¿Qué sucedería si el mundo dejara de girar?

Supongamos por un momento que nuestro planeta dejase de girar repentinamente sobre sí mismo. No es difícil imaginar unas cuantas catástrofes asociadas al evento, ya que un punto situado sobre el ecuador se mueve con una velocidad lineal de unos 1666 kilómetros por hora. Dejando de lado los motivos de la detención del giro, podemos intentar especular sobre las consecuencias que este tendría. ¿Que ocurriría con los océanos? ¿Y con las ciudades? ¿Sería el fin de la humanidad? Sigue leyendo y entérate.

La Tierra completa un giro sobre sí misma cada (aproximadamente) 24 horas. Ese es el motivo de la sucesión de días y noches que experimentamos, ya que a medida que el planeta rota sobre su eje, diferentes partes de su superficie van quedando expuestas a la luz proveniente del Sol. El perímetro de nuestro planeta, medido sobre el ecuador, es de 40.000 kilómetros. No es extraño que se trate de un número redondo, ya que originalmente -en 1791- se definió al metro como la “diezmillonésima parte de la distancia que separa el polo de la línea del ecuador terrestre”. Con estos dos valores podemos calcular la velocidad lineal a la que se desplaza un cuerpo situado sobre el ecuador: basta con dividir los 40,000 kilómetros que recorre cada día por 24 horas para obtener unos bonitos 1666 kilómetros por hora.

Ninguna estructura hecha por el hombre podría resistir un golpe semejante.
Ninguna estructura hecha por el hombre podría resistir un golpe semejante.

Si la Tierra detuviese su movimiento de rotación bruscamente, sufriríamos una catástrofe a escala planetaria. Los océanos, tranquilos como parecen, saldrían despedidos de sus fosas a 1666 km/h, barriendo cualquier cosa que se encuentre a su paso. Cualquier idea previa que uno tenga sobre la definición de “Tsunami” es absolutamente inadecuada para describir el efecto que tendría una ola compuesta por toda el agua de los océanos que avanza a una velocidad de unos 460 metros por segundo.

Ninguna estructura hecha por el hombre podría resistir un golpe semejante. Tampoco quedaría un árbol en pie, y las laderas de las montañas serían “lavadas”, dejando al descubierto rocas que llevan sepultadas millones de años. Con el paso del tiempo el agua buscaría una posición de equilibrio, y las tierras altas volverían a estar secas. Pero como veremos más adelante, la configuración de los océanos sería muy diferente.

Ninguna ciudad sobreviviría a una detención brusca del planeta. Dejando de lado el colosal Tsunami, las fuerzas en juego sobre las estructuras, al producirse la desaceleración brusca, harían que cada ladrillo que compone cada edificio salga disparado. Hay que aclarar que la velocidad calculada anteriormente sólo es válida sobre el ecuador, y a media que nos acercamos a los polos esta velocidad lineal es menor. No obstante, las zonas pobladas -generalmente ubicadas en zonas alejadas de los polos- igualmente quedarían destruidas.

Lo mismo pasaría con las represas, centrales nucleares, depósitos de combustible y todo lo que puedas imaginarte. Primero se derrumbarían, y luego serían barridas por las aguas. El planeta quedaría limpio de ciudades, que serían reemplazadas por grandes extensiones de escombros y trozos de acero.

Las ciudades serían reemplazadas por grandes extensiones de escombros.
Las ciudades serían reemplazadas por grandes extensiones de escombros.

No hay que ser muy listo para darse cuenta que los humanos también saldríamos –literalmente– volando a esa velocidad en el mismo instante que la Tierra dejase de girar. Es posible que algunos sobreviviesen a bordo de un avión, aunque probablemente los tornados con vientos de varios cientos de kilómetros por hora provocados por la inercia de la propia atmósfera (que “querría” seguir girando) los derribase sin contemplaciones. Si estuvieses a bordo de una estación espacial quizás pudieses vivir para contarlo, ya que estás fuera de la Tierra. El problema lo tendrías más tarde, cuando dejasen de llegarte suministros desde el planeta. Como sea, es prácticamente imposible sobrevivir a una detención brusca de la Tierra.

Pero aun si la Tierra se detuviese lentamente (algo que, de hecho, está ocurriendo aunque a un ritmo prácticamente imperceptible) y no fuésemos barridos por las aguas, igualmente las cosas se pondrían bastante feas. En primer lugar, el 50% de nuestro planeta quedaría sumido en una noche eterna, mientas que el resto “disfrutaría” de un día perpetuo. Estos cambios serían catastróficos para la vida, porque producirían una brutal alteración del clima.

La cara de la Tierra que quedará permanentemente orientada hacia el Sol acabaría convertida en un desierto, con temperaturas insoportables que convertirían a los océanos en cuencos hirvientes de los que se levantarían monstruosas columnas de vapor de agua. Esa cantidad de vapor convertiría la atmósfera una especie de invernadero, que a su vez provocaría más cambios climáticos.

