in

El Dilema de Warnock: ¿Nadie contesta tus comentarios?

Dilema de Warnock

Como muestran las estadísticas, no exageraríamos si dijéramos que diariamente se suben millones de millones de entradas a la web, ya sean noticias, comentarios en foros, estados en redes sociales, entre otros contenidos. Y, mientras que muchos son respondidos y abren discusiones y debates, otros no tienen ni una respuesta. Ahora bien, ese simple hecho tiene un nombre y se conoce como el Dilema de Warnock. ¿Quieres saber por qué ocurre? Continúa leyendo.

Decir que Internet ha cambiado el modo en que nos comunicamos es una obviedad. La red es una línea directa con el mundo: redes sociales de todo tipo, foros, blogs, comentarios en sitios web, todas herramientas que usamos a diario para debatir y aprender, y que ya están metidas en nuestra vida diaria. Ahora bien, ¿no te ha pasado que has escrito alguna cosa, esperando respuesta, y nadie se digna a comentarla? ¿Qué es lo que sucede en esos casos? Pues allí estamos frente al Dilema de Warnock.

Dilema de Warnock

Más que un dilema, como lo postula Wikipedia, esta es apenas una curiosidad, un ejercicio en especulación, que va de la mano con la ya conocida Constante de Wadsworth. Hoy en día se conoce como Dilema de Warnock al hecho de que una entrada, ya sea una noticia, un artículo en un sitio, mensaje en listas de correos, o un comentario alguna web o red social, no sea respondido por ninguna persona. Warnock, tratando de explicar la falta de respuesta, llegó a una «interesante» conclusión: que nadie comente tu comentario, no quiere decir necesariamente que las personas no estén interesadas en lo escrito, pues la ausencia podría tener varias explicaciones.

El nombre deriva de Bryan Warnock, quien describió el dilema originalmente en el año 2000. Desde aquel entonces, su uso fue común en ciertas comunidades virtuales hasta que en la actualidad apenas si se conoce la expresión. Sin embargo, fue una expresión lo suficientemente importante como para merecer un lugar en la historia de Internet y una entrada en la mismísima Wikipedia. Como explicó su creador en aquella ocasión, cuando alguien no responde puede haber un sinfín, al punto donde “la mayor parte del tiempo, no hay un consenso grupal sobre la razón.

Si nadie responde tus posts, no te lo tomes como algo personal.
Si nadie responde tus posts, no te lo tomes como algo personal.

En su explicación original, Warnock hizo una lista de cinco razones por las que nadie puede responder un escrito virtual:

  • La entrada está bien escrita, con la información correcta y por ende no necesita ningún comentario más que “sí, lo que él dijo”.
  • La entrada es completamente incorrecta y nadie quiere gastar sus energías en remarcarlo.
  • Nadie leyó la entrada, por alguna razón.
  • Nadie entendió lo escrito y, por razones que desconocemos, no se pide clarificación.
  • Nadie esta interesado en el post, sea por la razón que sea.

Pero aún hay más razones por las que esto puede ocurrir, como que el hecho de responder correctamente requiere de toda una investigación previa, para lo que el usuario no tiene el tiempo necesario. O tal vez el usuario está interesado en el tema, pero no se siente calificado para comentar. Como se puede ver, las razones son infinitas, pero nunca las sabremos a menos que alguien comente diciéndolo. ¡Qué dilema!

Por supuesto, esto es más un ejercicio de imaginación que un verdadero dilema y, aún así, ni siquiera esa palabra se aplica. Técnicamente hablando, el supuesto Dilema de Warnock es un polilema, es decir, un argumento formado por varias proposiciones contrarias, a diferencia de solo dos, como ocurre en los dilemas. Pero debido a la popularidad que tomó la palabra en su momento, se la utilizó para describir una situación complicada, con un sinnúmero de elecciones («Warnock aplica», por ejemplo).

Lo que queda claro, amigo, es que si alguna vez has subido algo a Internet y nadie te ha respondido, existen razones para pensar que el Dilema de Warnock y sus innumerables posibilidades aplican. O, bueno… también es posible nadie te quiera. ¡Y eso sí es un dilema!

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Tomás Garcia

Comentarios

Leave a Reply
  1. Hola,,, te dejo un comentario sin sentido, solo para comentarte que lo leí. Leo casi todos sus post desde hace 10 años aprox, y creo que es la primera vez que me tomo el tiempo para comentar algo. La razón? me da paja completar mis datos cuando dejo el comentario, ya que nunca tengo vinculado mis cuentas de redes sociales.

    Gracias por tanto, y perdón por tan poco!!

  2. Me gustan todos tus contenidos son muy interesantes! Creo que hay que aplicar un poco de lo que nos indica este dilema, dejar algo incompleto o a modo de interrogación (bien visible) para que las personas tengan la necesidad de comentar sin que sea algo que necesite personal calificado en el tema. : ) Saludos desde Medellín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Virtual Machines

Virtual Machines: Excelente proyecto con imágenes y tutoriales para VirtualBox

Los mejores juegos de Bullfrog