in

Thug lifeThug life

Una señal WiFi podría revelar tu ubicación y tus movimientos

Sin hackear dispositivos ni nada que se le parezca


WiFi

La mayoría de los proyectos relacionados con el WiFi suelen adoptar una posición activa, ya sea tratando de descubrir su contraseña, atacando al router de algún modo, o buscando intervenir los dispositivos conectados. Sin embargo, un equipo de investigadores de las universidades de Chicago y California (Santa Bárbara) presentó un estudio que explora el uso pasivo del WiFi para calcular nuestras acciones dentro de una propiedad. En otras palabras, WiFi como sensor de movimiento.

Estamos rodeados de señales WiFi. Plazas, oficinas, medios de transporte, centros comerciales y nuestros propios hogares se encuentran inundados de routers y puntos de acceso que compiten por un pequeño «espacio» en cada canal. En el pasado hemos explorado conceptos básicos de seguridad como el cambio de la contraseña, o ataques que podrían comprometer su integridad, pero hoy veremos al WiFi desde una posición diferente, ya que arrastra el potencial de afectar otro tipo de seguridad: La nuestra.


El gráfico es simple pero claro: Un «sniffer» podría registar las variables en la propagación, y detectar el movimiento de una persona

Un grupo de investigadores de las universidades de Chicago y California (Santa Bárbara) exploró la posibilidad de usar redes WiFi como sensores de movimiento, y calcular la posición aproximada de una persona dentro de una habitación. La idea de utilizar al WiFi para «ver detrás de las paredes» no es precisamente nueva que digamos, pero esta técnica llama la atención por su aparente sencillez.

El atacante de turno no necesita intervenir routers o smartphones, sino estudiar de cerca las señales ambientales de los dispositivos ya conectados, y medir sus variables. Por ejemplo, si alguien camina cerca de un punto de acceso, lo que hace es interferir levemente la propagación de su señal. Con el uso de receptores (sniffers), dicha interferencia podría ser registrada, y a esto se suma el detalle de que la mayoría de los materiales de construcción no bloquean la propagación de señales WiFi.



Obviamente, existen muchos otros métodos de detección y vigilancia que resultan más prácticos (después de todo, un micrófono direccional entra en un bolso), pero si el WiFi se convierte en un punto débil de seguridad que va más allá de la conectividad, entonces es probable que ciertos entornos más exigentes deban hacer ajustes. Una posibilidad sería reducir la potencia de la señal WiFi. Algunos routers ya permiten esto, al igual que aquellos con un firmware alternativo.


Accede al estudio: Haz clic aquí

Fuente: Hackaday


Reportar

¿Qué te pareció?

Héroe

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Lightyear.fm: Escucha la radio del pasado viajando por el espacio

Castóreo: El «sabor a vainilla» de la secreción de los castores