Google «compró» la división de smartphones de HTC

El número mágico es de 1.100 millones de dólares

La historia nos dice que Google pagó 12.500 millones de dólares por Motorola Mobility en agosto de 2011, sólo para venderla a una fracción de ese valor dos años y medio más tarde. Cada vez que el gigante de Mountain View quiso ingresar de lleno a un mercado específico de hardware encontró una enorme cantidad de obstáculos, por lo tanto, la adquisición parcial de HTC suena mucho más razonable. El acuerdo incluye 1.100 millones de dólares en efectivo, transferencias de empleados, y una licencia no exclusiva de la propiedad intelectual de HTC, garantizando así su continuidad como marca.

Los rumores habían ganado mucha fuerza en las últimas horas, pero sugerían un desarrollo completamente diferente. La actualidad de HTC es muy complicada, y una adquisición total a manos de Google no era una opción tan descabellada. De hecho, varios medios especializados se adelantaron y la dieron por confirmada, pero un breve anuncio en el blog oficial revela detalles muy importantes. Para comenzar, Google no llama al proceso «compra», sino un acuerdo. Si obedecemos a la información disponible, dentro de ese acuerdo hay una transferencia de dos mil empleados de HTC (una quinta parte de su plantilla) a las filas de Google, un pago de 1.100 millones de dólares en efectivo, y una licencia no exclusiva sobre la propiedad intelectual.

El primer Android fue de HTC, ¿lo recuerdan?

¿Qué significa esa «licencia no exclusiva»? En términos muy relajados, HTC seguirá como compañía independiente, y continuaremos viendo sus teléfonos en las estanterías. Entonces… ¿qué recibió Google con exactitud? Desde un punto de vista técnico es la «división de smartphones», pero siendo un poco más específicos, se trata del equipo vinculado a los teléfonos Pixel y Pixel XL. En realidad, la relación entre Google y HTC es mucho más estrecha. El primer teléfono Android fue el HTC Dream, y el fabricante taiwanés también estuvo a cargo del Nexus One, para luego diseñar la tablet Nexus 9.

Google acaba de enviar un mensaje muy importante con este acuerdo, y es que busca reclamar un lugar de privilegio en el mercado del hardware. El próximo 4 de octubre se esperan los anuncios de dos nuevos teléfonos Pixel y una Chromebook, sin embargo, hay algo extra. Google parece haber llegado a la conclusión de que el futuro de Android depende de un control mucho más estricto sobre las especificaciones de sus dispositivos, aunque esto podría generar conflictos con sus socios actuales.

Deja tu voto

4 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 4

Upvotes: 4

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%