Cómo las garrapatas se clavan en tu piel con su boca de pesadilla (vídeo)

Un arpón, múltiples ganchos… horrible

Garrapatas. Condenados ácaros que enferman a nuestros animales… y también a nosotros. La lista de enfermedades asociadas a las garrapatas es larga, y una vez que detectamos su presencia deben ser combatidas sin respiro, aunque nunca es mala idea conocer mejor al enemigo. Su dependencia de la sangre para alimentarse obliga a la garrapata a «morder» en la piel de su víctima, pero a decir verdad, el mecanismo se basa en escarbar, excavar y penetrar con herramientas dignas de una película de terror.

Una ventaja que tiene la garrapata es su capacidad para esperar durante meses entre una sesión de alimentación y otra. De hecho, sólo debe extraer sangre tres veces en toda su vida (si se trata de una hembra), pero dicha ventaja es una espada de doble filo, porque si no encuentra una fuente de comida en el momento exacto, morirá. Una pregunta bastante común es cómo localizan las garrapatas a sus víctimas, y es a través del dióxido de carbono que emitimos. Una vez a bordo, la garrapata puede demorar entre diez minutos y dos horas (dependiendo de la especie) para hallar el lugar ideal, y cuando lo hace, necesita «asegurar» su posición…

El primer paso es utilizar sus quelíceros para cortar, desgarrar y desplazar a la piel. Con el agujero «terminado», la garrapata introduce su hipostoma, el elemento principal de fijación, y comienza a alimentarse. La sangre se acumula gracias a la hemorragia causada por la acción de los quelíceros y el hipostoma, pero su saliva posee componentes que provocan su acumulación bajo la piel, incluyendo un analgésico ligero que bloquea el dolor y ayuda a esconder su presencia. La alimentación de la garrapata se extiende de tres a diez días, y simplemente se deja caer, tan llena de sangre que tiene serias dificultades para moverse a un lugar seguro.

Ahora, ¿qué hacemos cuando encontramos una garrapata anclada? La Web está repleta de recomendaciones como quemar, rotar ahogar en vinagre, alcohol o aceite, pinchar e incluso pintar con esmalte a la garrapata, pero la técnica más efectiva requiere una pinza para tomar al ácaro lo más cerca que se pueda de la piel, y extraerlo sin perder tiempo.

Deja tu voto

5 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 11

Upvotes: 8

Upvotes percentage: 72.727273%

Downvotes: 3

Downvotes percentage: 27.272727%

Lisandro Pardo

One Comment

Deja una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.