveles de Burst superiores. Y hablando de Burst, el techo de esta cámara es de 12 FPS con autoenfoque continuo. Algunos usuarios recomiendan usar dicha combinación con un solo punto, lo cual equivale a una aproximación más «manual» si se quiere, pero que garantiza mejores resultados en cuanto a nitidez se refiere. El búfer promedia los 60 fotogramas, más que suficiente para capturar momentos intensos, sin embargo, la cámara entra en lock mientras transfiere su contenido. La sugerencia aquí es una tarjeta muy veloz.


Sin miedo: Los comandos son fáciles de dominar

Sí, la interfaz general de la Sony Alpha A77 II exhibe cierta abundancia de controles que probablemente intimiden a un principiante, pero no sólo es fácil de usar, sino que encaja muy bien como cámara de uso general, más allá de sus (casi) 650 gramos. En la parte trasera encontramos un botón «C» personalizado junto al botón de reproducción, y un botón «Fn» en el que podemos registrar las funciones utilizadas con mayor frecuencia.

La situación es aún más interesante en la parte superior, con un monitor LCD secundario, botones para balances de blancos y compensación de exposición, y otro botón Finder/Monitor para pasar del viewfinder a la pantalla principal. El dial de modo está muy poblado, con opciones para selección de escena «SCN», Panorámico, Full Burst o «Prioridad de toma continua», y película. Las otras entradas son Full Auto, Automático Programable «P», Prioridad de apertura «A», Prioridad de exposición «S», Manual «M», y tres modos personalizables «1-2-3». Para conocer todos sus detalles, Sony ofrece una guía de ayuda en línea. El formato no es el más cómodo del mundo, pero tiene mucha información.


1-200 f8 ISO 200
1-1000 f1.4 ISO 100 (Rishi Sanyal)
1-1600 f3.5 ISO 400

La mala noticia es que al tratarse de una cámara del año 2014, la Sony Alpha A77 II no ofrece ninguna clase de soporte para vídeo 4K. La buena es que su 1080p60 no está nada mal, en especial desde que recibió compatibilidad con el formato XAVC S a través de una actualización de firmware. Se defiende muy bien en situaciones de baja luz, y la estabilización integrada ciertamente ayuda. Los entusiastas más exigentes tal vez se inclinen en favor de otras réflex con funciones secundarias como salida de auriculares para verificar niveles, pero hemos visto a youtubers comenzar con mucho menos que la A77 II.


Sony Alpha ILCA77-M2 - Cámara réflex Digital de 24.3 MP (Pantalla 3", estabilizador, vídeo Full HD, WiFi), Negro - Solo Cuerpo
  • Cámara con montura tipo A α77II (ILCA77M2) con sensor CMOS Exmor de 24,3 MP; procesador BIONZ X; sistema de enfoque automático de 79 puntos avanzado; Tru-Finder OLED XGA; vídeos Full HD.
  • Sensor CMOS Exmor APS-C de 24,3 MP
  • Sistema de enfoque automático de 79 puntos avanzado
  • Visor Tru-Finder OLED XGA

Accesorios para Sony Alpha A77 II

El cuerpo de la Sony Alpha A77 II flota cerca de los 900 euros, a menos que exploremos opciones como el Amazon Warehouse, con descuentos de 100 euros adicionales por unidades que poseen algún detalle estético. En cambio, una configuración lista para usar es la del kit que trae un objetivo 16-50, con un precio de 1.200 euros. La gran pregunta es, ¿qué más puede sumar el usuario a esta cámara? La respuesta es «mucho», con una selección precisa de accesorios que expriman al máximo la relación costo-beneficio.


Baterías y alimentación

Con un promedio de 480 disparos por carga completa, podemos decir con cierta seguridad que la Sony Alpha A77 II no sufre problemas de batería, pero tampoco es un número extraordinario si se lo compara con otras réflex. Afortunadamente, la A77 II es una plataforma muy pulida, con una cantidad muy saludable de accesorios. Uno de ellos es el kit de Empuñadura Gloxy GX-A77 que también incluye dos baterías NP-FM500H compatibles, y el otro es el cargador híbrido Gloxy 2 en 1 para casa y coche, que reemplaza sin sobresaltos al BC-QM1 original. A la hora de capturar naturaleza, que no falte energía.

Más energía para la A77 II

Trípodes y soportes

Con 647 gramos (baterías ya instaladas), la Sony Alpha A77 II no es una cámara muy liviana. Realizar largas sesiones a mano alzada es posible, pero tarde o temprano sus potenciales usuarios van a desear alguna clase de soporte. Si buscamos un trípode para Sony Alpha A77 II, al tope de la lista aparecen dos veteranos del sitio: El Gloxy GX-T6662A con diseño de aleación de aluminio y una carga máxima de diez kilogramos, y el Clampod Takeway T2, que se agarra a lo que sea, y ofrece resistencia de sobra para recibir a una réflex de este tipo.


Mochilas y bolsos

Hubiera sido un error grande por parte de Sony no incluir sellado contra el clima en la Alpha A77 II, pero nos alegra saber que está allí. Ahora, todo el equipo necesita un buen medio de transporte, y la mochila Gloxy Pro AW es una excelente candidata. Disponible en tres tamaños, con soporte secundario para trípode, interior acolchado personalizable y una funda impermeable exterior, todo lo que llevemos en su interior estará seco y seguro. ¿Alternativas más compactas? En ese caso, vale la pena considerar a la bolsa Delta 400a Fancier. Tiene el espacio suficiente para llevar a la A77 II con el objetivo montado, y un bolsillo frontal en el que podemos guardar objetos personales.

Ideal para esta réflex

Tarjetas de memoria

Tarjeta de memoria SanDisk Extreme Pro SDXC 128GB 170MB/s V30
Tarjeta de memoria SanDisk Extreme Pro SDXC 128GB 170MB/s V30
  • Memoria para cámaras de fotos y vídeo
  • Con una capacidad de 128GB
  • Velocidad de lectura de hasta 170MB/s
  • Compatible con 4K

Lo mencionamos más arriba: La Sony Alpha A77 II funciona mejor con una tarjeta veloz al momento de limpiar su búfer. El mercado presenta memorias muy económicas, pero sólo un puñado de ellas prioriza la velocidad. Hoy hemos decidido repetir nuestra recomendación de la SanDisk Extreme Pro SDXC de 128 gigabytes. 90 megabytes por segundo de escritura, certificación V30 y 55 euros en la etiqueta cierran el trato.

Rápida, y con mucho espacio

Objetivos

El 16-50 incluido en el kit es un buen punto de partida, pero si alguien decide comprar al cuerpo y buscar soluciones ópticas por su cuenta, hoy tenemos dos propuestas. La primera es el Tamron f4.0-5.6 LD DI AF de 70-300mm, un comodín básico pero robusto, que nos ayudará a obtener imágenes notables de paisajes y animales. La segunda es el Samyang T1.5 VDSLR de 50 milímetros. Técnicamente, el objetivo ha sido creado con vídeo en mente, sin embargo, sus fotografías están más que a la altura.


Y así llegamos al final. Deportes clásicos o extremos, naturaleza, paisajes, y por qué no astrofotografía o macrofotografía. La Sony Alpha A77 II hace un sólido trabajo en todos esos casos, pero tampoco se queda atrás en una fotografía más casual. La clave es que llegue a nuestras manos a un buen precio. ¡Buena suerte!


Reportar

¿Qué te pareció?

Héroe

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Diapositivas a vídeo

Cómo convertir tus presentaciones PowerPoint en archivos de vídeo

Enlaces Recomendados de la Semana (N°541)