Se crearian centenares de volcanes en pocas horas.
Se crearian centenares de volcanes en pocas horas.

Mientras tanto, la “cara oscura de la Tierra”, soportaría temperaturas bajísimas y lluvias torrenciales, que se convertirían en un grueso manto de hielo. Como consecuencia de las extremas diferencias térmicas entre ambas caras (la expuesta al Sol y la oculta), violentos vientos huracanados azotarían constantemente el globo. Si bien no pereceríamos instantáneamente víctimas de la aceleración o los derrumbes de las ciudades, la pasaríamos muy -realmente muy– mal. Existe alguna posibilidad de supervivencia en refugios adecuados, pero a largo plazo sería bastante difícil mantenerse vivo, sobre todo porque el resto de la vida sobre el planeta (que constituye nuestro alimento) quedaría prácticamente reducida a cero.

No hemos considerado en nuestro ejercicio de imaginación los efectos que tendría sobre el planeta la esfera de hierro fundido que conforma su núcleo. Es posible que, al detenerse la tierra, la inercia de esta masa de metal líquido interactuase de formas difícilmente imaginables con las placas tectónicas de la superficie, creando cientos de terremotos de una intensidad jamás vista, originando centenares de volcanes durante el proceso.

Es posible que a esta altura del artículo –suponiendo que hayas llegado hasta aquí- estés pensando que nos hemos drogado con algo en mal estado para ponernos a pensar en estas cosas. Sin embargo, hubo científicos absolutamente respetables que se han planteado la cuestión seriamente, y hasta han elaborado sofisticados modelos informáticos destinados a calcular los efectos que tendría una catástrofe como ésta. En el Applications Prototype Lab, una plataforma experimental de la casa de software de información geográfica ESRI, se elaboró un programa destinado a averiguar qué  les sucedería a los océanos de nuestro planeta si éste dejase de girar.

La gravedad del planeta sería la fuerza dominante sobre las masas de agua.
La gravedad del planeta sería la fuerza dominante sobre las masas de agua.

La respuesta del simulador es sorprendente, aunque se limita a mostrar lo que la física determina. El mapa que acompaña este artículo muestra los resultados de la simulación. Al no existir las fuerzas originadas por el movimiento circular, la gravedad del planeta sería la fuerza dominante sobre las masas de agua. Una gran parte del contenido de los océanos migraría hacia las regiones polares, donde el campo gravitatorio es más fuerte que en el ecuador, debido a la peculiar forma de geoide de la Tierra. De un día para otro aparecerían dos grandes océanos polares, y una gran franja de tierras ecuatoriales emergería de las aguas. La línea roja del mapa representa la divisoria entre los dos nuevos hemisferios según el balance de las aguas entre ellos.

Naturalmente, esto únicamente es un ejercicio imaginario, alejado de cualquier escenario real. Considerar la posibilidad de que nuestro planeta dejara algún día de girar, por cualquier motivo, es absolutamente absurdo, pero no puedes negar que resulta interesante jugar un poco con los resultados que tendría semejante cosa.

Deja tu voto

21 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 21

Upvotes: 21

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Ariel Palazzesi

31 Comments

Deja una respuesta
  1. En el caso de una desaceleraron lenta, todavía podrían sobrevivir algunos millones de humanos en la zona crepuscular si tienen tiempo de construir domos completamente aislados. Y ya volcados en la especulación pura, la atmósfera en la parte soleada estaría bombardeada por tanta energía que simplemente escaparía al espacio, mientras que la atmósfera en la parte oscura se solidificaría completamente.

    No obstante, a nuevas amenazas nuevas posibilidades. Los sobrevivientes podrían subsistir simplemente descongelando el aire a respirar, mientras que la parte diurna los proveería prácticamente de energía ilimitada. Lamentablemente en esas condiciones hipotéticas solo seria habitable una pequeña franja crepuscular, por lo que tendríamos que colonizar el lado oscuro.

    Las buena noticia es que el lado oscuro estaría totalmente solido, por lo que siempre y cuando podamos construir estructuras a temperaturas cercanas al cero absoluto podríamos colonizar mas espacio del que disponemos en estos momentos. Digo, si a alguien le sirve de consuelo.

    • noooo ni siquiera eso sirve de consueloo y donde queda el diaa??? no sobreviviriamoss porque no habri alimentosss ademaasss un proceso de adaptacionn a las nuevas y terribles condicioness seria lento y no habria demasiadas esperanzass de poder soportarlo¡¡¡ SINN COMIDAA N HAY VIDADD¡¡

  2. Es absolutamente sorprendente, me cuesta trabajo imaginar en la gran fragilidad en la que se encuentra nuestro hermoso planeta, de verdad que es un paraiso en el espacio, un lugar que mantiene balances exactos y nosotros los seres que lo habitamos tenemos una gran suerte de estar en el, y no vemos el daño que le hacemos (y que nos hacemos) al contaminarlo como lo estamos haciendo, este articulo me hizo ver de lo que me estoy perdiendo por vivir en la monotonia cotidiana, de ahora en adelante disfrutaré más de las lluvias que tanto me ponen de malas, de ver un amanecer o atardecer, de tocar el pasto o ver un arbol, un arbusto o una flor, de mirar una pecera con sus lindos habitantes, en fin, muchas gracias por estos interesantes y maravillosos articulos, y muchas felicidades a Neo por tener un equipo exelente.

