in

Tilto!: Alternativa argentina a Segway


Los segways son un tipo de transporte personal que nace en 2001 pero que todavía no ha podido despegarse de su reducido uso por un reducido grupo. Sin embargo las alternativas y las mejoras que se han hecho tomando como base a su modelo original son numerosas, sobre todo por algunas fallas técnicas o, al menos complicaciones, que expresa su construcción. Un ingeniero argentino acaba de armar su propio modelo de segway, Tilto!. Este representante de lo que el llama “la segunda generación de vehículos personales autobalanceados” tiene un sistema mejorado para evitar caídas laterales y se maneja sentado y sin utilizar las manos.

A esta altura Segway es ampliamente conocido y ha traspasado con creces los límites de ser meramente un modelo a convertirse en un concepto, llevando al transporte personal a una dimensión para la que todavía no nos hemos preparado. Nos referimos a que la idea de un transporte completamente ecológico, portátil, liviano y tentativamente fácil de manipular todavía rebota con desgano en el mercado, pues encontrarse con uno de estos exclusivos modelos por la calles de nuestras ciudades es bastante inusual. Será porque no hay espacios determinados para utilizarlos, será por evitar la extrañeza que produce su circulación o cualquier otro argumento alternativo  al que nos parece el más evidente: su costo. Sin embargo, internet da la posibilidad de ubicar estos escasos usuarios de Segway y también ver otros modelos que se inspiraron en el sistema de transporte personal autobalanceado de Segway y crearon modificaciones muy interesantes. Una de las últimas es la del argentino Marcelo Fornaso, que creo Tilto: una alternativa argentina a Segway para ir sentado.

Como se puede ver en el vídeo, a simple vista (sobre todo de perfil) podría hasta confundirse este segway con un monociclo, esos circenses vehículos que los malabaristas y payasos jinetean con asombrosa habilidad. Pero en el Tilto! el balance no será un problema, ya que como bien declara su creador, “[Tilto] es un vehículo eléctrico unipersonal del tipo “péndulo invertido”, con equilibrio automático en dos direcciones simultáneas”  En su sitio de presentación Fornaso explica que la idea se le ocurrió en el 2010, luego de pensar al respecto sobre las propiedades del segway original, que al aumentar en velocidad y utilizarse en curvas “produce fuerzas laterales” que tienen de hacer caer a sus conductores , a menos que estos hagan una travesía de balance que no está en consideración para un producto que se dice seguro y confortable. La idea se demarcó enseguida: Hacer ruedas y plataformas inclinables, pero que también tuviera una forma de controlarse sin utilizar las manos.

Con esto como base, Tilto! se desarrolló con un sistema de control inercial que permite que el vehículo no se caiga en las condiciones antes mencionadas, para lo que ayuda mucho la posición de sentado del conductor. La velocidad que alcanza en tramos regulares es de hasta 20 km/h, y según se especifica, la autonomía de su batería es de unos 15 km, por lo que las distancias cortas se pueden cubrir sin ningún tipo de problemas. De última, si te quedas sin batería, no tendrás que llamar a un remolque. Por ahora Marcelo Fornasso no especificó fechas de finalización del proyecto y mucho menos alguna tentativa de llevar al mercado a Tilto!, pero por lo menos sabemos  que hay una alternativa más a los segways convencionales y que, al parecer, es hasta mejor. Aunque por la postura y por no tener nada en frente podrías ser también el próximo protagonista del faceplant más duro de internet.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Nico Varonas

Comentarios

Leave a Reply
  1. Me parece una iniciativa muy interesante. Perfeccionable, desde luego, pero un alternativa viable. El autor ya sabrá qué tiene que mejorar, naturalmente; cosas como: velocidad y un punto de apoyo para las manos. No tenerlo puede hacer tensar en demasía los músculos del cuerpo, acabando con agujetas (¿cierto?) .Ánimo, pues, puede ser el transporte unipersonal del futuro, sobre todo si se fabrica barato.

  2. No se ve muy cómodo. Claro no es la versión final. Pero un dato del video: al niño no logra interesarlo el dispositivo. Hay algo en el mismo aparato que lo deja ahí… sin motivar mayor interés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Autorretratos a distancia con realidad aumentada y detección de gestos

Neosaurio: 135 años de Electrónica en un video