in

Alienware Graphics Amplifier conecta tarjetas gráficas a laptops

Jugar en un ordenador portátil es posible siempre y cuando el usuario sea consciente de los requerimientos en cada título. Los chips gráficos más poderosos no pueden estar en el interior de una laptop por cuestiones lógicas de temperatura y consumo energético, pero la gente de Alienware tiene una alternativa llamada Graphics Amplifier, que conecta tarjetas gráficas de escritorio a su reciente modelo Alienware 13.

El concepto de una tarjeta gráfica externa para ordenadores portátiles no es nuevo. Algunos de nuestros lectores tal vez recuerden a la serie Z de Sony Vaio, que en 2011 ofrecía a su “Power Media Dock”, equipado con una tarjeta AMD. Existen muchas razones por las cuales esta tecnología no ha prosperado. De más está decirlo, el costo se encuentra al tope de la lista, seguido de cerca por las conexiones propietarias. Se supone que la interfaz Thunderbolt 2 es la solución a ese inconveniente, pero una combinación de rendimiento pobre, falta de soporte en controladores y algunos detalles de licencias nos han dejado en la oscuridad, salvo por los entusiastas del DIY que pagan una fortuna para diseñar sus propias alternativas.

Alienware

Alienware quiere modificar esto con su nuevo Graphics Amplifier. Mientras que los diseños caseros pueden funcionar en casi todo sistema que posea soporte Thunderbolt 2, el Alienware Graphics Amplifier está pensado para el nuevo ordenador portátil Alienware 13. El hecho de utilizar un cable propietario y ser compatible con un único ordenador no suena bien, pero Dell ha anticipado que el Graphics Amplifier será soportado por modelos futuros de portátiles bajo la familia Alienware. Todo lo que tiene que hacer el usuario es retirar la carcasa e instalar una tarjeta gráfica AMD de la serie Radeon HD 5000 o superior, y si prefiere hardware Nvidia, una GeForce GTX 600 o superior.

Por sí solo, el Alienware 13 no tiene especificaciones desagradables. En su interior hay un procesador Intel Core i5, un chip GTX 860M de Nvidia, y ya sean 8 o 16 GB de RAM. Además, con un precio base de 999 dólares, también logra ser una opción atractiva en lo económico. Sin embargo, el Alienware Graphics Amplifier permite a este ordenador portátil resistir el paso del tiempo en materia gráfica por la suma de 300 dólares. Si a eso le sumamos el costo de una tarjeta gráfica a la altura de las circunstancias, el total es similar al que un jugador invertiría en un sistema nuevo, pero el combo de Alienware ofrece la ventaja de la portabilidad.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

3 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Amazon se sube a la pelea del streaming con el Fire TV Stick

Gaze: Cine a distancia con amigos