Bumble Bee II: El avión tripulado más pequeño (vídeo)

53 Flares Twitter 52 Facebook 0 Google+ 1 Pin It Share 0 Email -- 53 Flares ×

Algunos récords necesitan reunir unas condiciones bastante extrañas para ser rotos. Y cuando hablamos del avión tripulado más pequeño del mundo, también entran en juego riesgos considerables. De acuerdo al Libro Guinness, se trata del Bumble Bee II, que realizó su primer vuelo en abril de 1988. Han pasado más de 24 años, y el Bumble Bee II no ha sido desafiado a pesar de los avances tecnológicos. ¿Será tal vez que los expertos lo consideran demasiado peligroso? Teniendo en cuenta cómo terminó, puede que tengan razón…

Más allá de las exigencias económicas y el conocimiento requerido, se necesita tener mucha determinación para fabricar un avión con el único propósito de romper un récord. Así es como nos encontramos a Robert Starr, piloto durante la Segunda Guerra, y posteriormente piloto de pruebas con más de 15 mil horas de vuelo. Starr también formó parte del equipo de diseño junto a Ray Stits del SA-2A Sky Baby, un biplano que en el año 1952 reclamó el título del avión tripulado más pequeño del mundo. Cuestiones de reconocimiento (o la falta del mismo) llevaron a Starr a desarrollar sus propios aviones. Fue en el año 1979 cuando comenzó su trabajo en el primer Bumble Bee, pero la captura del récord llegaría con el Bumble Bee II, en abril de 1988.

En el aspecto técnico, el Bumble Bee II tenía una longitud de 2,7 metros, y una envergadura de apenas 1,68 metros. Como motor contaba con un Continental C85 de 85 caballos, el mismo que se utilizaba en los viejos Cessna 140. Su velocidad máxima ascendía a unos 305 kilómetros por hora, con una velocidad de crucero de 241 kilómetros por hora. Su capacidad para almacenar combustible estaba limitada a menos de doce litros, un detalle que no le permitiría cubrir grandes distancias, pero que resultó más que adecuado para el vuelo de prueba. Lamentablemente, una falla en el motor decidió que la vida del Bumble Bee II fuera más corta de lo esperado, y la gravedad hizo el resto. Robert Starr recibió graves heridas, pero eventualmente logró una recuperación completa.

Aunque el Bumble Bee II quedó destruido, su primera versión se encuentra en el Museo Pima del Aire y el Espacio, ubicado en la ciudad de Tucson. De acuerdo a lo publicado en la página oficial del museo, el récord de Starr pertenece a la categoría de “biplanos”, un detalle que muchos entusiastas de la aviación tal vez quieran diferenciar. Estoy convencido de que con la ayuda de nuevos materiales y métodos más avanzados de construcción, el récord del Bumble Bee II podría ser superado. Al mismo tiempo, cualquiera podría preguntar “por qué hacerlo”, aunque eso también habría sido válido para el amigo Felix, y aún así todo el mundo vio su salto…


  • hier

    por favor con esa envergadura te caerias 1000 veces

  • Mira vos

    A mí justamente me interesó la envergadura. 1.68 metros, es extraño que aún se sigan usando aviones con alas tan extensas si se puede conseguir tales dimensiones de forma funcional. Ese avioncito podría caber dentro de un garage de auto sin ningún problema.

    El último problema en solucionar, sería la necesidad de no tener que contar con una pista tan larga para despegarlo del piso, pero quizá sea demasiado pedir.

    • Chelo

      #2
      las alas grandes son mas eficientes, generan una mayor sustentación a menor velocidad con la contra de que son subsonicas, en cambio si por ejemplo ves un avión caza el cual requiere volar a velocidades supersonicas la envergadura es menor que la longitud del avión como este caso, pero al no tener suficiente superficie alar requieren mas velocidad para generar esta sustentación por lo que lo consigue con un motor mas potente el cual le proporcione mas empuje o potencia como en el caso del bumble bee, que tiene un motor "enorme" para lo que es el avión, fijense que el avión entra en perdida con 75 nudos, cuando un cessna 140 lo hace a 45 nudos.

    • Johanx2

      #2 Pienso que no veremos vehículos voladores domésticos hasta que no se logre crear un vehículo ligero, barato y con despegue vertical, así no necesitarías de pista y podrías aparcar justo en la azotea de tu casa. Otro punto a considerar, es que estos vehículos deben ser controlados por un sofisticado sistema satelital, así sería casi imposible que dos vehículos choquen, que por otro lado todo el vuelo podría ser automatizado pulsando un botón (como los autos de google que se manejan solos).

  • Cruguero

    Quien diria que con tan poca apariencia aerodinamica sea capaz de levantarse del suelo.

  • hier

    y por que tengo votos en contra si digo la verdad con esas alas no podrias estar ni 10 min en turbulencia ademas se come toda la pista de aterrizaje al despegar

  • Anónimo

    Porque no se hizo muy comercial, sería la solución al tráfico terrestre.

  • BENARDO

    JAJAJAJAJAJAJAJAAJAJAJAJAJAJA

  • guido

    hier tienes toda la razon, al tener alas cortas le da menos cantidad de alones y alerones , en turbulencia a un sea la menor que haya ese avion se cae . y no por ser biplano aun asi fuera triplano o mas, como lo quieran , jamas vaa a tener mucho control ….las aves vuelan por sus ALAS no por que sean pequeñas .. se tendria que examinar de nuevo las proporciones del avion la ingenieria que se uso frente alas leyes de la aeronautica