Cómo sacar buenas fotografías con la cámara de tu móvil

Cómo sacar buenas fotografías con la cámara de tu móvil

5 Flares Twitter 3 Facebook 0 Google+ 2 Pin It Share 0 Email -- 5 Flares ×

Las cámaras fotográficas digitales de los móviles están por todas partes, en cualquier lugar y momento de nuestras vidas. Están para captar la noticia en el preciso instante en que ocurre; para dejar constancia de algo que no podríamos recordar de otra manera; o simplemente por diversión.

Hoy, los móviles son un objeto recurrente en nuestras vidas y, gracias a ellos, la práctica fotográfica se ha desarrollado a niveles altísimos. ¡Todo el mundo se ha convertido en un potencial fotógrafo! Los móviles están ahí, siempre al alcance de tu mano. Ya era hora que hablemos al respecto. Por eso, en este informe reunimos algunos de los consejos más importantes a tener en cuenta a la hora de aprovechar esa minúscula cámara incorporada al móvil de la mejor manera.

Hay cientos y cientos de modelos con cámaras digitales incorporadas en el mercado. Esta guía de consejos puede ser aplicada a cualquiera de ellos.

Cualquier modelo vale
Comencemos con algunas apreciaciones que bien valen aclarar. Primero en principal, la calidad final de tus fotografías, en cuanto a resolución, estará limitada por la capacidad máxima de megapixeles de la cámara de tu móvil. Lo cual no significa que un móvil con una cámara anticuada tome horrendas fotografías. Claro que no.

No necesariamente necesitas del último modelo de móvil para tomar buenas fotografías, tampoco. La cantidad de megapixeles sólo varía la resolución final de la fotografía, y no la inteligente composición, el encuadre adecuado, o el buen uso de la iluminación que un buen fotógrafo sabe aprovechar.

Hoy en día, los móviles de entre 2 y 5 megapixeles de resolución son muy comunes. Pronto, los de 10 megapixeles, y más aún, serán cosa de todos los días.

Resolución, iluminación y distancia
Antes que nada, procura configurar tu móvil en su modalidad de la más alta resolución disponible. Olvídate del ahorro de espacio en la tarjeta de memoria, o el almacenamiento interno del aparato.

Cualquier fotografía que tomes, ya sea con un móvil o una cámara profesional, necesita de luz. Sin luz no hay fotografías. Así que, cuanto mejor iluminada la escena, mejores imágenes obtendrás. Esta es la ley primera de la fotografía. Nunca la olvides.

Ten en cuenta que existen dos tipos de escenarios posibles: las exteriores, a la luz del sol, y las interiores con iluminación artificial o nocturnas. En caso de encontrarte en situaciones interiores o nocturnas, siempre aprovecha el uso de la “modalidad nocturna” o “bajas luces” de tu móvil –el nombre puede variar de modelo en modelo–.

Otro consejo muy importante es tomar la menor distancia posible del objeto a fotografiar. A menos que te encuentres fotografiando un paisaje –una práctica no tan recomendada para los móviles–, procura mantener la menor distancia posible con personajes u objetos. Mantener cortas distancias de espacio ayuda a recrear mejores composiciones y retratos más personales.

Cómo sacar buenas fotografías con la cámara de tu móvil

Zoom digital, limpieza y… ¡estarse quieto!
Sin importar el modelo de móvil que tengas, ¡no utilices el zoom incorporado! La opción de zoom de las cámaras de los móviles es digital, lo que significa que el agrandamiento de la imagen es falso, produciendo tomas ruidosas, pixeladas y movidas. A menos que cuentes con zoom óptico, pero eso se lo dejamos a los modelos extra sofisticados.

La cámara de tu móvil, al igual que cualquier otra cámara fotográfica, utiliza un lente. El lente está compuesto por una serie de lentillas muy pequeñas que absorben la luz, así que procura mantenerlo limpio. Muy limpio. Hay que eliminar partículas de polvo, suciedad, o marcas de dedos de algún desprevenido desconsiderado. Siempre. Si no lo haces, estarás lidiando con machas de todo tipo al traspasar tus imágenes a un ordenador.

Sin importar la circunstancia particular en la que te encuentres tomando la fotografía, ¡estate lo más quieto posible a la hora de presionar el disparador! Esto evitará imágenes movidas y distorsionadas. Procura esperar unos segundos más incluso después de presionado el disparador. Las cámaras de los móviles no toman las fotografías al instante, algo que no todos saben.

Es muy importante aprovechar ambas manos para sostener el móvil también. La presión que ejerces sobre el disparador cuando utilizas una sola mano puede acabar por mover el móvil hacia todos lados. El más leve movimiento puede ocasionar fotografías distorsionadas.

Últimas apreciaciones

Es posible evitar el retraso de los disparadores desactivando por completo el sonido que emiten al tomar la fotografía. Estos sonidos suelen ser engañosos, porque se detienen incluso antes de tomar la fotografía. No confíes en ellos.

Si tu cámara móvil incorpora la opción de “balance de blancos”, experimenta con ella. El balance de blancos mejora el balance de colores de toda la escena. Suele ser automático, y puede permitirte escoger entre escenarios con influencia de luz fluorescente, incidencia de luz sobre días nublados, días soleados, etc.

Ahora, luego de terminar con esta guía de consejos, no olvides cargar con tu móvil para todos lados y retratar cada instante de tu vida. Eso sí: recuerda que retratar personas ajenas requiere de permiso, sobre todo si piensas hacerlas públicas, o publicarlas en un sitio web.

Una última recomendación: carga las imágenes de tu móvil a tu ordenador y utiliza alguna utilidad de edición de fotografías como Photoshop para corregir colores y experimentar con las herramientas disponibles. Nunca sabes hasta donde podrían llegar los límites de tu imaginación.


  • rafa sosa

    muy buenos los consejos los voy a tomar en cuenta

  • DeepRed82

    Consejo extra:

    Si queréis hacer fotos de cerca, descubrí como hacer una lente macro con lentes de un lector de DVD o CD. os dejo el vídeo por si os interesa…

    http://www.youtube.com/watch?v=Wn1hbGr3VNw