in

Thug lifeThug life

Retroinformática: IBM PC (1981)


Si tuviésemos que elegir un ordenador cuya aparición cambió para siempre la historia de la informática posiblemente seria el IBM PC. Puesto a la venta el 12 de agosto de 1981 se convirtió en un estándar de facto que hoy, a días de cumplir los 30 años de vida, sigue siendo respetado y honrado por cientos de millones de ordenadores modernos. Sin disco duro, con solo 64KB de RAM, una (o dos) unidades de disco flexible de 5 1/4″ de una sola cara y un monitor de fósforo verde que quemaba las retinas, este ordenador estableció las bases que cientos de fabricantes alrededor del mundo respetarían a la hora de construir sus equipos y periféricos. Te vamos a contar la historia del primerPC”, la máquina que podrías considerar “el abuelito” de la que usas hoy.

A lo largo de la década de 1970 la informática dejó de ser algo al alcance de unos pocos para convertirse en popular. La aparición de equipos como el Altair 8800 o el IMSAI 8080 posibilitaron a miles de hobbystas disponer de un ordenador en casa, algo que hasta ese momento era prácticamente imposible. En 1980 ya se podían comprar ordenadores cuyo aspecto y forma de uso eran similares a los actuales. Los paneles llenos de luces y llaves habían dado lugar a teclados y terminales de vídeo, y los lenguajes de programación convertían el proceso de programar un ordenador en algo relativamente fácil. Máquinas como el Apple II o el Commodore PET se vendían como pan caliente, y los directivos de IBM (International Business Machines) comenzaron a pensar que quizás no sería mala idea crear una linea de ordenadores más pequeños que los mainframes, destinados a la pequeña empresa o incluso al profesional o estudiante había descubierto las ventajas de tener uno en casa.

Esta máquina está a punto de cumplir 30 años.

Don Estridge, del IBM Entry Systems Division en Boca Raton, Florida, fue designado por los responsables de la empresa como director del proyecto y debía proporciona a la firma un producto capaz de competir con los productos de 8 bits de la época. Fue denominado Project Chess (Proyecto Ajedrez) y un grupo de doce personas fue afectado a él. En general, IBM diseñaba y construía cada una de las partes de sus equipos, pero estaba claro que si seguían a rajatabla los protocolos normales de la compañía, nunca lograrían tener el producto listo en un tiempo razonable. Así fue como Estridge, junto a Lewis Eggebrecht en el papel de Diseñador en Jefe, recibió carta blanca para saltarse las restricciones habituales y utilizar piezas proporcionadas por diversos fabricantes de varios países. Decidieron utilizar un monitor que había sido desarrollado previamente por la IBM Japón, y una impresora que fabricaba Epson.

Placa madre del IBM PC de 1981

El equipo de IBM se concentró en el diseño de las “tripas” de la máquina. Lo primero fue elegir el microprocesador adecuado, y durante algunos días consideraron emplear el IBM 801, un modelo RISC que, junto a un sistema operativo adecuado, habían desarrollado los ingenieros del Thomas J. Watson Research Center en Yorktown Heights (NY). Era un chip al menos diez veces más poderoso que el Intel 8088 que finalmente se utilizó, y el sistema operativo dejaba al DOS que más tarde proveería Microsoft a la altura de un juguete, pero dado que se disponía de poco tiempo, los hombres a cargo de Estridge se decantaron por el chip de Intel, cuya menor complejidad les garantizaba un rápido desarrollo de los subsistemas asociados. Es difícil predecir que dirección hubiese tomado la industria si se hubiese optado por el IBM 801 y su SO, pero seguramente ni Intel ni Microsoft serían lo que son en la actualidad.

Memoria RAM: de 64KB a 256KB.

En el catálogo de IBM se encontraba el Datamaster, un microcomputador orientado a las empresas de tamaño medio que se basaba en el micro de Intel. Buena parte del trabajo realizado durante el diseño de esa máquina se utilizó a lo largo del desarrollo del que sería el IBM PC. Las señales disponibles en los conectores de expansión de 62 vías coinciden casi plenamente con las del Datamaster. En total, el equipo de Boca Ratón demoró aproximadamente un año en tener listo el nuevo ordenador. Puede parecer un tiempo bastante largo, pero para lo que acostumbraba a demorar IBM en poner a punto un equipo nuevo fue prácticamente un instante. Finalmente, el 12 de agosto de 1981, el ordenador fue presentado en sociedad. Para aprovechar el renombre su plataforma 5100 presentada en 1975 IBM denominó al nuevo sistema con el nombre 5150, aunque ambos equipos no tenían nada en común. A pesar de ello, la máquina sería conocida como el “IBM PC”, por “Personal Computer”, un término que ya había sido usado en 1972 por Xerox al presentar su sistema Alto, o por Edward Roberts  al presentar el Altair 8800 en 1975.

