Curiosity está llegando a su nueva casa

46 Flares Twitter 41 Facebook 0 Google+ 5 Pin It Share 0 Email -- 46 Flares ×

En poco más de 24 horas, MSL Curiosity habrá tocado suelo marciano y 8 años de trabajo duro, soñando con el mejor vehículo explorador jamás construido, habrán llegado a su fin para dar paso a una nueva etapa en la aventura espacial del hombre. El éxito de MSL Curiosity permitirá explorar hasta casi cinco kilómetros de capas geológicas y millones de años de evolución que serán estudiados, analizados y comprendidos por el hombre. Pero, ¿y si la misión fracasa durante el proceso de descenso? ¿Sabías que algunos opinan que existe un 60% de posibilidades de fracaso? Sin importar lo que suceda, para todos los científicos que participaron de la construcción del MSL Curiosity, el lunes será un día distinto. Su trabajo habrá terminado y sin dudas, la vida será diferente para ellos. Entérate de todo esto y mucho más en este informe diario; aquí, en NeoTeo.

Entre las actualizaciones que la NASA nos provee en forma permanente, encontramos la noticia de que una tormenta de viento y polvo, que se había formado días atrás en el lugar donde descenderá MSL Curiosity, se ha degradado a solo una nube de polvo que no ocasionará problemas para la maniobra de descenso, según afirmó el responsable científico adjunto del proyecto MSL Curiosity, Ashwin Vasavada. Esto ha traído un significativo alivio a la comunidad científica que estaba atenta a las condiciones climáticas del Cráter Gale. Por este motivo, muchos sitios de información en la web hoy estuvieron muy atentos al desarrollo de este acontecimiento meteorológico en Marte.

Curiosity está llegando a su nueva casa

Un fracaso de la misión resultaría catastrófico para los planes futuros, orientados a lanzamientos de misiones a Marte, sobre todo teniendo en cuenta que MSL Curiosity es una inversión de aproximadamente el equivalente a 2 Mil Millones de Euros y que las misiones de 2016 y 2018 ya han sido canceladas debido a los problemas presupuestarios de la NASA, todo esto sumado a que la agencia espacial siempre ha sido muy criticada por las fallas en las misiones durante el pasado, incluso en tiempos de auge económico. Por lo tanto, convencer al congreso estadounidense de emprender una nueva apuesta millonaria a un experimento que tiene (para algunos) un 60% de posibilidades de salir mal (como es el caso de MSL Curiosity) suena a una realidad poco probable. Un fracaso podría traer una recesión importante para la agencia espacial, como la que ocurrió con la tragedia del Challenger.

Además, NASA hoy nos ha dejado este video explicativo donde nos muestra como será la comunicación durante el descenso del MSL Curiosity y una vez que el vehículo se haya depositado sobre la superficie del planeta. Como mencionamos en el reporte de ayer, las comunicaciones serán a través de una transmisión de datos vía radio a los satélites que orbitan el planeta rojo y desde ellos hacia la Tierra. Si no existiera este soporte técnico allí presente (los satélites), que funcionará como un sistema repetidor, las señales iniciales, provenientes desde MSL Curiosity, podrían llegar a demorar muchas horas, incluso días en llegar a la Tierra. De este modo, se podrá realizar un seguimiento en tiempo (casi) real del descenso.

Además, otra de las notas de color del día de ayer, fue la publicación que realizó en su blog personal Ashwin Vasavada (la primera persona que aparece hablando en el video “7 Minutos de Terror”). En su publicación, cuenta la emoción y la esperanza que tienen los 3000 ingenieros que trabajaron durante 8 largos años en la construcción del MSL Curiosity. Además, resalta que más allá de que la misión finalice con éxito o no, todos van a llegar a un lugar diferente en sus vidas en la mañana del lunes, y todo lo que han experimentado hasta ese momento sublime del descenso, el éxito, los retos, la excitación nerviosa y la camaradería, serán un recuerdo que se desvanecerá con el tiempo. Habrán sido sólo compañeros de trabajo. Algunos habrán forjado una buena relación, otros no, pero lo que sin dudas sucederá es que la vida será diferente. Con total seguridad en sus palabras, Vasavada experimenta la rara sensación que se siente cada vez que un ciclo termina y se da paso a otro, como en este caso en que la mayoría de los ingenieros serán asignados a otras misiones y los años de duro trabajo (a veces enloquecedor) habrán llegado a un final feliz en que todos celebrarán con gran algarabía. Una lectura muy interesante, profunda y recomendada que te dejamos como enlace al final del artículo.

Curiosity está llegando a su nueva casa

Como último comentario, antes del informe diario de la NASA, te dejamos otro enlace a un artículo donde hay una nota que habla de una persona que seguramente no conozcas. Miguel San Martin. Según sus palabras, él no maneja el “joystick” y lo que hace, para muchos, puede parecer algo similar a un videojuego, pero está muy lejos de serlo. Entérate quién este soñador que hoy tiene uno de los trabajos cruciales para llevar a MSL Curiosity hasta su destino final.

Informe del 04 de agosto de 2012

MSL Curiosity se acerca cada vez más a su nueva casa y con Marte cada vez más cerca, la misión está en las etapas finales de preparación para la entrada y descenso en el planeta rojo a las 05:31 Hora GMT de este lunes, 6 de Agosto de 2012. MSL Curiosity se mantiene en buen estado de salud, con todos los sistemas operativos en buenas condiciones, tal como se esperaba. Hoy, el equipo de vuelo mantuvo un enlace de datos con la nave y confirmó la realización de comandos para hacer pequeñas correcciones en los parámetros y  puntos de referencia de navegación de la nave. Esta tarde, como parte de la secuencia autónoma de actividades que llevarán a MSL Curiosity al descenso, los calentadores comenzaron a  preparar a los ocho motores que forman parte del sistema de propulsión para el descenso de la nave. A partir de las 17:25 GMT, MSL Curiosity se encontraba a aproximadamente 420.039 kilómetros de Marte, acercándose a un poco más de 12.873 Kilómetros por Hora (8 Mil Millas por Hora).


Avatar de Mario
Autor: Mario