in

¿Cómo limpio y mantengo los lentes de una cámara reflex digital?

Te gastas un buen dinero en comprar una cámara reflex digital, pero los lentes se ensucian constantemente, afectando la calidad de la imagen. Los quieres limpiar pero todo el mundo te dice que tengas cuidado, que si no lo haces bien, puedes dañar la cámara.Y juntas coraje, los limpias y al rato vuelven a ensuciarse. ¿Cómo mantener los lentes limpios y saludables? ¿Cada cuanto es aconsejable hacer una limpieza? ¿Cómo hacerlo? Todas esas respuestas serán resueltas en esta guía.

Filtros
Primero y principal, déjanos decirte que la mejor manera de mantener sano un lente es mediante el uso de filtros. Seguramente lo sabes, pero los filtros no sólo agregan mejoras, sino que hacen de escudo del polvo, de las marcas de dedos y de los ocasionales raspones. Incluso pueden salvar tu cámara ante golpes y caídas. Y, claro, un filtro, si se rompe, es mucho más barato de reponer que el lente de tu cámara. Los filtros más recomendados son los UV y los Skylight. Los filtros UV cortan la radiación ultra violeta invisible que puede ser tomada por la cámara como un tono azulado, son transparentes y pueden dejarse puestos en la cámara todo el tiempo, incluso cuando no la usas. Los filtros Skylight, también cortan la radiación ultravioleta, pero le agrega una tonalidad rosada, que contrasta el azulado imperante en días nublados (donde la radiación es muy alta) dejando una imagen cristalina. Como los filtros UV, estos también pueden dejarse en la cámara como protección adicional. De estos dos el que más recomendamos es el UV, es el más versátil para la mayoría de nosotros.
Estos filtros se pueden comprar en www.pixmania.com (aunque casi no tienen variedad de tamaños y el envío es un poco carillo) o en DigitalToyShop (tienen todos los tamaños y el envío es gratis)

¡Quita esos dedos!
Es muy muy importante que cuando manipules los lentes y filtros lo hagas con sumo cuidado de no poner tus dedos en el cristal. Por más limpios que los tengas, los dedos siempre están llenos de grasitud y a tus lentes no les gusta la grasitud. Las marcas de tus huellas reducen seriamente la calidad de la imagen, ya que separan los haces de luz causando destellos en la imagen. Además, y si pones muchas veces tus dedos, con el tiempo se degradará la calidad del lente… y no queremos que eso pase.

Kits de limpieza
Bien, ahora que tenemos las cosas bajo control, debes saber que es inevitable que a tu lente le entre polvo, suciedad o una que otra ocasional marca de dedos. Para eso existen los kits de limpieza de lentes. Generalmente, estos kits incluyen un cepillo, fluido limpiador, pañuelos limpiadores de tela o papel, junto con algún que otro agregado. El procedimiento es el siguiente.

1) Sacas todo el polvo con el cepillo. Es muy importante que esto sea previo a la colocación del fluido. ¿Por qué? Porque si hay polvillo, siendo el fluido un líquido, puede “embarrar” esa suciedad. Y, más que limpiar, termina por empeorar el asunto. Hay unos cepillos sopladores muy útiles, que evitan el roce de las cerdas de los cepillos tradicionales. Estos cepillos sopladores SOLO debes usarlos para limpiar los lentes. No intentes soplar el polvo alojado en alguna parte interna de la cámara, porque terminarás por meterlo más adentro. Otra precaución que debes tomar con estos cepillos, es asegurarte que, al usarlo, no tengan polvo dentro. Presiónalo un par de veces para que cualquier cosilla que le haya entrado salga disparada. También puedes encontrar aerosoles, pero es una excentricidad poco ecológica que no hace mayor diferencia.

2) Sobre los pañuelos hay que hacer una salvedad. NO SIRVEN los pañuelos de papel normales. Son demasiado duros y rayan la lente. No sirven los pañuelos de tela que usas para sonarte los mocos. Son demasiado duros y rayan la lente. Ambos pañuelos deben ser comprados en una tienda de fotografía, y son muy baratos. Los más aconsejables son los pañuelos de papel, que una vez que los usas, los desechas. Si usas pañuelos de tela, lávalos después de cada uso, y aplícales algún tipo de suavizante.

3) Una vez que estés completamente seguro que no hay polvo y que tienes los pañuelos indicados, debes eliminar la grasitud. Aquí es cuando usas el fluido de limpieza. Pero presta atención, el fluido va sobre el pañuelo limpiador (sea de tela o papel), nunca sobre el lente mismo. Generalmente con una o dos gotas bastan, no abuses. El fluido de limpieza no deja marcas, pero si le pones demasiado al pañuelo el lente puede quedar húmedo… y eso no es bueno.

Hay un kit excelente, aquí en España, (también en DigitalToyShop.com), que está muy bien porque trae todo lo necesario para limpiar el lente de cualquier cámara y además incluye protectores de pantalla (para que la pantalla de LCD no tenga ralladuras). El enlace es este: kit de limpieza,  échale un vistazo, al menos, te lo aconsejamos. Aquí tienes otro kit de limpieza, es un poco más barato, pero no incluye protectores de pantalla. AreaPC.com también tenía uno, pero al momento de pedirlo no estaba en stock, quizás ahora si.

Limpieza óptica Caliope (Caliope Opti-Clean)
Esta es una herramienta sólo para obsesivos, pero que funciona de perillas. Caliope Opti-Clean es un polímero que se aplica con un cepillo directamente a la lente. Es transparente, no deja marcas y crea una delgadísima capa protectora.
Si haces uso intensivo de tu cámara, tal vez deberías usar este método para evitarte muchos dolores de cabeza. La capa se retira fácilmente y tus lentes siempre serán nuevos. Aplicando este polímero a la cámara regularmente (una vez por mes), poco te tendrás que preocupar de su mantenimiento.

Por supuesto, nada de esto sirve si al cambiar lentes los dejas tirados por ahí, sin el protector puesto y fuera de su respectivo bolso. Siempre guarda con respeto y cuidado tus herramientas fotográficas. Aléjalas de lugares polvorientos, húmedos o donde haya demasiado movimiento. Por ejemplo, guardar los lentes en el ropero, junto a las remeras, no es buena idea. Escoge un lugar poco transitado y asígnaselo únicamente a tus ítems fotográficos.

Por último, en lo que se refiere al almacenamiento, consíguete sobres de gel de silicona (esos que tienen dentro las zapatillas cuando las compras nuevas) y ponlos dentro del bolso donde guardas tu cámara y lentes. Estos pequeños sobres son fabulosos para “chupar” cualquier tipo de humedad circundante y pueden salvar a tu cámara y lentes en días particularmente húmedos. Debes cambiarlos con regularidad, por lo menos una vez por mes, porque son tan efectivos que absorben demasiada agua y se vuelven obsoletos.

Bien, eso es todo. ¿Verdad que no fue tan grave?

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ferzzola

16 Comments

Leave a Reply
  1. gracias por este exelente eporte

    tienes algunos tips para lalimpieza de ccd?

    se que es
    mas complicado
    pero cuando no hay un servicio tecnico uno debe de independizarse
    saludos
    y gracias

  2. Gracias por la buena información. Realmente encontré todas las respuestas a mis dudas. Están en mis favoritos YA
    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hack: Super Zoom para Google Maps

El oasis de Google Maps