in

Un paseo en 3D por la Estación Espacial

Estación Espacial Internacional. Microgravedad. Una cámara 3D. Astronautas con un poco de tiempo en sus manos. Y un vídeo en YouTube. La combinación de estos factores da como resultado un excelente vídeo en el que podrás explorar la estación con tus gafas 3D. Ah, también colocaron una cámara GoPro en el interior de una burbuja de agua flotante. (?)

La Estación Espacial Internacional se mantiene a 430 kilómetros sobre la superficie terrestre, orbitando el planeta a una velocidad de 7.6 kilómetros por segundo. Actualmente, sus seis tripulantes forman parte de la llamada Expedición 41, que comenzó el pasado 10 de septiembre. Entre los miembros de la tripulación se destaca Yelena Serova, la cuarta cosmonauta rusa en ir al espacio, y la primera en ser parte de la Estación Espacial. El comienzo formal para la Expedición 42 será el próximo 23 de noviembre, pero ya llegaremos a eso si tenemos la oportunidad. Lo que nos trae aquí hoy es este vídeo filmado en 3D por Don Pettit, astronauta de la Expedición 31. Técnicamente, eso le da al vídeo unos dos años de antigüedad, pero la magia de la digitalización resiste a la perfección el paso del tiempo. ¿Tienes tus gafas a la mano? Entonces, disfruta.

 

El segundo vídeo es un poco más cercano a nosotros en el calendario. Durante la Expedición 40, Steve Swanson (que ya regresó a la Tierra después de haber actuado como comandante), Reid Wiseman y Alexander Gerst exploraron el fenómeno de la tensión en la superficie del agua cuando se ve sometida a microgravedad. Para ello, tuvieron la curiosa idea de tomar una cámara GoPro y “sumergirla” en una esfera de agua con un tamaño similar al de una pelota de sóftbol. A este ritmo, creo que lo único que le falta a los desarrolladores de las cámaras GoPro es enviar una a Marte. El segundo vídeo también posee una versión en 3D, disponible a través de este enlace.

 

El “truco” con la cámara GoPro nos recuerda la cantidad de experimentos que se pueden llevar a cabo a bordo de la estación espacial. El acceso a la microgravedad abre un amplio abanico de posibilidades, extendiéndose incluso a proyectos provenientes de escuelas y universidades. Lamentablemente, este último punto ha sufrido una interrupción temporal tras el incidente con el cohete Antares, que explotó durante su lanzamiento el pasado 28 de octubre. Esperamos que las operaciones se reanuden a la brevedad, y que otras iniciativas puedan aprovechar muy pronto las condiciones únicas que ofrece la Estación Espacial Internacional.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Las diez canciones más fáciles de reconocer

La EFF quiere “revivir” juegos online abandonados