Cuando llueven ranas y arañas: ¿Fin del mundo o rareza meteorológica?

Sólo en este siglo se han reportado docenas de casos

Imagina que un día como cualquier otro sales a la calle y empiezas a ver ranas cayendo sobre los coches, en el asfalto, y por supuesto, en tu cabeza. Tal vez algunos comiencen a gritar que está todo perdido y no tienen escapatoria, pero a decir verdad, las lluvias de sapos, peces, e incluso arañas (¡¿?!) no son imposibles. Si bien no se ha logrado obtener una confirmación sólida, la hipótesis principal sugiere que estos animales (y en especial aquellos de origen acuático) terminan en el aire a causa de las trombas de agua.

Los reportes de animales que caen del cielo se extienden a la antigüedad. Plinio el Viejo documentó un «granizo de ranas», y no debemos olvidar que una de las plagas de Egipto estuvo compuesta de ranas también (aunque técnicamente no aparecieron como lluvia). En los últimos 20 años se registraron docenas de casos alrededor del mundo. Gales, Inglaterra, India, Australia, Filipinas, Uruguay, Argentina, México, Brasil, Japón, Hungría, Estados Unidos… queda claro que la geografía no es una limitación para estos eventos, y lo mismo se aplica al tipo de animal. A veces son ranas o peces, y a veces… arañas. Pero antes de tomar el lanzallamas, lo correcto es tratar de buscar una explicación científica.

En el caso específico de las arañas, su caída de los cielos es producto del llamado «vuelo arácnido» o «ballooning». El proceso se reduce a colgarse de un punto alto y lanzar varios hilos de seda al aire, los cuales se comportan como «velas» una vez que sopla el viento. Debido a la masa reducida del conjunto araña-hilo, las corrientes pueden mover a los insectos por cientos de kilómetros. Ahora, ¿por qué hacen esto? El ballooning es un recurso de escape frente a catástrofes mayores como inundaciones o incendios forestales. Por ejemplo, las inundaciones que sufrió Pakistán en el año 2010 provocaron un desplazamiento masivo de arañas vía ballooning. Lo más extraño es que el proceso tiene un perfil positivo (más allá de su potencial para arruinar cosechas), ya que las arañas controlan la población de ciertos insectos (por ejemplo, los mosquitos) y también sirven de alimento para otros animales. ¿La buena noticia? El ballooning sólo es compatible con especies muy pequeñas, o arañas recién nacidas. Nada de tarántulas voladoras. (…)

Si pasamos a ranas y peces, encontrar una razón contundente se vuelve más complicado comenzando por el simple hecho de que nadie ha sido testigo presencial del proceso, pero las hipótesis más fuertes apuntan a la intervención de trombas de agua y tornados en general. La gran mayoría de las trombas no son tan poderosas (nunca van más allá de F0), sin embargo, las trombas con origen tornádico cuentan otra historia. Recordemos que algunos tornados convencionales han movido piezas de metal hasta 80 kilómetros desde su lugar de origen, y varios de los eventos reportados coinciden con el desarrollo de grandes tormentas y vientos. Lo que aún no se puede explicar es por qué afecta a «sólo ranas» o «sólo peces», y no se observa una mezcla de vida acuática. Tal vez el tamaño y el peso de los animales juegan un papel más crítico del que se cree, pero se necesita información adicional.

Deja tu voto

2 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 8

Upvotes: 5

Upvotes percentage: 62.500000%

Downvotes: 3

Downvotes percentage: 37.500000%

5 Comments

Deja una respuesta
      • De echo no es ciencia ficción, es real. Lo que pasa es que ustedes no entienden de tecnología cuántica, lo que es capaz de hacer.

        Esto es un mensaje, posiblemente sea una empresa privada, gobierno o cierta universidad que ha echo pruebas de espacio-tiempo.

        Localizan las coordenadas en cierto punto de argentina, verifican la carga y las coordenadas espacio-tiempo-longitud-latitud y otras ecuaciones matemáticas y listo. Empieza la lluvia de pescado, arañas, carne y lo que sea.

        En EEUU comen mucho marisco(y luego las exportaciones), la temporada es escasa, de donde crees que sale todo ese crustáceo?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.