in

Drakozoon, un fósil en 3D

Es muy poco probable que hayas oído hablar alguna vez del “Drakozoon”. Esta criatura vivió hace unos 425 millones de años en los primitivos océanos de la tierra, y constituye uno de los primeros seres vivientes de nuestro planeta. Su cuerpo de unos 3 milímetros de largo tenía forma de cono, con una capucha, y probablemente una piel exterior de cuero.  El Departamento de Ciencias de la Tierra e Ingeniería del Imperial College de Londres ha creado un modelo en 3D de este pequeño ser viviente, que revela por primera vez su extraña apariencia.

Los primeros seres que poblaron los océanos de la Tierra no destacaban precisamente por su belleza. El pequeño Drakozoon, una criatura de solo 3 milímetros de largo que vivió en el Período Silúrico, hace unos 425 millones de años, no constituye una  excepción a esta regla. Dado su pequeño tamaño y su cuerpo blando -no poseía un caparazón calcáreo como otros seres prehistóricos, que pudiese conservarse en buen estado- resulta extraordinariamente difícil encontrar pistas que sirviesen para determinar su aspecto- pero los científicos han logrado superar este inconveniente gracias a un espécimen encontrado en  Lagerstätte Herefordshire, uno de los yacimientos de fósiles de cuerpo blando más ricos de Inglaterra. Parece que este lugar fue cubierto de ceniza volcánica proveniente de una erupción importante, que sepultó al Drakozoon junto a otras criaturas que vivían con él, manteniéndolos intactos durante  425 millones de años. A partir de estos restos, el doctor Mark Sutton del Departamento de Ciencias de la Tierra e Ingeniería del Imperial College de Londres ha desarrollado un muy detallado modelo en 3D del Drakozoon.

Se trata de un muy detallado modelo en 3D del Drakozoon.

Su aspecto puede resultar repulsivo, e incluso hasta decepcionante. Desde algunos ángulos incluso se parece más a una diminuta hoja de lechuga enrollada que a un animal, pero a pesar de su rara apariencia tiene el mérito de ser uno de los primeros seres vivientes de la Tierra. El modelo creado por Sutton y sus colegas ayudará a los investigadores a comprender la forma en que se desarrollaron y evolucionaron estos seres primitivos. Por lo pronto, el modelo revela que el Drakozoon era una criatura que poseía un cuerpo con forma de cono, terminado en una capucha y con una piel exterior con características similares al cuero. Vivía en el mar, aferrado a superficies duras, como la de las rocas,y estaba dotado de unos tentáculos o filamentos que utilizaba para coger partículas orgánicas suspendidas en el agua y que le servían de alimento. La “capucha” podía deslizarse hacia abajo, recubriendo su cuerpo y brindándole  protección contra los depredadores.

Mark Sutton dice asegura que su trabajo “ha sido emocionante. Este modelo 3D a recreado el aspecto de una criatura de la que hasta hace poco nadie sabía siquiera que existía, proporcionado una herramienta útil para comprender su vida. Además, esta criatura primitiva también nos permite dar un paso adelante hacia el objetivo de comprender a que se parecían las primeras criaturas de la Tierra.” La investigación del equipo de Sutton fue publicada en el último número de la revista Biology Letters, y demuestra que el pequeño Drakozoon fue de los primeros miembros de un grupo importante de especies de invertebrados conocidos como lofoforados.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ariel Palazzesi

Comentarios

Leave a Reply
  1. eso era una criatura???pa mi k esta mal echa o no la entiendo cual es su cabeza , pies y demas cosas

    o es un microbio k se alimenta de particulas o cosas chiquitingas

  2. ¿con 425 millones de años es uno de los primeros? No sé si sabras que la vida tiene 3500 millone de años. Lo importante del descubrimiento es que se trata de uno de los lofoforados más antiguos (bueno eso lo dice el artículo, ahora mismo desconozco si había lofoforados en el Cámbrico u Ordovicico) y no una de las primeras formas de vida, como repites un par de veces.

    A ver si somos menos sensacionalistas.

    Pd: Este bicho quizá no sea una belleza, pero decir que los bichejos no destacaban por su belleza… Los 5 ojos de Opabinia te llevan la contraria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

¿Comeremos insectos en el futuro?

LabVIEW 2010 – Descárgalo aquí