Exhibición: Lo que compra un bot en la Deep Web

La Web está repleta de experimentos artísticos y tecnológicos, pero uno de los puntos más interesantes es cuando dichos experimentos logran conectarse con el mundo real. En esta oportunidad, encontramos una exhibición cargada de objetos muy particulares, inspirada en las compras aleatorias que un bot dedicado realiza en la Deep Web.

Las últimas novedades relacionadas con la Deep Web nos llevan una y otra vez al mismo nombre: Operación Onymous. En resumen, una coalición formada por Europol, el FBI y el ICE estadounidense detuvo a diecisiete personas y secuestró 27 portales, incluyendo a Silk Road 2.0 y Doxbin, además de noquear a más de 400 servicios ocultos .onion. Los responsables de la red Tor están trabajando para minimizar o anular las técnicas utilizadas por Onymous, pero la sensación es que la Deep Web ya no parece tan profunda si pueden hacer algo así. En realidad, lo más probable es que esa sensación esté errada. Si la mente humana apenas puede tratar de visualizar lo que es la Web superficial, cualquier intento sobre la Deep Web es completamente fútil. Además de su tamaño, otro aspecto casi imposible de imaginar para el usuario promedio es qué se puede hacer exactamente allí. Sin lugar a dudas, la reputación de la Deep Web es mala, pero también tiene lugar para actividades inesperadas, en este caso, arte.

Deep Web
Pastillas de éxtasis, una de las tantas compras que realizó el bot

Random Darknet Shopper es un bot. Este bot recibe un presupuesto fijo de cien dólares semanales en Bitcoins, y su objetivo es comprar diferentes productos que se encuentren a la venta en la Deep Web. Los objetos son enviados por correo a los responsables de la exhibición “The Darknet: From Memes to Onionland”, presentada en la galería/fundación Kunst Halle St. Gallen. El bot concentra sus operaciones de compra sobre los más de 16 mil artículos publicados en el mercado Agora. La semana pasada compró un par de Nike Air Yeezy 2 proveniente de China, a un precio de 75 dólares. El resto de sus adquisiciones incluyen pastillas de éxtasis, una tarjeta de crédito Visa Platinum, la trilogía completa de El Señor de los Anillos en formato digital, llaves maestras de bomberos, una cartera Louis Vuitton, y una cantidad significativa de cigarrillos Chesterfield Blue.

La apertura de la exhibición se llevó a cabo el pasado 18 de octubre, y quienes tengan el privilegio de visitar Suiza podrán acceder a ella hasta el 11 de enero de 2015. A pesar del perfil delicado que tienen algunos de los ítems, la entrada a la exhibición parece ser apta para todo público, y también se ofrecen actividades artísticas destinadas a los más pequeños.

Deja tu voto

1 punto
Upvote Downvote

Total votes: 3

Upvotes: 2

Upvotes percentage: 66.666667%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 33.333333%

Lisandro Pardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.