in

JVC GC-PX10: Cámara híbrida profesional


No hay choque de culturas entre una cámara de vídeo y una cámara fotográfica, pero si un conflicto de intereses habitual en lo que hace a la distribución de las características de la cámara. Algunas se vuelven idóneas para las fotografías, otras tantas para la grabación de vídeo. En el caso de JVC GC-PX10, las cosas parecen ser un tanto diferente, pues esta cámara híbrida profesional graba imágenes y captura instantáneas con grades capacidades que ahora detallamos.

Anoche me encontraba en el medio de un campo de fútbol repleto de personas admirando el recital de una banda extranjera, y de repente, como imbuido por lo que hoy me tocaría escribir, comencé a divisar las manos que sostenían, en las alturas, cámaras digitales de todas las gamas y variedades posibles. Había profesionales y de las amateurs de consumo masivo, había de las que se centraban en la grabación, y también había de las que tenían como objetivo sacar excelentes fotografías en primer lugar.  Pero en el mercado hay lugar también para aquellas que se destacan por ser híbridas. Es decir, que tienen un enfoque técnico en ambas características, dejando de ser una buena cámara de fotos que toma malos vídeos o al revés, para volverse una buena cámara de vídeo y de fotos. Esta es, al menos, la intención de la nueva JVC GC-PX10.

Recientemente salida del horno, la JVC GC-PX10 se destaca del resto con algunas ventajas que a simple vista se pueden apreciar en la ergonomía que parece brindar su diseño, que resulta estrafalario ante los moldes de los competidores. Con agarre singular de cámara fotográfica pero una extensión del lente a lo cámara de vídeo, el nuevo producto de JVC se destaca también por tener una pantalla táctil LCD de 3 pulgadas movible, ideal para poner los brazos bien arriba al sostenerla en un recital y mirar la pantalla para esquivar a los más altos que siempre se ponen delante de ti.  El zoom óptico de la cámara híbrida alcanza un 10x, teniendo 19x como zoom dinámico y un 64X de zoom digital tomando fotografías y vídeos de 1920 x 1080 a 36 Mbps.

Lo que le da vida a esta cámara híbrida es un procesador FalconBrid Engine y lentes Konica minolta HD, que en conjunto producen un rango de toma de fotografías de 30 por segundo en su máxima resolución (12 MP) o 60 tomas por segundo a 8 MP, con lo que las cámaras lentas a 300 fps son toda una realidad también, aunque con una resolución demasiado limitada en comparación (640 x 360). Además de lo dicho, la cámara viene con una memoria interna de 32GB extensible a través de tarjetas SD. El precio de la cámara híbrida de JVC asciende a unos 900 dólares y se espera que luego de Octubre esté pronto circulando entre los fotógrafos y los petizos asistentes a recitales.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Nico Varonas

Comentarios

Leave a Reply
  1. definitivamente quiero una…. es el dolor de cabeza de todos los que trabajamos con imagen y video…. saber que tienes que tener dos heeramientas a la mano… pero con esto…. es un poco mas comodo 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Juegos Online de la Semana (06/10/11)

3M presenta paneles solares transparentes