in

No me gustaNo me gusta

La «Caja de Dopamina»: Cómo convertir pequeñas tareas en recompensas a puro DIY

¿Sientes que no puedes terminar nada durante el día? Tal vez esto ayude


Caja de Dopamina

Trata de visualizar tu rutina por un momento. ¿En qué consiste? ¿Trabajar, limpiar, cocinar, atender a tus mascotas, hacer ejercicio? ¿Acaso logras cumplir con todo, o hay algo que siempre queda pendiente? Si bien es posible que tu agenda esté demasiado cargada, también existe otra posibilidad, y es que necesitas un estímulo adicional, una recompensa extra por cada tarea terminada. La «Caja de Dopamina» diseñada por Mike Boyd va en esa dirección: Seis objetivos por día, seis interruptores, y el objetivo de que todos cambien de posición.


Lo admito: No soy ningún ejemplo rutilante de actividad. De hecho, hay días en los que no quiero salir de la cama, e imagino que te ha pasado algo similar, especialmente en estos días de pandemia. Horas eternas, meses que se vuelven humo, el tiempo pierde su sentido, y cualquier idea de organización vuela por los aires. Posponemos, y posponemos, y posponemos otra vez. Paladines de la procrastinación… pero no tiene por qué ser así, ¿verdad?

Entonces, ¿qué se necesita? ¿Cuál es la «chispa», por así decirlo? Muchas flechas apuntan en la dirección de la dopamina, miembro del llamado «cuarteto de la felicidad» junto a la endorfina, la serotonina y la oxitocina. Pequeñas recompensas, algo que nos haga sentir aliviados y sonreír. Una acción que podamos repetir día tras día. En otras palabras… una caja con seis interruptores.



Mike Boyd lo explica en su canal. Antes de dormir, escribe una lista con las actividades que planea realizar al día siguiente, y seis de ellas se convirtieron en una especie de mínimo básico para él: «Alimentar a su gato y vaciar el lavavajillas», «ducha-cepillo-hilo dental», «tomar suplementos», «limpiar y ordenar ropa», «ejercicio físico por 45 minutos», y «prepararse para ir a la cama». Aún si todo lo demás en la lista no se cumple, al completar esas seis tareas se siente mucho mejor, y más satisfecho.

La «Caja de Dopamina» no hace más que reemplazar a la lista tradicional, pero al mismo tiempo amplifica un poco el factor de recompensa. Cada vez que finaliza una actividad, baja el interruptor correcto y sigue con el resto. Si completa las seis, es premiado con el tablero cubierto de verde, y una luz del mismo color en la parte superior. Mike también menciona que su idea no es necesariamente nueva. Simone Giertz (la genia que transformó a su coche en ratón de ordenador y a su Tesla en camioneta) creó algo similar, extendido a los 365 días del año. En cambio, esta versión se limita a seis tareas diarias, no más.



Después de un prototipo en madera, problemas con el pack de baterías, LEDs demasiado luminosos, un Arduino colgando en la parte posterior y un nido de cables, la Caja de Dopamina adoptó un diseño en acero inoxidable que se ve genial. Todos los archivos asociados al proyecto fueron compartidos en Google Drive, y como siempre, hay margen para improvisar.


Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0
corinne russell red

Enlaces Recomendados de la Semana (N°583)

«Muñecos Nucleares»: Perturbadores maniquíes y casas falsas en pruebas atómicas (galería)