in

Orbity: Un simulador orbital que te hará ver las estrellas

Casi como el QWOP… pero con una nave espacial


Orbity

Imagina que controlas a una pequeña nave tratando de entrar en órbita. Dejas atrás la Tierra, aceleras y… boom: Chocas con un trozo de basura espacial. Lo intentas de nuevo, y esta vez golpeas a otra nave. Tercera prueba, no aceleras lo suficiente, y terminas como huevo frito en la superficie del planeta. Crees que la cuarta vez es la vencida, aceleras demasiado, y explotas en el cinturón de asteroides. ¿Lo más extraño de todo? Siempre vuelves por más. Esa es la oferta de Orbity. Su mecánica de «vuela-muere-repite» es cruel, pero quedarás conectado de inmediato.

Algunos juegos no son reconocidos por ofrecer piedad. Uno de los primeros que me viene a la mente es Dark Souls, y lo mismo se extiende a sus secuelas. En lo personal he sufrido con FTL, RimWorld, y básicamente cada roguelike decidido a arruinarme la vida (y la partida) con una mala tirada de dados. Pero después están aquellos juegos que son muy difíciles de controlar. Muchos simuladores requieren varias horas de preparación antes de permitir cierta «comodidad» en las partidas (Elite: Dangerous), y otros te arrojan a la sartén sin tutoriales o instrucciones básicas (Cultist Simulator). Con eso en mente, recibí el enlace de un juego en línea llamado Orbity. ¿La misión? Colocar una pequeña nave en órbita. Si pude hacer eso en Kerbal Space Program, supongo que no debería ser tan duro, ¿verdad…?

Bueno… sí. Es una verdadera pesadilla. En primer lugar, los controles de nuestra nave son muy limitados, al igual que la integridad física y el combustible disponible. Eso significa que además de entrar en órbita con máxima eficiencia, debemos guardar lo suficiente para desacelerar y volver a la Tierra en una pieza. Como si eso fuera poco, la órbita terrestre es un caos. Naves, rocas, más naves, más rocas… la navegación en Orbity una de las expresiones más puras de caos que hemos visto. Con cada vuelo (y cada explosión) acumulamos experiencia que luego será utilizada para desbloquear funciones adicionales, como una mayor maniobrabilidad, más salud y combustible, regeneración, y velocidad de rotación, entre otras cosas.

Orbity
«¡Estoy volando, esto–!» – «¡BOOM!»

En resumen, Orbity combina la esencia de QWOP y Cookie Clicker bajo el contexto de exploración espacial. Controlar a esa pequeña nave es muy difícil, pero antes de que lo imagines habrás invertido una escalofriante cantidad de tiempo, sólo para festejar un par de vueltas alrededor de la Tierra y morir. Dos recomendaciones: Crea una cuenta para liberar todos los controles, y utiliza Chrome, porque no funciona muy bien en Firefox.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

“Return of the Tentacle”: Secuela no oficial del clásico “Day of the Tentacle”

Drone Awards 2018: Las mejores fotografías aéreas del año (Galería)