in

Observa el trasplante de cara más complejo del mundo

Un intento de rescate, un techo en llamas colapsado, y la vida de un bombero que cambia para siempre. Patrick Hardison quedó completamente desfigurado después de aquel accidente, pero gracias a la donación de un joven de 26 años y el titánico esfuerzo de 150 expertos, recibió lo que hoy se considera el trasplante de cara más complejo del mundo, que incluye cuero cabelludo, orejas, labios, párpados y nariz.

Tratemos de imaginarlo por un momento: Un bombero ingresa a una casa envuelta en llamas. A pesar de su habilidad y su entrenamiento previo, el destino le presenta una situación casi imposible de superar. Patrick Hardison logró sobrevivr al techo que cayó sobre su cabeza, pero el precio a pagar fue enorme: Su rostro. El daño total fue tan extenso, que Hardison quedó más allá de cualquier proceso tradicional, y la opción más viable para su recuperación resultó ser un trasplante completo de cara. Cuando decimos «completo», hablamos también del cuero cabelludo, las orejas, los labios, los párpados (críticos para mantener a raya la ceguera que lo acechaba) y la nariz.

 

El Centro Médico Langone de la Universidad de New York fue el lugar en el que Hardison se sometió a esta impresionante intervención de 26 horas, y que estuvo a cargo del doctor Eduardo Rodríguez, acompañado por un equipo de 150 expertos. También debemos reconocer al donante, David Rodebaugh de 26 años, quien falleció luego de sufrir un accidente con una bicicleta BMX, y a su familia, que brindó la autorización necesaria para llevar a cabo el trasplante. Catorce años después de aquel terrible incendio, Hardison puede ahora dormir con los ojos cerrados y parpadear. El costo total de la operación promedia el millón de dólares, que será cubierto en su totalidad por la universidad.

¿Qué sigue para Hardison a partir de ahora? De más está decirlo, habrá un cuidadoso seguimiento con el objetivo de monitorear su evolución, y detectar cualquier indicio de rechazo que pueda manifestarse. Pero además de la contundencia que ofrecen las imágenes, los médicos consideran a la intervención un éxito total por una simple razón: Luego del trasplante, llevaron a Hardison a un centro comercial para comprar ropa nueva, y pasó completamente desapercibido. A simple vista, parece una persona con una reacción alérgica, pero nada más que eso. Felicitaciones para todos los involucrados, se trata de un logro extraordinario para la ciencia y la medicina.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

3 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volta Flyer: Avión en miniatura a energía solar

Juegos Online de la semana (19/11/15)