  3. Quisiera que me expliquen, si alguien lo sabe, cómo se originaron y cuáles son las fuerzas que intervienen para mantener girando a los planetas de la forma en que lo hacen…

  4. Jajajaj… Parece sacado del guión de una película de Roland Emmerich.
    Aún asi, sigue siendo especulación e hipotética pura el hecho que la tierra se detenga de golpe, y aunque se detenga mediante desaceleración, aún quedan varios millones de años. Deberíamos preocuparnos más por los problemas que tenemos más a corto plazo como el calentamiento global y el agotamiento de los combustibles fosiles y dejar la detención de la Tierra a la ciencia ficción, de momento.

  5. Este artículo me hace pensar en cierto planeta vecino de color rojo. Después de lo explicado y sabiendo que la información es fidedinga aún siendo una simulación puedo casi afirmar que eso ya le paso a nuestro vecino. Quizás esa civilización huyo hacia nuestro planeta y fueron realmente nuestros ancestros(el eslabon perdido). Los pocos supervivientes pudieron formar parte de egipto, o de los mayas. Es pura especulación, hablar por hablar pero tiene sentido. Neooosaluudoooos!!

  6. Bueno, aun que sólo redujera su velocidad a la mitad seria una catastrofe de proporciones biblicas. Toda la humanidad moriria sin remedio estre otras cosas por el peso, no podriamos levantarnos del suelo, la fuerza centrifuga contraresta la gravedad y hace que un kilo pese eso 1k. Ya sufrió la tierra una deceleración cuando un gran meteorito impactó con la tierra en contradirección y fulmino a los dinos. Hoy en dia no crecen arboles tan grandes por eso mismo, por su propio peso se partirian y los dinos tampoco sobrevivirian. Sólo quedan animales gigantes en el mar, donde el peso no es un problema.

    • Hablas como un experto, ¿acaso eres un entendido de la materia?

      No lo digo por vacilarte, pero que "la fuerza centrifuga contraresta la gravedad" me suena un poco "lol", aunque lo mejor es lo de "hace que un kilo pese eso 1k". ¿y como sabes que fue un meteorito que choco a contradireccion lo que acabo con los dinosaurios?

      No se, pero dices cosas que no tienen fundamento alguno como lo de los arboles. Personalmente, creo que la unica razon por la que los arboles no crecen "tan grandes" es por que los talamos antes, aun asi, tengo entendido que en america del norte existen unos arboles llamados secuoyas….. y te aseguro que son arboles colosales, solo busca secuoya en google.

      Y para terminar, que un animal sea mas grande o menos grande, no influye tanto el hecho del peso en agua o tierra, si no mas bien, la cantidad de alimento que haya disponible. Digo esto, por que suele ser que en las regiones mas ricas en alimento, donde estan los animales mas grandes.

      un saludo

  7. Otro efecto de la posible parada de la tierra, seria que la gente saldria despedida por el aire a 1666km/h ¿no?, menos los que esten dentro de los edificios, que se dejarian los morros en las paredes, xD.

  8. lo que no entiendo es que si vas en un avion y la tierra se detiene de momnto, el aire haga caer el avion, yo pienso que el avion no se veria afectado ya que se moveria con el aire. ¿NO?

  9. mmmmm yo la verdad no creo que se detenga asi como asi y ademas se me hace imposible que deje de girar de golpe ya que como alguien en los comentarios lo decia como en un auto cuando frenamos brusco pero por muy brusco que frenaramos no se detiene al momento que pisamos el freno tarda muy poco tal ves pero tarda por la inercia, lo mismo pasaria con la tierra la inercia reduciria el freno de golpe de la tierra o no lo creen?

  10. Hola, el articulo es muy interesante y di con el porque estoy buscando informacion sobre un libro que tenia un tema relacionado y lastimosamente no pude terminar de leerlo, eso fue hace mucho y no recuerdo nada acerca del autor o el titulo.

    En la introduccion del libro hablaba sobre un planeta que inicialmente no giraba y describia dos zonas, al igual que este articulo, una muy fria y la otra muy caliente. Los animales que vivian en la zona intermedia(zona crepuscular) debian ser muy fuertes para soportar el clima, algo asi como los dinosaurios. Tambien hablaba de si existiera la posibilidad de hacerlo girar y muchas analogias con la parte inicial de la biblia… como que donde hubo oscuridad ahora habria luz, etc.

    En fin, si alguien supiera algo del libro del que estoy hablando le estaria muy agradecido que me pasara alguna informacion, he revisado informacion sobre libros de J.J. Benitez pero sin suerte.

    Saludos
    Ale

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.