in

Blacksmith Genesis: «Fotocopias 3D» de objetos reales


Las fotocopiadoras, y la xerografía detrás de ellas, han cambiado para siempre la forma en la que duplicamos textos y documentos. Ahora, si nos trasladamos al mundo de la impresión 3D, la única manera de crear el equivalente a una fotocopiadora sería integrando un escáner 3D a la impresora. Así es como nos cruzamos con la Blacksmith Genesis, una impresora 3D equipada con un escáner láser que digitaliza e imprime toda clase de objetos.

Ingresar al mundo de la impresión 3D puede convertirse en un objetivo frustrante por dos motivos. El primero no es otro más que el precio. Si bien existen alternativas «económicas», el promedio sigue siendo demasiado alto para la mayoría de los bolsillos. El segundo motivo es la creación del modelo 3D a imprimir. Compañías como Autodesk están haciendo todo lo posible para simplificar el uso del software, y también hay portales al estilo de Thingiverse con miles de modelos open source listos para imprimir, sin embargo, la mayoría espera que la impresión 3D sea tan sencilla y dinámica como la impresión convencional. En lo personal tengo que reproducir varias piezas de las cuales ya no encuentro repuestos, y la simple idea de crear una versión digital de las mismas me resulta perturbadora. En este punto es cuando preguntamos: «¿Dónde está la magia del escáner 3D?» Los hemos visto funcionar antes, y son en verdad dispositivos excelentes que merecen un lugar de privilegio en nuestros escritorios.

 

Para conocer la respuesta debemos viajar a la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur. Allí comenzó el desarrollo de la Blacksmith Genesis, una impresora 3D con escáner láser 3D incorporado. De acuerdo al vídeo original de presentación, el funcionamiento de la Blacksmith Genesis es como imaginamos a muchas impresoras 3D en el futuro: Colocas la pieza en la bandeja, el escáner 3D la reproduce automáticamente sobre el software, y el usuario ordena su impresión. En caso de ser necesario, el software permite realizar varios ajustes, incluyendo la escala de la pieza, algo especialmente interesante si el plan es crear juguetes o adornos. Posee una pantalla LCD de dos pulgadas, conectividad WiFi, una ranura para tarjetas SD (o sea que el ordenador es opcional), y una cámara que envía su señal de vídeo a dispositivos móviles, con el objetivo de monitorear el estado de la impresión. El volumen de impresión asciende a 6.648 centímetros cúbicos, y pesa seis kilogramos, por lo que es relativamente sencilla de transportar.

 

La Blacksmith Genesis tuvo un paso exitoso por Indiegogo al recolectar más de 80 mil dólares, y en los últimos días se ha abierto su proceso oficial de preventa. El precio de la Blacksmith Genesis asciende 2.200 dólares, mientras que los costos de envío son de 150 dólares para (casi) cualquier país del mundo.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

SmartEyeglass: Sony lanza sus gafas de realidad aumentada

Juegos Online de la semana (19/02/15)