El monitor IBM 5151, del IBM PC

Sus características básicas incluían 64KB de RAM (ampliables internamente mediante chips sueltos hasta 256KB), teclado de 83 teclas, una o dos unidades de disquetes de 5,25 pulgadas y 360KB por disco (doble densidad, una sola cara), interfase para grabador de cintas de casete, monitor IBM 5151 de fosforo verde (P39) y el DOS “aportado” por la empresa de Bill Gates. Con un solo floppy costaba 3005 dólares de la época, unos 7500 dólares “actuales. Uno tiende a pesar de que un PC es una máquina muy superior a -por ejemplo- un Commodore 64. Y actualmente lo es, ya que cualquier PC moderno es miles de veces más potente que la mejor máquina de 8 bits. Pero en 1981, y dejando de lado su arquitectura de “casi 16 bits” (el micro era de 16 bits pero su bus de datos externo era de 8, para poder utilizar periféricos baratos), el IBM PC no era algo tan avanzado. Por supuesto, el hecho de contar con el respaldo de una marca como IBM permitió al 5150 superar cualquier pronóstico de ventas que se hubiese hecho previamente.

La tarjeta de vídeo mide unos 35 cm. de largo

IBM, intentando proporcionar a su nuevo equipo una buena cantidad de periféricos, publicó una guía llamada “IBM PC Technical Reference Manual” en la que se proporcionaban desde los diagramas completos de los circuitos hasta el listado del código fuente del contenido de la ROM BIOS. Toda esta información de ingeniería serviría para que solo seis semanas después de presentado el equipo, en el marco del COMDEX de 1981, una empresa llamada Tecmar presentase unos 20 productos para el PC, entre los que se encontraban desde una expansión de memoria hasta un sistema de adquisición de datos mediante IEEE-488. De esta manera IBM logró que su ordenador fuese enormemente popular, ya que cientos de empresas comenzaron a proveer accesorios de bajo costo, compatibles con el IBM 5150. Pero pronto se arrepentirían de esta jugada.

Con un solo floppy costaba 3005 dólares de la época.

Los responsables de IBM esperaban que al retener los derechos de autor de las rutinas del BIOS de la máquina pudiesen controlar el mercado. En otras palabras, si un empresario decidía crear una máquina compatible con el IBM PC podría hacerlo, pero debía pagar a esta un dinero por utilizar su BIOS. El BIOS (Basic Input Output System), recordemos, es lo que permitía al hardware basado en Intel ejecutar programas DOS. Desafortunadamente para IBM (y afortunadamente para los usuarios), la industria rápidamente realizó un trabajo de ingeniería inversa sobre este BIOS y produjeron versiones compatibles que no debían pagar derechos de uso. Antes que hubiese transcurrido un año, en junio de 1982, la empresa Columbia Data Products presentó el primer “clon” del IBM PC. Era una máquina que esencialmente hacia lo mismo que la de IBM, pero costaba menos. Este fue el puntapié inicial de la popularización de la plataforma, y de la perdida de control por parte de IBM.

Poco a poco el gigante azul comenzó a perder el control sobre la plataforma que había creado. A pesar de que sus productos se vendían bien, decenas de empresas producían máquinas (muchas veces más poderosas) a un precio menor. Compaq Computer Corporation, por ejemplo, anunció el primer portable compatible con IBM PC, el Compaq Portable, antes que el inventor de la plataforma tuviese uno a la venta. Y la misma empresa, algunos años más tarde, crearía el primer ordenador “PC compatible” basado en un Intel 80386. Con el tiempo, la aparición de muchas empresas como Compaq harían bajar tanto el precio de los ordenadores que la propia IBM, en el año 2004, decidiría vender su división de ordenadores personales a Lenovo y no fabricaría mas “PCs”.

Mucho tiempo ha pasado, y nos parece imposible que millones de personas pagasen varios miles dólares por un ordenador de esas características. Sin embargo, el IBM PC nacido hace 30 años fue una máquina que, a pesar de no disponer de sonidos ni colores atractivos como sus competidores de 8 bits, cambió la forma en que se trabajaba en las oficinas. Hoy día la plataforma PC domina cómodamente el mercado, y posiblemente lo siga haciendo durante mucho tiempo.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ariel Palazzesi

Comentarios

Leave a Reply
  1. vivi concientemente la aparicion del pc de ibm, habia estado trabajando anteriormente con maquinas NEC, excelentes (), y -realmente- la aparicion del modelo ibm no me causo ninguna impresion, es mas, en aquel momento lo considere un paso atras, la maquina NEC era excelente, y de su pantalla…¡ni hablar! resolucion 640×400, 16 colores…¿se imaginan pasar a 320×240, a 4 colores?

  2. No es que el PC de IBM halla sido un hito tecnico como lo fueron la Altair u otras máquinas, fue un hito comercial. Popularizo la computación y la volvió asequible a la mayoría. Es histórica por que trajo la computación a mucha gente y desde entonces nada fue igual.

  3. Realmente bueno el articulo llevo 23 años trabajando en informatica y puedo decir que el cambio ha sido brutal y gracias a esa maquinita hoy en día podemos disfrutar de esta pagina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Enlaces Recomendados de la Semana (Nº113)

Detector de Lámparas Quemadas (DIY)